La crianza y los adolescentes con TDAH: Consejos de un médico

¿Su hijo adolescente tiene un trastorno por déficit de atención con hiperactividad? Aprenda a mantener las líneas de comunicación abiertas al mismo tiempo que fomenta su independencia.

Por Shashank V. Joshi, M.D.,FAAP

Muchos padres se preguntan qué tipo de desafíos y cambios experimentan los niños con Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH) durante la adolescencia. El doctor Shasank Joshi, pediatra y psiquiatra infantil responde:

Los padres con frecuencia quieren saber si la pubertad llevará a cambios emocionales y físicos específicos en los adolescentes con TDAH.

Contrariamente a lo que se podría pensar, los adolescentes no siempre pasan "por un mal momento" cuando se ajustan a la pubertad y a los procesos de desarrollo de la adolescencia. De acuerdo con el trabajo de Conger (1977), existen al menos cinco de dichos procesos para el adolescente promedio:

  1. Independizarse de sus padres;
  2. Establecer su propia identidad. Quien es él y en qué cree;
  3. Aprender a tener relaciones personales positivas con personas de los dos sexos
  4. Entender y aceptar su sexualidad emergente
  5. Completar su educación y escoger una carrera de la cual vivir

Robin (1998) comenta que los adolescentes deben completar estos procesos con éxito, al mismo tiempo que se la llevan bien con sus familias y hacen sus tareas.. Asi que aunque la pubertad por si misma no hace que los adolescentes con TDAH tengan problemas distintos a los de los adolescentes que no lo tienen, la adolescencia sí es un período del desarrollo que presenta más dificultades para los jóvenes que tienen TDAH. En este artículo voy a contestar varias de las preguntas que regularmente me hacen los padres de familia sobre el TDAH en los adolescentes.

¿Los adolescentes con TDAH tienen regularmente conflictos con ansiedad y la aceptación de su trastorno?

Cuando un niño con TDAH llega a la primera etapa de la adolescencia (entre los 11 y los 14 años), varios factores afectan su habilidad para salir adelante. Estos factores incluyen:

Incluso cuando un adolescente no puede ser diagnosticado con alguno de los trastornos mencionados antes, él y su familia pueden tener dificultades adaptandose a esta etapa del desarrollo. Los adolescentes más jóvenes normalmente tienen más dificultades aceptando que sufren del TDAH, y usualmente son menos cooperativos para tratar formas distintas de salir adelante, tal y como la modificación de las clases, intervenciones para cambiar el comportamiento o medicinas. Los adolescentes mayores (de los 15 a los 19 años) aceptan su TDAH más normalmente, y son más activos en buscar soluciones para sus problemas.

Aunque la mayoría de los adolescentes con TDAH no se preocupan mucho, ellos pueden experimentar un nivel de nerviosismo más alto que cuando eran más pequeños. Esto es posiblemente el resultado de la ansiedad que viene de las nuevas etapas del desarrollo. Por primera vez, ellos pueden notar que son "distintos" a sus amigos, y que no se tienen la misma confianza en situaciones sociales, familiares o académicas. Cuando se enfrentan a una crisis o cuando tienen que hacer algo para lo cual no estaban preparados, ellos pueden reaccionar emocionalmente y dejarse llevar temporalmente del pánico o algún otro síntoma de la ansiedad. Algunas investigaciones han demonstrado que hasta el 35% de los adolescentes con TDAH también tienen problemas diagnosticables, comparados con solamente el 9% de los que no son afectados por el TDAH.

¿Cambian los síntomas de el TDAH durante la adolescencia?

Durante la adolescencia, los jóvenes con TDAH tienen varios cambios, tal y como está resumido en la investigación hecha por la Doctora Lily Hechtman. Mientras que a un pequeño grupo de niños aparentemente se les quita el TDAH, la mayoría de ellos continua teniendo problemas con la atención, la concentración y el control de sus impulsos. Estos problemas posiblemente continuarán perjudicándoles su funcionamiento en la escuela y en la casa, e impactándoles negativamente su auto-estima y su habilidad de completar varios de los procesos del desarrollo necesarios en la adolescencia.

Un grupo pequeño de adolescentes con TDAH podrá desarrollar patrones de comportamiento antisociales, y empezará a abusar drogas incluyendo el alcohol. Los adolescentes con el mayor riesgo de abuso de drogas son aquellos cuyo TDAH no ha sido tratado adecuadamente. (El tratamiento tempranero de los niños con TDAH puede tener un efecto directo en el rebajar la posibilidad de que ellos abusen las drogas cuando sean adolescentes)

¿Hay diferencias entre el comportamiento de los adolescentes y el de las adolescentes con TDAH?

Las jóvenes son diagnosticadas más comúnmente con la clase de TDAH conocido como "Inatención". A pesar de que los niños son diagnosticados con TDAH mucho más a menudo que las niñas, el tener la clase inatentiva del TDAH les permite a las niñas pasar por los años de la escuela elemental en una forma más "normal", inclusive cuando han estado teniendo dificultades todo el tiempo.. Quizá por las expectativas de la sociedad, una niña con TDAH no reciba la atención de la maestra, y no sea mandada todo el tiempo al subdirector por su mal comportamiento, en contraste con el niño que es distraído, pero también es bulloso, impulsivo y no se queda quieto ni un momento. Una niña con TDAH empezará a mostrar dificultades cuando las materias de estudio se pongan más difíciles, y cuando mantener la atención, organización y concentración sean elementos importantes para el éxito escolar. (después de la escuela elemental).

Factores para considerar antes de hablar con su adolescente sobre TDAH

Antes de conversar con su hijo adolescente sobre TDAH, usted debe entender las causas y los afectos de este trastorno. Recuerde los siguientes datos:

¿Qué decirle a su adolescente con TDAH?

Muchos autores han escrito artículos sobre este tópico. Hay varias sugerencias sobre que decirle a su adolescente:

¿Cuales son las acciones peligrosas que los adolescentes con TDAH hacen?

Hay mucha información obtenida de los resultados de investigaciones que muestra que los adolescentes con TDAH tienen más posibilidades de sufrir accidentes automobilísticos, tienen la auto-estima más baja, y presentan más comportamientos arriesgados y negativos (especialmente el abuso de substancias dañinas). Por todo esto, es muy importante que los niños sean evaluados y tratados tan pronto como sea posible.

¿Qué pueden hacer los padres de familia si su hijo adolescente no quiere tomar medicinas para el TDAH?

Es muy importante para los adolescentes el sentir que ellos están en control de su tratamiento, y que sus padres y otros adultos (por ejemplo los maestros) están cumpliendo un papel de apoyo. Esto es más importante cuando hablamos de tomar medicinas, porque normalmente tiene un significado sicológico más profundo para los adolescentes. Las investigaciones sobre las percepciones de los adolescentes sobre las medicinas estimulantes, muestran que los dos factores más importantes que influencian si ellos van a tomar las medicinas o no son:

  1. La percepción que tengan de si el tomar la medicinaos va a hacer sentir como que hay algo malo o defectuoso en ellos
  2. El sentirse avergonzados de tomar la medicina delantee otros

Muchos doctores piensan que los adolescentes deben tener el derecho de tomar decisiones en relación con sus medicinas. Sin embargo, un sistema bien balanceado también incluirá a los padres teniendo la posibilidad de limitar ciertas decisiones. Por ejemplo, por razones de seguridad, los padres pueden quitarle al adolescente el privilegio de manejar el auto si él no quiere tomar su medicina para el TDAH

¿Cómo pueden los padres de familia ofrecerle a su hijo con TDAH independencia pero al mismo tiempo darle la estructura y supervisión necesaria?

Tal y como fué discutido anteriormente en este artículo, usted debe darse cuenta de que es muy natural para los adolescentes el querer ser independientes de sus padres. Esta es una etapa normal del desarrollo. Aunque los adolescentes con TDAH quieren tener las mismas reglas y privilegios que sus amigos que no sufren de ese trastorno, los padres de los adolescentes con TDAH deben ser más cuidadosos. Barkley (1995) y Robin (1998) ofrecen las siguientes sugerencias para la supervisión de los adolescentes con TDAH:

References

  1. Biederman J, Faraone S, et al (1996): A prospective 4-year follow-up study of Attention-Deficit Hyperactivity and related disorders. Archives of General Psychiatry , 53, 437-446.
  2. Hechtman LT (1992): Long-term Outcome in Attention-Deficit Hyperactivity Disorder. Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North America, 1, 553-565
  3. Wilens TE, Faraone SV, Biederman J, and Gunawardene S (2003): Does Stimulant Therapy of Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder Beget Later Substance Abuse? A Meta-analytic Review of the Literature. Pediatrics, Jan; 111(1): p. 179-85
  4. Robin AL(1998): ADHD in Adolescents, NY: Guilford Press
  5. Guyer BP (2000): ADHD: Achieving Success in School and in Life, Boston: Allyn & Bacon
  6. Bowen J, Fenton T, & Rappoport L(1990): Stimulant medication and Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: The child's perspective. American Journal of Diseases of Childhood, 145, 291-295.
  7. Conger JJ (1977): Adolescence and Youth: Psychological Development in a Changing World. NY: Harper
  8. Joshi SV, Khanzode L, Steiner H (2003): Psychological issues in pediatric medication management, in: Steiner, Handbook of Mental Health Interventions in Children and Adolescents: An Integrated Developmental Approach, SF: Jossey-Bass
  9. Barkley RA (1995): Taking Charge of ADHD: The Complete, Authoritative Guide for Parents. NY: Guilford Press