Advertisement

HomeSpanish

Cómo aumentar el reconocimiento de las DA y TDAH por parte de los maestros-- Los padres como educadores

Lea los consejos prácticos de un experto, para ayudar a la maestra a comprender y a apoyar las necesidades de aprendizaje de su hijo.

GreatSchools Blog

Por Gina Robuck, M.Ed.

Cada mes de agosto, tanto los padres como los niños esperan con impaciencia el comienzo del nuevo año escolar. Pero, para los padres que tienen un hijo con discapacidad de aprendizaje (DA), trastorno por déficit de atención con hiperactividad o cualquier otra discapacidad, la anticipación generalmente genera sentimientos de ansiedad, preocupación y hasta temor.

Una de las mayores preocupaciones para los padres es saber si el maestro de este año reconoce o está informado sobre la discapacidad de su hijo (cómo aprende mejor el niño, qué dificultades tiene y qué necesita en el aula para tener éxito). ¿Por qué a veces parece que los padres saben más que el maestro sobre cómo las DA y el TDAH puede afectar al niño? Para que un niño con una discapacidad tenga éxito en el año escolar, en general, los padres deben ponerse en la situación de tener que educar al maestro de su hijo sobre estos temas.

Por qué con frecuencia los maestros de educación general no entienden las DA y el TDAH

Existen algunas razones comunes por las que los maestros de educación general tienen poco conocimiento sobre las discapacidades. Primero, los entrenamientos para maestros dedican muy poco tiempo de clase, o ninguno, para comprender las dificultades que enfrentan los estudiantes con discapacidades particulares y sobre cómo ayudarlos a aprender. Segundo, los maestros de educación general típicamente no toman cursos de posgrado, que se enfocan en maneras de enseñar a los niños con discapacidades de aprendizaje o TDAH. Por último, la mayoría de los distritos escolares no brindan entrenamientos internos a los maestros, para que aprendan sobre la enseñanza a niños con necesidades especiales.

En mi experiencia como consultora y psicóloga en las escuelas, muchos maestros de educación general hacen lo mejor que pueden para brindar el apoyo apropiado, en sus aulas, a los niños con discapacidades. Pero para ser eficaz en la enseñanza de estos estudiantes, los maestros de educación general necesitan más interacciones, dirección y apoyo por parte de sus colegas de educación especial que la que reciben en una escuela típica. Esta es una frustración enorme tanto para los maestros como para los padres.

Los padres también encuentran un par de actitudes predominantes en los maestros. Muchos maestros no ven a los padres como "expertos" en la discapacidad del niño, sobre cómo aprenden, sobre qué necesitan para aprender, sobre sus virtudes y debilidades, y lo que necesitan para progresar en las áreas académicas y sociales. Otra actitud típica de los maestros es creer que los niños con DA o con TDAH son "perezosos", "no están motivados" y que "deben poner más esfuerzo". Mi favorita es: "Su hijo puede hacer la tarea cuando quiera o cuando elija hacerlo."

Las conductas en el aula que requieren la comprensión del maestro

Muchos maestros no se dan cuenta de que los niños con DA y TDAH tienen que trabajar más que sus compañeros para adquirir, retener y desempeñar habilidades académicas y sociales día tras día. Esto puede causar un enorme estrés en los niños que tienen pocos recursos para arreglárselas solos. Con mucha frecuencia, ese estrés se transforma en conductas que son malinterpretadas o desapercibidas por los maestros que no comprenden bien las DA o TDAH. Los niños pueden participar en conductas que evaden el trabajo, como levantarse de sus asientos constantemente por diferentes razones, pedir permiso para ir al baño con frecuencia, molestar a los compañeros de clase durante el trabajo independiente o levantarse a cada rato para sacarle punta a los lápices.

Los niños también pueden desarrollar síntomas relacionados con la ansiedad, incluyendo: no querer ir a la escuela, quejarse de dolores de cabeza o estómago, solicitar ver a la enfermera de la escuela rutinariamente, o llorar en la escuela. También se pueden desarrollar  malas conductas, que pueden incluir: discutir con la maestra, ser agresivo física o verbalmente con los compañeros, o no cumplir con los pedidos o las directivas del maestro.

En mi experiencia, las soluciones que los maestros ofrecen para ayudar con estas dificultades de conductas, generalmente se enfocan en el niño y no en ellos. Con frecuencia, un maestro puede disminuir o eliminar la conducta difícil del niño con un simple cambio en la manera de presentar la información, brindando asistencia o cambiando la manera en que el niño pueda demostrar su desempeño en tareas académicas.

En un ejemplo de mi experiencia personal, después de entregar un pedido escrito para un plan 504 para mi hija, que está diagnosticada con TDAH, tuve una conversación con el trabajador social de su escuela. Nuestra conversación se centró en que nuestra hija no quería ir a la escuela porque se sentía abrumada con todo el trabajo que tenía, las razones de su tardanza y las modificaciones que yo pensé que serían adecuadas. Nos pasamos 20 minutos hablando sobre los planes de conducta de mi hija (esto sucedió antes de que el trabajador social supiera que yo era una consultora en materia de aprendizaje y psicóloga escolar) y el trabajador terminó su conversación con el siguiente consejo: "Bien, señora Robuck, nosotros podemos poner en vigencia cualquier plan de conducta en la escuela para su hija (con relación a la tardanza) pero en definitiva es su responsabilidad traerla en horario a la escuela."

Fue perfectamente claro que ese trabajador social tenía muy poco conocimiento y experiencia con niños con TDAH, ya que su solución fue tratar el síntoma que mi hija manifestaba (tardanza) en lugar de la causa escolar subyacente de tener que hacer mucha tarea escrita, que era lo que le causaba ansiedad. Por suerte, una vez que se implementó el programa 504 y su maestra le redujo la cantidad de trabajo, su ansiedad disminuyó significativamente y ya casi nunca llegó tarde a la escuela.

Comments from GreatSchools.org readers

12/3/2009:
"gracias por la informacion, mi hijo acaba de ser diagnosticado y no tengo muchas estrategias para ayudarlo, me han motivado a buscar mas informacion, mi psiquiatra me indico horarios fijos y educacion estoy intentandolo. gracias"
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT