Escuchó hablar sobre las adaptaciones en la escuela, pero ¿qué son esas adaptaciones? ¿Es conveniente que los niños utilicen las adaptaciones? ¿Quiénes deben acceder a ellas?

Adaptaciones en el aula de educación general

Sólo porque su hijo tenga problemas con la lectura o con las matemáticas, o para escribir de manera legible, no significa que no pueda aprender. Las adaptaciones no cambian el programa básico de estudios, sino que hacen que aprender sea un poco más fácil o ayudan a su hijo a expresar lo que sabe.

Si su hijo está incluido en un Programa educativo individualizado, o por sus siglas PEI (en inglés, Individualized Education Program o IEP) y recibe educación especial, probablemente goce de adaptaciones en el aula de la escuela pública normal. O quizás esté recibiendo las adaptaciones contempladas por el Articulo 504, una ley federal que impide la discriminación. En cualquier caso, el equipo multidisciplinario estuvo de acuerdo y dejó asentado por escrito cuáles eran las adaptaciones necesarias para que su hijo prospere en un aula de educación general.

Muchos maestros de educación general hacen adaptaciones en sus clases para cualquier niño que esté teniendo dificultades. Si esto no es lo que ocurre con su hijo, es un buen momento para que padres y maestros se reúnan y hablen sobre la necesidad de realizar adaptaciones.

Al considerar esas adaptaciones, asegúrese de centrarse en las principales necesidades de su hijo. Recuerde que quizás lo que fue útil para usted en la escuela no lo sea para él. Muchos padres piden que les den a sus hijos más tiempo para los exámenes. Pero si le pregunta a su hijo, quizás le diga que lo que realmente necesita es poder dar nuevamente el examen o darlo en un aula tranquila sin distracciones.

Con su ayuda, identifique dos o tres adaptaciones razonables que verdaderamente lo ayuden en todas las clases. Se dará cuenta de que muchas de las sugerencias mencionadas a continuación también pueden aplicarse en el hogar. Al probar con algunas de esas adaptaciones antes de reunirse con el maestro, estará en una mejor posición para saber qué es realmente útil para su hijo. Además, permita que su hijo participe de la conversación con el maestro. Para que las adaptaciones den resultado, su hijo debe “estar convencido” y estar dispuesto a usarlas.

Ejemplos de adaptaciones

A continuación encontrará algunos ejemplos de adaptaciones:

  • Organización del espacio del aula
  • Brindarle una ubicación preferencial (por ej., sentarse cerca del frente del salón y lejos de distracciones, si esa ubicación lo ayuda a mantener la concentración).
  • Ubicarse cerca de él al dar instrucciones.
  • Brindar un detalle por escrito de las actividades diarias de rutina bien a la vista.
  • Incluir en el programa de actividades intervalos para realizar actividades físicas.

Enseñanza

  • Permitir que se filmen las clases.
  • Brindarle un resumen escrito de los temas tratados.
  • Usar un retroproyector y otros medios visuales con instrucciones verbales.
  • Incorporar tecnología, como computadoras, calculadoras y videos.
  • Aceptar que los deberes estén escritos a máquina o hechos con procesadores de texto.
  • Permitir los deberes orales o grabados.
  • Individualizar los deberes como, por ejemplo, por su longitud, número, fecha de entrega, tema.
  • Usar a compañeros como tutores.
  • Enseñar técnicas de estudio específicas tales como organización, toma de apuntes.

Exámenes

  • Formular preguntas de práctica para estudiar.
  • Permitir los exámenes a libro abierto.
  • Permitir que durante los exámenes usen una hoja para realizar apuntes.
  • Variar el formato de los exámenes.
  • Leer las preguntas en voz alta.
  • Permitir que los alumnos respondan las preguntas verbalmente.
  • Permitir el uso de la tecnología, como calculadoras y procesadores de textos.
  • Dar más tiempo para terminar el examen.
  • Dividir el examen en partes para que puedan hacerse en más de una sesión.
  • Brindar la oportunidad de dar el examen en otro aula o en otro momento del día.
  • Permitir al alumno dar nuevamente el examen.
  • Tomar pequeñas pruebas y exámenes más cortos, con más frecuencia.

Calificación

  • Marcar las respuestas correctas y no los errores.
  • Calificar basándose en estándares modificados (por ej., objetivos del PEI, el esfuerzo, la mejoría alcanzada, el contenido más que en la ortografía).
  • Mencionar las habilidades que está dominando en lugar de darle la nota del examen.

Deberes

  • Limitar los deberes a una cantidad de tiempo limitada en forma productiva, en lugar de tener que completar una cierta cantidad de trabajo.
  • Modificar los deberes antes de dárselos.
  • Permitir que le entreguen deberes que generen puntaje adicional.
  • Permitir hacer los deberes en la escuela.
  • Brindar una explicación escrita de los deberes para el hogar.
  • Escoger un “amigo de estudio” que pueda copiar las instrucciones para los deberes o explicarle por teléfono.
  • Proveer recordatorios sobre las fechas de entrega para los deberes asignados con mucha anticipación.
  • Desarrollar un sistema de recompensas cuando la tarea se entrega completa y en el plazo previsto.

Comunicación entre el hogar y la escuela

  • Desarrollar un sistema de comunicación diario o semanal entre el hogar y la escuela, como notas, listas de verificación, mensajes telefónicos o correo electrónico.
  • Enviar los deberes por correo directamente a la casa.
  • Mantener reuniones periódicas entre maestro y alumno.
  • Programar reuniones periódicas de padres y maestro.

Recuerde

El objeto de las adaptaciones no es reemplazar el aprendizaje real o la enseñanza para desarrollar técnicas básicas. Más bien proporcionan alternativas para que los niños con problemas de aprendizaje adquieran información o los ayuden a expresar su conocimiento. 

Share on Pinterest
There are no images.