Advertisement

HomeSpanish

Estrategias para niños con DA para la organización y el manejo del tiempo

Aprenda técnicas para ayudar a su hijo a manejar mejor el tiempo, sus tareas y sus cosas.

GreatSchools Blog

Por Nancy Firchow, M.L.S.

Hoy en día parece que hubiera muchas demandas de tiempo y energía para todos. Usted está ocupado, y también lo están sus niños. Lamentablemente, los niños no nacen sabiendo cómo manejar su tiempo y organizar sus cosas. A los niños con discapacidad de aprendizaje (DA) les cuesta aún más organizarse y mantenerse organizados para cumplir con tareas en plazos límites. Usted puede ayudarlo, al enseñarle estrategias para que le resulte más fácil mantenerse organizado y al dar un buen ejemplo.

Comenzar de a poco

No importa cuán agotados se sientan usted y su hijo, evite la tentación de cambiar todo de golpe, eso es muy abrumador. En cambio, hable con su hijo sobre aquellas cosas que hay que afrontar primero.

  • Pregúntele cuál cree que sea su mayor problema. ¿Prepararse para llegar a la escuela a horario? ¿Traer a casa todo lo que necesita para hacer la tarea? ¿Mantener su cuarto ordenado? ¿Completar la tarea y entregarla a tiempo?
  • Explore sus propias oportunidades para mejorar. Es posible que su hijo pueda mencionar un par de cosas, como por ejemplo que usted pierde las llaves con frecuencia o que siempre tiene que salir corriendo a último momento, a comprar algo al mercado.
  • Compartan ideas sobre posibles soluciones para ambos. Para que existan mayores posibilidades de éxito, elaboren soluciones simples.
  • Acuerden estrategias, y hagan una lista de los materiales que necesiten para que funcionen.

Una vez que tengan un plan, practíquenlo por una o dos semanas. Pídale a su hijo que le de recordatorios de su nuevo sistema y de esa manera será mas receptivo a los recordatorios que usted le haga a él. Después del período de práctica, evalúen como van las cosas y hagan los ajustes que sean necesarios.

A continuación se brindan algunas estrategias para ayudar a resolver problemas comunes de niños con discapacidad de aprendizaje. ¿Cuáles funcionarán para usted y su hijo?

Manejo del tiempo en general

  • Siéntese con su hijo y analice, de qué manera pasa el tiempo. Incluya la escuela, dormir, comidas, práctica de deportes, tareas, actividades sociales y religiosas, etc. Coloree un gráfico circular o en una agenda con casilleros para cada hora del día, para tener una imagen visual de un día típico.
  • Utilice el gráfico para identificar áreas donde hay muchas actividades superpuestas. Para resolver problemas, evalúe si se pueden reprogramar actividades en otros horarios o simplemente suspenderlas.
  • Aumente la consciencia de cuestiones de tiempo señalando conflictos a medida que ocurran."Tenemos tiempo para ir a la fiesta de cumpleaños o para visitar a los abuelos". Cuando no se trate de una tarea obligada, deje que él tome la decisión.
  • Cuelgue un calendario familiar para que todos lo puedan ver. Úselo para llevar la cuenta de los compromisos de la familia, las clases que le asignaron a su hijo y otras actividades.

Planificación semanal

  • Reserve tiempo todos los domingos para planificar la semana con su hijo.
  • Haga una lista de "cosas que hay que hacer" y anote cuándo las tareas escolares u hogareñas deben finalizarse. Al tachar las cosas completadas, su hijo tendrá una sensación de haber logrado algo.
  • Asegúrese de que el calendario familiar esté actualizado.

La rutina de las mañanas

  • Prepárese la noche anterior. Elija la vestimenta, organice los libros y las tareas y ponga todo en un lugar específico.
  • Ponga la alarma lo suficientemente temprano como para que haya tiempo para alistarse. Si es un reloj eléctrico, asegúrese de que la batería de reserva esté cargada.
  • Haga una lista o un diagrama de las tareas que su hijo debe hacer cada mañana, como cepillarse los dientes, tomar el desayuno, vestirse. Haga que él marque cada tarea a medida que la completa.
  • Cuelgue una lista o fotos de todas las cosas que debe tener consigo antes de salir de la casa: mochila, chaqueta, almuerzo, etc.
  • Utilice recordatorios orales específicos. En lugar de preguntar "¿tienes todo?" pregunte "¿tienes el libro de ciencias?"

Organización para la escuela

  • Compre una carpeta de tapa dura de tres anillos, con bolsillos divisorios coloreados para cada materia. Enséñele a su hijo a colocar cada tarea dentro de la sección apropiada y revíselo con regularidad para verificar que lo está haciendo.
  • Incluya un bolsillo rotulado "Hogar" para cualquier cosa que requiera su atención.
  • Bríndele un calendario u hoja para asignaciones para que anote las tareas, exámenes, proyectos, etc. Transfiera esa información al calendario familiar.
  • Si es necesario, solicite la ayuda de la maestra, para asegurarse de que las tareas sean colocadas en la carpeta en forma consistente y correcta.
  • Ayude a su hijo a mantener su carpeta, revisando sus papeles juntos, poniendo cosas en orden y desechando las cosas que no necesita.

Estructura para su habitación

  • Evalúe el cuarto de su hijo desde el punto de vista del niño. Hable con él sobre el espacio y sus necesidades para guardar sus materiales, actividades y tesoros.
  • Organice cada actividad, por ejemplo: vestirse requiere tener una cesta para la ropa sucia, barras en el closet que él pueda alcanzar y cajones con suficiente espacio para guardar las cosas prolijamente.
  • Use soluciones creativas para guardar cosas. Pruebe con un organizador de zapatos de los que se cuelgan en las puertas para guardar muñecos, juegos, cartas. Las macetas o latas se pueden decorar y servir para poner lápices, marcadores o pinceles.
  • Cuando el cuarto esté prolijo y organizado, tómele fotos de cómo debe verse. Póngalas en algún lugar donde su hijo pueda verlas con frecuencia para que coteje si su cuarto aún se ve como en las fotos.
  • Examine sus cosas regularmente. Juntos determinen qué ropa ya le queda chica o qué juguetes pueden ser desechados o donados.

La práctica lleva a la perfección

Lleva tiempo aprender nuevos hábitos, especialmente si hay que desaprender los malos. No se dé por vencido. Su hijo con discapacidad de aprendizaje necesitará recordatorios frecuentes, mucha ayuda y consistencia. No dude en ayudarlo, él se puede beneficiar viendo cómo usted pone las cosas en orden. Recuerde recompensar sus éxitos y brindarle más ayuda cuando esté desanimado. Las estrategias que le enseñe hoy, le servirán para toda la vida.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT