Advertisement

HomeSpanish

Cómo fomentar la motivación en niños con problemas de aprendizaje y de atención

Aprenda cómo ayudar a los niños a disfrutar el placer del aprendizaje en sí mismo, aun frente a dificultades y frustraciones.

GreatSchools Blog

Por Personal de GreatSchools

  • Esteban tiene 11 años y está en quinto grado. Cuando él lee siempre lo hace titubeando. En los días en que él sabe que lo van a poner a leer en la escuela, él siempre termina con dolor de estómago.

  • María tiene 9 años y está en tercer grado. Sus problemas de visión y de movimientos interfieren con su escritura, y, por lo tanto, tarda una hora para terminar una sola tarea, y no puede completar las demás. La maestra le pide que escriba más claramente pero ella ya está escribiendo lo mejor que pueda. Ella está perdiendo interés a la escuela.

  • Juan tiene 10 años y está en cuarto grado. A él lo diagnosticaron con trastorno por déficit de atención con hiperactividad o por sus siglas TDAH (en inglés, Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder o por sus siglas AD/HD). Le va bién en la escuela, pero solamente cuando se acuerda de llevar los libros a su casa y de entregar sus tareas. La maestra dice que él es un niño desmotivado.

La verdad es que ninguno de estos niños es desmotivado. En realidad ellos sienten mucha motivación para evitar humillaciones y fracasos.

A pesar de que muchos niños con problemas del aprendizaje tienen que esforzarse demasiado para salir bien en la escuela, no todos tienen que luchar emocionalmente para hacerlo. ¿Por qué hay niños motivados y otros que se rinden antes de empezar?

¿Qué disminuye la motivación?

Se han hecho muchas investigaciones durante los últimos años acerca de como motivar niños con discapacidades de aprendizaje o por sus siglas DA (en inglés, Learning Disabilities o LD), o con TDAH. Los resultados de estas investigaciones nos dicen que las razones principales por las cuales estos niños se apartan mentalmente de la escuela son el miedo a fallar, la frustración con el rendimiento inconsistente (bueno un día, regular el próximo), falta de entendimiento de lo que tienen que hacer, problemas emocionales, enojo, o deseo de atención, inclusive atención negativa.

Las acciones o comportamientos que acompañan esta motivación disminuida pueden variar desde el dejar la escuela ("es muy aburrida"), evitar el intentar ("Yo soy muy estúpido, entonces para que tratar?"), payasear (por atención), negar ("a mí no me importa el inglés"), ser impulsivo ("¡Ya acabé!"), o el ser un intimidador (generalmente con alguien que sea más pequeño).

También sabemos que si hay confusión emocional en un niño, el sistema de aprendizaje de su cerebro tiene que utilizar mucha energía en resolver la confusión antes de poder enfocarse en el aprendizaje. Esto significa que usted debe ayudarle a su niño a hablar de sus sentimientos antes de poder descubrir como ayudarle a hacer su tarea de matemáticas o de escritura. Ayúdele a darse cuenta de sus patrones de comportamiento y a entender porque él no se siente motivado para tener éxito en la escuela.

Comments from GreatSchools.org readers

02/1/2012:
"mi hijo es muy distraído en su salón de clase sugiero una orientación para motivarlo con sus tareas a diario y sea un niño interesado en sus estudios sin mas nada que expresar necesito ese favor "
09/28/2011:
"me gustria tener el libro y saber mas ayuadr ninos plob aprendizaje "
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT