Siete cosas que usted necesita saber sobre las escuelas charter

Comience aqu cuando investigue sobre escuelas charter.

Por Personal de GreatSchools

1. Las escuelas Charter son escuelas públicas.

Las escuelas charter son una alternativa a las escuelas públicas "regulares". Los estudiantes pueden inscribirse en una escuela charter en lugar de la escuela a la fueron asignados por su distrito escolar local. A diferencia de la mayoría de las escuelas públicas, las escuelas charter no se limitan a inscribir estudiantes de un solo distrito escolar, sino que pueden reclutar estudiantes de un área más extensa. Usted puede considerar una escuela charter en su distrito escolar (o inclusive fuera del distrito, dependiendo del estado donde viva) para su hijo, sin importar dónde se encuentre localizada la escuela.

2. Las escuelas charter tienen menos "limitaciones" que las escuelas públicas regulares y tienen más oportunidades para innovar.

Una escuela charter debe cumplir con las normas estatales escolares más importantes, al igual que cumplir con las expectativas que se impone, pero esta escuela tiene la libertad de no tener las mismas "limitaciones" que gobiernan a las escuelas públicas regulares. Sin embargo, la libertad de limitaciones en una escuela charter varía grandemente de acuerdo a cada estado. En algunos estados, las escuelas charter tienen las mismas regulaciones que las escuelas públicas regulares.

Por ejemplo, los maestros en las escuelas charter pueden estar sujetos a los acuerdos laborales de los sindicatos locales de maestros. En California y Colorado, los fundadores de una escuela charter deciden si los maestros trabajarán independientemente o si podrán trabajar perteneciendo a un sindicato. Otros estados, como Hawaii y Kansas, van más allá, y requieren que todas las escuelas charter se comprometan a participar con un sindicato. Las escuelas charter en estados como Georgia y Nuevo México no participan en sindicatos y pueden tener sus propios acuerdos de trabajo con sus maestros.

Debido a que las escuelas charter generalmente tienen más flexibilidad que las escuelas públicas regulares, tienden a ser mas innovadoras y responden mejor a las necesidades de los estudiantes que las escuelas públicas regulares. Estas tienen la obligación de cumplir con las normas de sus fundadores en lo que respecta a resultados, pero tienen la libertad de trabajar en diferentes formas para cumplir con las necesidades académicas de sus estudiantes y ayudarlos a que alcancen niveles más altos.

3. Hay muchos diferentes estilos de escuelas charter.

Algunas escuelas charter se acomodan a necesidades específicas, como a estudiantes con dificultades de aprendizaje o problemas de comportamiento, a estudiantes más avanzados, o estudiantes interesados en las artes. Algunas ofrecen un plan de estudios temático o especializado. Hay algunas escuelas charter que no tienen ningún enfoque especifico, y solamente ofrecen una alternativa a las escuelas públicas regulares.

Es más común encontrar escuelas charter en áreas urbanas, y es posible que haya hasta tres veces más en las ciudades grandes. En general, las escuelas charter atienden a más estudiantes de minorías y de bajos ingresos, aunque los grupos de estudiantes varían de una comunidad a otra y de un estado a otro.

4. Las escuelas charter son dirigidas por compañías grandes y pequeñas, padres de familia, maestros, grupos comunitarios y organizaciones sin fines de lucro.

Estas escuelas también pueden cambiar a sus dirigentes, y pueden ser fundadas por un grupo y operadas por otro. Cuando investigue una escuela charter, es importante saber quién la fundó, quién la está dirigiendo, su filosofía y su estado financiero.

La mayoría de las escuelas charter son nuevas y pequeñas. El movimiento para fundar escuelas charter comenzó en los años 90's, y ha crecido rápidamente. La mayoría de las escuelas charter tienen menos de cinco años. Casi todas son pequeñas, con pocos estudiantes y ofrecen grupos de estudiantes más pequeños que las escuelas públicas regulares.

En la actualidad hay leyes para escuelas charter en 41 estados, además del Distrito de Columbia y Puerto Rico, y hay más de un millón de estudiantes inscritos en más de 3,500 escuelas charter.

5. Las escuelas charter no producen necesariamente mejores resultados académicos que las escuelas públicas regulares.

Los estudios sobre resultados en escuelas charter no son muy claros. Algunos estudios muestran que los estudiantes avanzan más académicamente en las escuelas charter; otros estudios demuestran lo contrario. Es difícil comparar las escuelas charter debido a que las regulaciones y los exámenes que se administran varían de estado a estado. A mucha gente le gusta la idea de inscribir a sus hijos en una escuela charter debido a que ofrecen más opciones a los padres y no se preocupan tanto sobre los posibles resultados que éstas ofrezcan. Los padres que escogen escuelas charter son atraídos con frecuencia por su tamaño reducido y su ambiente de aprendizaje más personalizado, sin importar lo que los resultados digan sobre su funcionamiento.

6. Las escuelas charter reciben fondos del estado, generalmente basados en la cantidad de estudiantes inscritos.

Al igual que las escuelas públicas regulares, los fondos se basan en una fórmula por cada estudiante inscrito en la escuela charter. Sin embargo, estas fórmulas varían de estado a estado y de escuela a escuela.

En algunos estados, como Alaska, Colorado, Minnesota y Nueva Jersey, las escuelas charter no reciben exactamente la misma cantidad que otras escuelas públicas debido a que los estados y distritos se quedan con los costos de administración. En algunos estados, como California, se dan fondos adicionales a las escuelas charter para cubrir los gastos de instalaciones y de fundación.

Muchas escuelas charter tienen programas ambiciosos que no pueden obtener fondos de acuerdo a la fórmula estatal o del distrito, por lo que tienen sus propias campañas para obtener donaciones o fondos adicionales. Hay también una cantidad limitada de fondos federales para iniciar nuevas escuelas charter.

Los fondos necesarios para las instalaciones de una escuela charter no son fáciles de conseguir. En algunos casos, los distritos escolares locales prestan espacio en forma gratuita a las escuelas charter o inclusive provéen fondos para el pago de sus propias instalaciones. Pero aún con todo este apoyo, las escuelas charter con frecuencia terminan mudándose varias veces al no encontrar un lugar permanente. Cuando esté interesado en una escuela charter, pregunte sobre sus instalaciones y sobre la posibilidad de que la escuela se tenga que cambiar de lugar en el futuro.

7. Las escuelas charter pueden ser cerradas por quien las autoriza.

Las entidades que autorizan el funcionamiento de una escuela charter son quienes les dieron el permiso o acuerdo de operación, y las que observan el buen funcionamiento de éstas. Estas entidades varían de estado a estado y pueden incluír a su propia mesa directiva, la mesa directiva del distrito escolar y a universidades. Aunque las leyes para escuelas charter en cada estado varían en lo que haría que una escuela tuviera que cerrar, las razones principales son:

Aunque esto suena dramático, en realidad una entidad que autoriza el funcionamiento de una escuela charter rara vez ordena que se cierre. Las escuelas charter cierran casi siempre debido a insuficientes estudiantes, aunque no con la frecuencia que uno piensa. Cuando investigue a una escuela charter, pregunte quién autorizó su funcionamiento, y pregunte si puede obtener una copia del último reporte de su desempeño generado por la entidad que la autorizó. Algunas entidades hacen revisiones muy detalladas y esto le puede dar una idea muy amplia sobre la posiblidad de que continúe funcionando por mucho tiempo.