Advertisement

HomeSpanish

Cómo suavizar la transición de su hijo a la escuela media

La planificación y la plática disminuirá la ansiedad de su adolescente sobre el cumplimiento de las nuevas y complicadas demandas de la escuela media.

GreatSchools Blog

Por Nancy Firchow, M.L.S.

La escuela media. Aunque su hijo esté apenas entrando en la pubertad y todavía no sea un adolescente, la transición a la escuela media es un gran paso hacia la madurez. Un paso importante y angustiante. Independientemente del puntaje que tenga, el comienzo de la escuela media o secundaria, le provocará a su hijo entusiasmo y temor. Las investigaciones han encontrado que a los estudiantes, en anticipo al comienzo de la escuela media, les preocupan tres aspectos del cambio: logístico, social y académico. Su hijo con dificultades de aprendizaje o atención comparte las mismas preocupaciones que sus compañeros y quizás tema que el cambio sea mucho más duro para él. 

Si bien no podrá calmar completamente los miedos de su hijo, planear con anticipación y tener discusiones pueden atenuar sus preocupaciones considerablemente. El primer paso es comprender qué podría preocupar a su hijo.

Ansiedad logística

Cuando los investigadores les preguntaron a los niños qué aspectos del cambio a la escuela media más les preocupaba, las respuestas más frecuentes se relacionaban con cómo funcionarían las cosas en la escuela nueva (Akos, 2002). ¿Cómo encontrarían el salón de clases? ¿Qué pasaría si llegaran tarde? ¿Dónde está la cafetería? ¿Dónde están los baños?

La escuela media es un ambiente mucho más complejo que la escuela primaria. El edificio es más grande, hay más estudiantes y en lugar de un maestro y un salón de clases, su hijo tendrá varios instructores y salones, para cada materia o conjunto de materias (por ejemplo, lenguaje, arte y ciencias sociales o matemáticas y ciencias). No es sorprendente que a los niños les preocupe cómo abrirse camino en este nuevo mundo.

Para los niños con problemas de aprendizaje o atención, quizás sea aún más importante comprender las reglas y procedimientos de la nueva escuela. Quizás el desafío de pasar por las transiciones entre una clase y otra, y tener que organizar libros y materiales para cada materia sea todo lo que el alumno pueda abarcar durante las primeras semanas de clase. A continuación brindamos algunas estrategias para ayudar a suavizar la transición de su hijo a la escuela media.

  • Acompañe a su hijo en visitas guiadas de la escuela y orientaciones que se ofrecen a padres y alumnos nuevos. Cuanto mejor comprenda la distribución de la escuela y sus reglas, mejor podrá ayudar a su hijo.
  • Obtenga un mapa de la escuela y vaya a explorarla con su hijo. Escoja un día de primavera, o durante el otoño, antes de que comience el año escolar. Asegúrese de avisarle a la administración de la escuela y obtener permiso para su visita.
  • Incluya a un par de amigos de su hijo en el recorrido por las instalaciones. Ellos pueden ayudarse mutuamente a recordar el lugar de las cosas una vez que comiencen las clases.
  • Aproveche los programas de verano (académicos o recreativos) que ofrezca la nueva escuela para los nuevos alumnos. Su hijo se familiarizará con las instalaciones en un ambiente mucho más relajado.
  • Obtenga una copia de los horarios de clases de su hijo y marque la ubicación de su casillero, de cada aula y baño en el mapa de la escuela. Pegue ambos dentro de su carpeta. Si a su hijo le cuesta leer mapas, recorra el camino entre las clases con él más de una vez, si es necesario, y anote "puntos de referencia" que el alumno pueda utilizar para circular.
  • Averigüe la duración de los períodos transitorios entre las clases. Tome el tiempo para su hijo. Demuéstrele cuánto puede caminar en esa cantidad de tiempo.
  • Obtenga una copia del manual para el alumno. Revise las reglas y los requisitos (especialmente el código de conducta de la escuela), en donde se describen las consecuencias en caso de "incumplimiento" de las reglas más importantes. Haga preguntas al personal del colegio sobre cualquier tema que no le quede claro.
  • Siéntese con su hijo y explore el sitio web de la escuela.
  • Cómprele a su hijo un candado para su casillero varias semanas antes del comienzo de las clases para que pueda practicar con bastante tiempo cómo abrirlo y cerrarlo. Nota: Tenga en cuenta qué será mejor: si un candado de combinación o uno con llave).
  • Proporcione a su hijo un reloj de pulsera de fácil lectura, de este modo podrá ver rápidamente si necesita apurarse para llegar puntualmente a clase.

Comments from GreatSchools.org readers

12/7/2009:
"excellent article, very exact, and helpful.!"
08/13/2008:
"Gracias por tener este articulo en español. Tenemos un hijo con discapacidad que esta en primaria, pero se que entre mas conocimiento tengamos sobre los cambios futuros, el y nosotros podremos manejarlos mejor. Les agradecemos todos estos excelentes articulos y noticias que tienen y comparten. Gracias"
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT