Entendiendo el Reporte de Calificaciones

¿Es el tiempo de recibir el reporte de calificaciones? Estas ideas le pueden ayudar a decidir qué hacer antes y después de recibir el reporte en casa.

Por Personal de GreatSchools

Cuando llega el día de recibir el reporte de calificaciones, algunos estudiantes se sienten orgullosos de mostrarlo a sus padres, mientras que otros lo esconden hasta el fondo de sus mochilas, esperando que sus padres no pregunten por él. Al igual que un examen, el reporte de calificaciones puede ser algo que intimida a padres y estudiantes durante el año escolar.

Estas son 10 ideas que le ayudan a asegurarse que su hijo tenga éxito en su grado.

1. Tome en serio el reporte de calificaciones.

Aunque algunos maestros dicen que el reporte de calificiaciones no representa todas las habilidades, hábitos de estudio e inteligencia que puede tener el estudiante, los padres deben de ver el reporte de calificaciones como una pieza importante sobre el progreso académico de su hijo(a). Ya sea que estén contentos o desilucionados, los padres deberían usar el reporte como un punto para discutir el progreso con sus hijos y su maestro si es necesario.

2. Elogie un buen reporte de calificaciones.

Si su hijo(a) trae a casa un buen reporte de calificaciones, asegúrese de decirle lo orgulloso que está usted de sus logros. Y no olvide poner el reporte en un lugar especial donde todos en casa lo vean, como el frente del refrigerador.

3. Platique con su hijo si su reporte muestra calificaciones bajas.

Sacar malas notas es vergonzoso para cualquier estudiante. Si su hijo(a) no tiene buenas calificaciones, hable abiertamente con él y asegúrele que sus bajas calificaciones no significan que haya fallado. Puede haber muchas razones para que su desempeño no haya mostrado su habilidad y su inteligencia. Investigue si su hijo(a) entiende el trabajo que le asignaron y si su maestro ha hablado con él sobre cómo mejorar en su materia. Puede usted también hacer una cita para hablar con su hijo(a) y su maestro para discutir alguna estrategia que lo ayude a mejorar.

4. No asuma que las A's reflejan el mejor esfuerzo de su hijo(a).

No solo porque su hijo(a) recibió A's en todas sus materias significa que esté trabajando a su máximo potencial. Si siempre está correcto en todos sus exámenes y termina su tarea rápidamente, puede ser que sus clases no sean suficientemente elevadas para su nivel. Hable con su hijo(a) y su maestro sobre la posibilidad de que tome clases más avanzadas.

5. Revise el trabajo que hace su hijo(a).

Los reportes de calificaciones solo se entregan pocas veces al año, pero los estudiantes trabajan todos los días en la escuela y en casa. Los padres deben estar al pendiente de los proyectos y exámenes de sus hijos y prestar atención especial a las calificaciones y comentarios de estos proyectos.

6. Conozca las materias que cursa su hijo(a).

Si su hijo está en la preparatoria y piensa ir al colegio o universidad, las calificaciones que obtenga son muy importantes. Asegúrese que sus materias cumplan con los requisitos para entrar al sistema de universidad del estado y que tome la mayor cantidad de materias avanzadas que pueda.

7. Separe tiempo para hacer la tarea.

Los reportes de calificaciones bajas, especialmente en grados más altos, pueden reflejar falta de esfuerzo y falta de conocimiento y habilidad en la materia. Aún un estudiante avanzado en álgebra puede recibir una calificación baja en matemáticas si no termina todas las tareas asignadas. Los padres deben ser firmes en separar tiempo durante las tardes o fines de semana para hacer la tarea y asegurarse de que las tareas se terminen y estén correctas. Investigue si el maestro de su hijo(a) tiene algún sistema de comunicación, como mensaje de voz o internet para checar las tareas asignadas.

8. Anime a que su hijo(a) tenga buenos hábitos de estudio.

Nunca es tarde para aprender buenos hábitos de estudio y trabajo. Lea con su hijo(a) en forma regular, inclusive antes de que comience el ciclo escolar, y haga que el aprendizaje sea parte de la diversión familiar.

9. Déle incentivos.

Al igual que los adultos, los niños y adolescents se motivan cuando hay incentivos. Una ida al cine, un pequeño regalo, o una cena especial con sus padres puede ser una recompensa especial por buenas calificaciones. Pero tenga cuidado que el incentivo no sea el motivo principal para esforzarse. Los estudiantes deben esforzarse para sacar buenas calificaciones con la finalidad de aprender, de estar orgullosos de sí mismos y para entender que el tener éxito en la escuela servirá como base para tener éxito después en la vida diaria.

10. Participe en la escuela de su hijo(a).

Normalmente los estudiantes que tienen buenas notas tienen padres que se involucran en su educación y en su escuela. Demuestre interés en lo que su hijo(a) está aprendiendo ayudándole con su tarea o siendo un voluntario en el salón de clases. Si su hijo(a) ve que usted se involucra en la escuela y asiste a las juntas escolares y juntas de la mesa directiva escolar, sabrá que usted piensa que la escuela es importante.

No Todos los Formatos de Calificaciones son Iguales

Su hijo(a) normalmente recibirá un reporte de calificaciones cada 6 a 10 semanas. Sin embargo, el formato de calificaciones varía de distrito a distrito escolar, inclusive de escuela a escuela o de maestro a maestro, dependiendo de lo que se quiera evaluar y de la forma en que se quiera comunicar el progreso de los estudiantes a los padres.

Tome en cuenta, por ejemplo, la escala de calificaciones. Algunos maestros son duros para calificar, y solo dan A's a los estudiantes cuando demuestran desempeño excelente. Otros maestros y escuelas son un poco más liberales y dan A's y B's más fácilmente. Por lo tanto, los estudientes pueden obtener diferentes promedios en diferentes salones de clase o diferentes escuelas aún si la calidad de su trabajo es la misma.

Los reportes de calificaciones pueden reflejar también los valores educativos de diferentes maestros, escuelas o distritos escolares. Alguna escuelas y maestros ponen énfasis en los conceptos básicos. Por ejemplo, la calificación de un estudiante en lenguaje o inglés puede reflejar el manejo adecuado de gramática y escritura. Otras escuelas podrían poner más énfasis en expresión creativa en escritura, y pueden darles mejores calificaciones a los estudiantes que expresan opiniones más firmes o variadas aunque no pongan tanto énfasis en la gramática.

Mientras que la mayoría de las escuelas intermedias y preparatorias les asignan letras de la "A" a la "F" como calificaciones, muchas escuelas primarias no lo hacen. Con frecuencia, los estudiantes de escuelas primarias reciben calificaciones como "S" para satisfactorio, o "NW" para necesita mejorar. Otras escuelas, en lugar de dar calificaciones, ofrecen comentarios del maestro sobre el desempeño del estudiante. Muchos padres opinan que estos comentarios ofrecen no solamente una mejor idea del progreso del estudiante, sino también la forma en la que el maestro piensa que las habilidades del estudiante pueden mejorar.

En la preparatoria, las calificaciones son muy importantes, especialmente si el estudiante está pensando en asistir al colegio o universidad. Algunos colegios consideran mucho las calificaciones para aceptarlos, especialmente en materias difíciles como álgebra avanzada o inlgés de honores. En algunos colegios selectos, su hijo(a) posiblemente deberá tener un promedio de "A" para poder ser admitido, mientras que en otros puede ser aceptado con un promedio de "B" o menos.