Advertisement

HomeSpanish

Cómo ayudar a los niños con DA a enfocarse en la vida luego de la escuela secundaria

Page 2 of 5

GreatSchools Blog

Por Linda Broatch, M.A.

Por qué durante la transición son importantes la evaluación, los planes y los objetivos

La importancia de evaluar las necesidades de la transición, de establecer objetivos para la transición y el planeamiento sobre cómo alcanzar esos objetivos se vuelve clara cuando analizamos las investigaciones sobre el rendimiento de adultos jóvenes con problemas de atención y aprendizaje en la escuela secundaria, en la educación o la capacitación posterior a la escuela secundaria, y en el trabajo.

  • Un informe de 1999 indica que el 14 % de todos los jóvenes en el país, de 18 años de edad o mayores, no se graduó de la escuela secundaria. Sin embargo, se calcula que el 36 % de esos abandonos fue de estudiantes que tenían problemas de aprendizaje. No es sorprendente, que el porcentaje de desempleo entre aquellos que abandonaron la escuela secundaria sean un 40% más alto que en el caso de los que completaron la escuela secundaria.  (Fuente: Centro Nacional de Estadísticas Educativas, 1999)

  • Se pronostica que, para el año 2006, 18 de las 25 ocupaciones principales que alcanzarán un crecimiento mayor y más rápido, con mejores sueldos y bajo nivel de desempleo exigirán, como mínimo, una licenciatura o bachillerato.  (Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales, 1999)

  • A pesar de que el porcentaje de estudiantes con discapacidades de aprendizaje inscriptos en universidades o facultades públicas e independientes con programas de cuatro años de duración, aumentó del 1% en el año 1998 al 2,4% en el año 2000, todavía representa una proporción muy pequeña. "Mientras que los porcentajes de admisión de estudiantes con DA son bajos, la cantidad de esos estudiantes se está incrementando cada año en forma constante", dice el Dr. Loring Brickerhoff, Director de la Oficina de Políticas para Personas con Discapacidad (en inglés, Office of Disability Policy) en el Servicio de Evaluación Educativa (en inglés, Educational Testing Service). "Pienso que hoy en día, el personal de admisión de las universidades pone menos objeciones de las que ponía hace 5 años, para aceptar un estudiante con DA, que sino fuera por ello lo considerarían apto".

Según James R. Patton y Caroline Dunn2 (1998), ya sea que su hijo busque una formación profesional, educación superior o un empleo (o una combinación de ambos) al finalizar la escuela secundaria, hay tres factores esenciales que determinarán la forma en que se enfrentará a los desafíos cotidianos:

  • El conocimiento de una serie de hechos, procedimientos y eventos que son parte de su entorno luego de finalizar la escuela secundaria

  • El dominio de las técnicas específicas que se necesitan para desempeñarse en muchos de los ambientes en los que deba actuar

  • La identificación, el acceso y el uso de una variedad de recursos de apoyo y de servicios que pueden ayudarlo a enfrentar los hechos de todos los días.

Ya sea que su hijo esté en una escuela privada o pública, y que reciba o no servicios de educación o adaptaciones especiales de acuerdo a la ley federal, la calidad de los servicios de transición varía ampliamente de una escuela a otra, afectando la manera en que la escuela:

  • Evalúa las aptitudes vocacionales y los intereses de su hijo

  • Identifica las necesidades de su hijo para la transición, en áreas como la educación superior, los programas de formación profesional o empleo, así como la capacidad para desenvolverse en la vida diaria

  • Ayuda a su hijo a desarrollar objetivos, planes y técnicas para la transición

En un artículo de 1996 sobre el planeamiento de la transición, el doctor Dunn3 informó que los modelos para el planeamiento de la transición para los estudiantes con DA se han quedado rezagados con respecto a los modelos para los niños con otros tipos de discapacidades. Hasta principios o mediados de la década de 1990 el planeamiento de la transición se otorgó principalmente a aquellos estudiantes con discapacidades físicas, emocionales y cognoscitivas graves. La discapacidad de aprendizaje en los jóvenes se consideraba una discapacidad "leve" que no requería de apoyo para la transición. Durante los últimos 10 a 12 años, la extensión de los servicios para la transición a los niños con problemas de aprendizaje, exigió que las escuelas adoptaran métodos nuevos, y aumentó las demandas de recursos y de personal. Por todas estas razones, es probable que usted quiera jugar un rol activo en la supervisión del proceso de transición de su hijo.

Linda Broatch has worked for many years in nonprofit organizations that serve the health and education needs of children. She has an M.A. in education, with a focus in child development.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT