Advertisement

HomeSpanish

Autodefensa: Una habilidad valiosa para su hijo adolescente con DA

Page 2 of 2

GreatSchools Blog

Por Jodie Dawson, Psy.D.

Cómo conocer sus derechos

Si a su hijo se le ha diagnosticado formalmente una discapacidad de aprendizaje o por sus siglas DA (en inglés, Learning Disability o LD) o se le diagnosticó trastorno por déficit de atención con hiperactividad o por sus siglas TDAH (en inglés, Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder o AD/HD), quizás esté protegido por la ley federal. Su hijo adolescente debe saber si está protegido por alguna de estas leyes, y de ser así, cuáles son sus derechos.

  • La Ley de educación para individuos con discapacidad (en inglés, Individuals with Disabilities Education Act o IDEA) es una ley de educación que garantiza educación especial y otros servicios vinculados a la educación, para niños con discapacidades que reúnen los requisitos para acceder a tales beneficios.

  • El artículo 504 de la Ley de rehabilitación (en inglés, Rehabilitation Act) es una ley de derechos civiles que prohíbe la discriminación sobre la base de una discapacidad, en los programas que reciben fondos federales.

  • La Ley de norteamericanos con discapacidades (en inglés, Americans with Disabilities Act o ADA) es una ley de derechos civiles que prohíbe la discriminación sobre la base de una discapacidad, en el empleo, el servicio público; y contempla las adaptaciones.

Si su hijo reúne los requisitos exigidos por alguna de estas leyes, tiene ciertos derechos y obligaciones. Un niño con discapacidad de aprendizaje que tiene un programa de educación individualizado, o por sus siglas PEI (en inglés, Individualized Education Program o IEP) y recibe servicios de educación especial, está protegido por IDEA hasta que obtenga el diploma de la escuela secundaria. El Artículo 504 y la ADA pueden protegerlo en la universidad brindándole "adaptaciones razonables". En el mundo del trabajo, es muy posible que un adulto con discapacidad esté protegido por la ADA.

Participación activa

Una buena forma para que un adolescente aumente su capacidad de autodefensa consiste en concurrir y participar en reuniones para desarrollar su Plan de educación individualizado (PEI) o su plan 504. Aprenderá cuáles son los planes de la escuela para ayudarlo a tener éxito y a escuchar las razones que sustentan sus recomendaciones. Estas reuniones le darán la oportunidad de compartir sus propios objetivos e incluirlos en el plan. Con su presencia, estas reuniones pueden ser un terreno de prueba seguro para discutir sus virtudes, intereses, talentos y necesidades con el personal de la escuela.

Cómo prepararse para el futuro

Para cuando cumpla 16 años (si no es antes), el niño que recibe servicios de educación especial será invitado a una reunión de su PEI para desarrollar un Plan de transición individual, o por sus siglas PTI (en inglés, Individual Transition Plan o ITP). Tendrá la oportunidad de expresar sus intereses y objetivos futuros. El plan de transición está diseñado para ayudarlo a avanzar sin problemas por el camino de la escuela secundaria hasta su próxima aventura (ya sea el trabajo, la universidad u otra área de interés) y es posible que deba contactar a otras agencias y representantes de la comunidad o reunir las herramientas para planear el ingreso a la universidad. 

Educar a otros Durante y después de la escuela secundaria, su hijo enfrentará muchas situaciones en las cuales deberá educar a otros sobre su discapacidad de aprendizaje. Sus pares harán preguntas sobre su "atención especial" en la escuela. A los maestros que no estén familiarizados con sus necesidades se les debe enseñar más sobre su forma de aprender. En el ámbito laboral, es posible que precise una adaptación específica relacionada con el trabajo. A veces, estas situaciones pueden hacer que su hijo se sienta incómodo. Pero cuanto más se conozca, mejor podrá defenderse.

Evaluación continua

Al brindarle a su hijo adolescente la fuerza para defenderse solo, lo ayudará a desarrollar habilidades necesarias para tener éxito en el aprendizaje y en la vida. Aliéntelo para que con regularidad dedique tiempo a reflexionar sobre lo que va bien y lo que no. La confección de una lista de los aspectos "favorables" en el lado izquierdo de un papel y los "improbables" en el lado derecho, lo ayudará a poner las cosas en perspectiva. Si algo no está bien, puede decidir cuál será su próximo paso. Después de todo, con frecuencia la autoevaluación es la mejor forma de aprender.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT