Elija el programa de verano adecuado para su hijo

Establecer sus prioridades primero le ayudar√° a clasificar los programas y las colonias especializadas para encontrar los mejores para su hijo.

Por Personal de GreatSchools

Como todo padre ocupado lo sabe, el verano no es lo que solía ser. A menudo significa reemplazar la rutina de la escuela y el cuidado después de la

escuela con una variedad de colonias de vacaciones, lecciones, arreglos temporales de cuidado infantil y vacaciones familiares. También es una oportunidad para que su hijo aprenda y crezca probando una actividad nueva, desarrollando sus talentos y haciéndose más independiente.

Tomar las decisiones correctas para su hijo es un acto de equilibrio, explica la Dra. Judith Myers-Walls, experta en desarrollo infantil de la Universidad de Purdue (Purdue University). "Usted debe encontrar un equilibrio entre sus necesidades, las experiencias nuevas que desea ofrecerle a su hijo, y las necesidades de su hijo."

Hay colonias de toda forma y tamaño

En muchas comunidades existe una gran cantidad de opciones. Según la Asociación Estadounidense de Campamentos (American Camp Association), existen 12,000 colonias en los Estados Unidos, y esta asociación sin fines de lucro acredita a alrededor de un cuarto de ellas. Los programas son operados por empresas privadas, parques locales y departamentos de recreación, además de comunidades sin fines de lucro u organizaciones religiosas. Se pueden clasificar en los siguientes tipos generales, aunque hay programas que combinan varios elementos.

Programas de intereses especiales:

Éstos se centran en un deporte, artes, ciencia o tecnología. Pueden ser programas de medio día o de todo el día y a menudo se llaman "colonias o campamentos", aunque no implican acampar.

Colonias vacacionales de día:

Éstas pueden ser una manera buena y relativamente económica de introducir las colonias a los niños más pequeños. Normalmente incluyen los programas de excursionismo, natación y manualidades de las colonias tradicionales sin pasar la noche.

Colonias de vacaciones con estadía:

Con una variedad que va de rústicas hasta absolutamente elegantes, estas colonias en las que se pasa la noche normalmente ofrecen una experiencia al aire libre de dos a ocho semanas para una variedad de edades e incluyen deportes, artes y manualidades. Muchas ofrecen una opción de una semana para los campistas primerizos. Algunas colonias de vacaciones con estadía se centran en una actividad en particular como la música.

Colonias para niños con necesidades especiales:

La Ley para Personas con Discapacidades (Americans for Disabilities Act) exige que las colonias adapten los programas para los niños que tienen necesidades especiales, por ejemplo instalando rampas para sillas de ruedas. Sin embargo, también existe un número de colonias especialmente creadas para niños con problemas de conducta y aprendizaje, enfermedades crónicas y problemas específicos de desarrollo.

A continuación se muestra cómo comenzar a determinar lo que es adecuado para su hijo y su familia.

Considere sus necesidades y su presupuesto

Si necesita servicios de cuidado para su hijo de tiempo completo durante todo el verano, los costos pueden subir rápidamente, por eso le recomendamos que primero considere su presupuesto general.

Muchos programas de colonias vacacionales de día terminan temprano en la tarde o sólo duran un par de semanas. Eso significa que los padres que trabajan deben incluir en su planificación el costo del cuidado infantil después de la colonia. El costo de los programas de verano varía enormemente. El cálculo más reciente de la Asociación Estadounidense de Campamentos indica que el costo promedio de una colonia vacacional de día es de $303 a la semana. No obstante, las colonias que son operadas por gobiernos locales u organizaciones sin fines de lucro a menudo cuestan menos pero también existen muchas colonias que cuestan más.

"Sin embargo, la tarifa no se equipara con la equidad", explica Ann Sheets, directora ejecutiva de la Asociación Estadounidense de Campamentos, la asociación que acredita a las colonias vacacionales de día y con estadía.

Durante varios veranos, Miriam Silver, madre de un niño de 11 años de Sebastopol, CA, envió a su hijo a una colonia vacacional de día operada por la ciudad que costaba $125 a la semana, mucho menos que el promedio nacional.

"Es un hermoso lago con muchos senderos para ir de excursión", explicó. "Los niños se ensucian y se independizan. Mi hijo generalmente no anda en canoa ni pesca, pero en esa semana sí lo hace."

Según la ACA, el costo promedio de una colonia de vacaciones con estadía es de alrededor de $597 a la semana. Si está considerando enviar a su hijo a una colonia, tendrá que tener en cuenta el transporte hacia la colonia para su hijo y usted, en caso de que planee ir de visita.

No importa el programa que esté considerando, no deje de preguntar sobre becas puesto que muchas colonias las ofrecen.

Cuando tenga claro su presupuesto total, tendrá que preguntar qué incluye la tarifa total en cada colonia que esté considerando. ¿Cubre refrigerios y comidas? ¿Cubre materiales, como los suministros para artes y manualidades, además de todas las actividades que ofrece la colonia? ¿Debe comprar un uniforme o equipo deportivo para la colonia?

Consejos para reducir los costos:

En ocasiones es necesario ser creativo para no salirse del presupuesto para el verano. Puede juntar sus recursos con otros padres para contratar a un adolescente con mucha energía que cuide a los niños después de la colonia, o puede unirse a un grupo pequeño de padres que tengan la posibilidad de quedarse en casa uno o dos días a la semana para crear su propia colonia vacacional de día. Puede brindar una semana entretenida y económica combinando un viaje al lago, una salida a un museo de ciencias, lectura de cuentos en la biblioteca, proyectos de cocina que incorporen lecciones de matemáticas y una o dos caminatas en la naturaleza. Esta alternativa de bajo costo puede ayudarle a ahorrar para una semana de la colonia de fútbol a la que su hijo le viene rogando que lo mande.

Considere las necesidades de su hijo

La opinión general es que la mayoría de los niños están listos para ir a una colonia de vacaciones con estadía a los 9 ó 10 años; sin embargo, cada niño tiene un temperamento y desarrollo diferentes. ¿Se siente cómodo su hijo cuando pasa la noche con amigos o parientes? ¿Le emociona la idea de ir a una colonia? Converse con el pediatra o maestro de su hijo si no está seguro de si su hijo está listo.

A su hijo le puede haber encantado la colonia vacacional de día a la que asistió el verano pasado, pero eso no significa que querrá ir todos los años. Las necesidades de los niños cambian a medida que crecen y su hijo de 10 años puede haber desarrollado intereses que hacen de un programa de intereses especiales en voleibol o danza una mejor opción que una colonia vacacional de día o con estadía.

Los veranos pueden ser incluso más complicados para los padres de hijos adolescentes, quienes posiblemente deseen más tiempo libre del que sus padres desearían permitirles. Muchos campistas "se gradúan" para convertirse en consejeros en capacitación o consejeros junior, una excelente forma de combinar la experiencia de la colonia con las responsabilidades de un trabajo.

Considere las metas que desea para su hijo

El verano es un excelente momento para que su hijo pruebe nuevas actividades, y muy probablemente hay un programa de verano que incluye prácticamente todo lo que se le pueda ocurrir: producción de videos, yoga, escalada en roca o composición de canciones.

Cualquiera sea la nueva experiencia que le gustaría que tenga su hijo, los expertos aconsejan que lo haga participar en el proceso de elección, ya sea del tipo de colonia o de la duración de la estadía. Es una manera de darle una sensación de control y también es una forma de evitar que eche de menos el hogar si se va a una colonia de vacaciones con estadía.

"El niño necesita participar y tener alguna alternativa", explica Sheets de la ACA.

Myers-Walls, la psicóloga de Purdue, también aconseja a los padres que incluyan a sus hijos en la planificación del verano. "Sin embargo, eso no significa que no pueda darle un empujoncito", explica.

"Como padre quizás piense que a su hijo le dan miedo las arañas en la casa y que una experiencia en la naturaleza le hará sentirse un poco incómodo. Eso no significa que no lo enviará a la colonia. Simplemente debe buscar formas para que su hijo esté menos incómodo."

Puede ayudar a su hijo a sentirse más cómodo al aire libre practicando un poco. Esta primavera, planee un fin de semana familiar en un camping cercano o ayúdele a organizar un campamento al aire libre con amigos en su propio patio.

Haga la tarea

Cuando haya reducido sus opciones a las que se ajusten a sus necesidades y presupuesto, converse con otros padres, consulte el periódico local, la biblioteca, el Departamento de Parques y Recreación y organizaciones comunitarias como la YMCA, para averiguar las opciones que hay. Hay ferias de colonias en muchas áreas metropolitanas donde puede reunirse con representantes de los programas de verano en su área.

Una búsqueda en Google le mostrará que hay muchos sitios de consejos sobre colonias en Internet. Son gratuitos y pueden serle útiles al mostrarle la gama de opciones. Pero recuerde que esos sitios a menudo ganan dinero vendiendo publicidad para las colonias que tienen en sus listas, y sus recomendaciones no son un sustituto a que usted busque información.

"Visitar algún sitio en Internet es simplemente parte de elegir una colonia", expresa Sheets. Visite el sitio de la ACA en Internet para ver una lista de las colonias acreditadas por la organización. Las colonias en esta lista han cumplido la extensa lista de normas de la organización en cuanto a lugar, personal, salud y seguridad, servicio de comida, programas y transporte. Sin embargo, Sheets reconoce que algunas colonias muy buenas deciden no solicitar la acreditación. Aquellas que tienen largas listas de espera, por ejemplo, no sienten la necesidad de pasar por el extenso proceso que cuesta dinero a la colonia y tiempo a su personal.

En cualquier caso, deseará ver si la colonia es indicada para su hijo. Las mejores fuentes de información son el director y los padres de niños que han estado allí. Pídale referencias al director de la colonia si no conoce padres cuyos hijos hayan asistido.

Muchas colonias publican fotografías encantadoras en sus folletos en Internet, pero los padres igual necesitan hacer preguntas detalladas acerca de las instalaciones.

"Estaría especialmente interesada en conocer el lugar donde duermen los niños", expresa Sheets. "He dormido en cabañas, en carpas y al aire libre bajo las estrellas. Son experiencias muy diferentes."

También le recomendamos que vea si su hijo estará feliz con la cultura de la colonia. Por ejemplo, si el folleto enfatiza el programa de deportes, un padre debería preguntar qué actividades específicas forman parte de ese programa.

"Existen colonias excelentes que son extremadamente competitivas", expresa Sheets. "Y otras que no lo son."

Planifique ahora para el próximo año

El mejor momento para visitar una colonia o programa es cuando está funcionando. Si bien ya es demasiado tarde para hacer eso este año, le recomendamos que considere incluir una visita a una colonia en sus planes de vacaciones este verano.

Lleve su lista de preguntas, converse con el director, vivencie el paisaje, pero lo más importante, vea la forma en que el personal trata a los campistas y la forma en que los campistas se tratan entre ellos. Hacerlo le ayudará a comenzar a planificar para el próximo año.