Cuando se modificó la Ley sobre Educación de Individuos Discapacitados (IDEA, siglas en inglés) en 1997, el congreso reconoció que la participación de los padres en la planificación de la educación de sus hijos es clave para el éxito de los niños con discapacidades. La Ley IDEA exige que:

  • Los padres tengan la oportunidad de participar en las reuniones en las que se identifica, evalúa y se determina dónde estudiará el niño, y que se provea una educación pública apropiada para el niño.
  • Los padres son parte del equipo que determina qué datos adicionales son necesarios como parte de la evaluación del niño, si el niño cumple con los requisitos, y a qué escuela irá el niño;
  • Se consideren las preocupaciones e información de los padres al desarrollar y revisar el Programa de Educación Individualizado (PEI) de los niños.

¿Cómo puede prepararse para cumplir su papel en la planificación sobre la educación de su niño? Debe comenzar prestando atención a la figura central del proceso de planificación a su niño. Este artículo sugiere maneras de observar al niño para obtener información. Lo ayudará a que sea eficaz en cualquier etapa del proceso de planificación, ya sea durante la primera evaluación formal de su niño de edad escolar, o durante la décima reunión relacionada con PEI.

Para comenzar a enfocarse en su niño, piense en lo siguiente:

  • ¿Cuáles son tres cosas que su niño ha hecho o aprendido recientemente?
  • Elija una de las tres cosas. ¿Qué fue lo que ayudó a que su niño lo aprenda?
  • ¿Cuáles son tres cosas que su niño está ahora tratando de aprender?
  • Elija una de las cosas con las que su niño esté teniendo dificultades para aprender. ¿Cuál es la causa de los problemas?
  • ¿Qué cosa (una) le gustaría que su niño aprendiera en los próximos seis meses?

Cómo observar a su niño sistemáticamente

A veces los padres de familia tienen problemas para responder a las preguntas anteriores. Usted sabe mucho acerca de su niño, pero ese conocimiento se “percibe” de una manera general en lugar de en términos específicos que ayuden a responder esas preguntas.

Debido a que la planificación de un programa apropiado para su niño requiere datos específicos y documentados más que impresiones y preocupaciones generalizadas, usted deberá recoger sus propios datos. Para comunicar el conocimiento que usted tiene sobre su niño al personal de la escuela – gente que está acostumbrada a tratar con resultados de pruebas, conductas específicas, metas y objetivos – los datos concretos y por escrito serán los más útiles y efectivos.

Una manera de recoger estos datos es observar al niño formalmente. “¿Observar?” se pregunta usted. ¿Cuándo? ¿Cómo? Usted piensa que hay días en los que casi no tiene tiempo ni energía para cepillarse los dientes antes de irse a dormir. Pero aún así es posible hacer observaciones. Recoger y organizar la información es una parte vital para convertirse en un activista eficaz sobre la educación de su niño.

Guías para la planificación de la observación

Antes de comenzar a observar a su niño, piense lo siguiente:

  • ¿A qué le prestará atención durante la observación?
  • Cómo resuelve su niño los desacuerdos o problemas
  • Qué cosas lo distraen
  • A qué le presta atención

¿Quién interactúa con su niño?

  • Amigos
  • Hermanos
  • Hermanas
  • Maestros
  • Tutores

¿Dónde observará a su niño – en qué ambiente

  • En su casa
  • En la escuela
  • En el vecindario
  • En un picnic
  • En un evento deportivo

¿Cuándo observará a su niño?

  • Durante la hora de comer
  • Antes de ir a la escuela
  • Después de la escuela
  • En la escuela
  • A la hora de irse a dormir

Consejos para convertirse en un buen observador

  • Quítese del medio. Suspenda brevemente (de tres a cinco minutos) su papel normal en la vida familiar. Retírese de la situación familiar para poner un poco de distancia entre usted y su niño. Al no intervenir cuando normalmente lo haría, usted podrá ver las habilidades y problemas de su niño desde otro punto de vista.
  • Comience de nuevo/de cero. Trate de estar atenta a aspectos nuevos de conducta que quizás no haya notado anteriormente. Observe las conductas que tiene en ese momento. Si bien la información sobre lo que sucedía en el pasado al describir el desarrollo del niño es importante, el personal de la escuela se interesa en información nueva, actualizada acerca de lo que el niño puede hacer ahora.
  • Manténgase enfocada. Decida sobre una conducta o habilidad específica que quiera observar. Usted se preguntará, ¿cómo puede tomar esa decisión? La mejor regla es observar dichas áreas en las que usted o su niño tienen problemas. Quizás quiera examinar una de las conductas problemáticas que usted listó en el cuestionario, o quizás quiera preguntarle al doctor o a otro profesional que le sugiera qué conductas observar. Usted puede planificar su observación de manera que incluya varios factores: quién estará con su niño, al igual que dónde y cuándo observará a su niño. concéntrese en la habilidad o conducta que eligió, ignorando lo mejor que pueda, las otras cosas que ocurran.
  • Déjese llevar. A medida que observe las actividades de su niño, anote lo que está realmente sucediendo y no sus interpretaciones de las acciones del niño. Usted debería convertirse en una “cámara oculta”, y esperar hasta más tarde para reflexionar sobre lo que observó.

Escriba información detallada y que se atenga a los hechos. Verá que es más fácil hacerlo si observa por períodos cortos de tiempo – unos cinco minutos o menos. Usted podrá volver a observar en otro momento, revise la lista de observaciones que hizo y luego interprete esos datos. Utilice el Informe de Observación de los Padres para documentar sus observaciones.

Ejemplo de una observación de 5 minutos

Motivo de la observación:

La frustración de los padres acerca de la dificultad del niño para alistarse para llegar a la escuela a horario.

Enfoque

  • Vestirse para ir a la escuela
  • Abre el cajón de los calcetines, mira fijamente el contenido.
  • Nota que hay una batería sobre la cajonera y la toma.
  • La lleva al probador de baterías para ver si está cargada, peo decide no hacerlo.
  • Deja la batería en el piso.
  • Regresa a la cajonera y cierra el cajón.
  • Recuerda que estaba buscando calcetines y abre el cajón nuevamente.
  • Elige los calcetines.
  • Se sienta sobre la cama con los calcetines en la mano.
  • Nota que hay un globo desinflado en el piso.
  • Deja los calcetines y coge el globo.

Durante los años escolares de su niño, usted deberá hacer nuevas observaciones de su crecimiento y desarrollo. Las observaciones nuevas realizadas antes de las reuniones con los maestros y otros profesionales pueden ayudan a proveer recomendaciones específicas para su programa de educación especial. Al tener esta valiosa información a mano, usted se sentirá segura de que ha cumplido su papel como integrante del equipo del proceso de planificación de educación especial.

Share on Pinterest
There are no images.