1. Ayuda a tu niño a entender y memorizar los cuadrados (62) y las raíces cuadradas (√36)

    El cuadrado de un número es ese número multiplicado por sí mismo. Por ejemplo, 6 al cuadrado, escrito como 62, significa 6 x 6, que es igual a 36. La raíz cuadrada de un número es el número que se puede multiplicar por sí mismo para igualar ese número. (Así que la raíz cuadrada de 36, escrita como √36, es 6.) Puedes darle a tu hijo una ventaja en las matemáticas de octavo grado ayudándolo a memorizar los números cuadrados del 1 al 12 y sus raíces cuadradas correspondientes: √1, √4, √9, √16, √25, √36, √49, √64, √81,√100, √121, √144.

    He aquí cómo: Dibuja un reloj analógico con los 12 números en él. Cada número al cuadrado representa una raíz cuadrada. Haz que tu hijo saque el cuadrado de cada número y escriba la ecuación de su raíz cuadrada. Por ejemplo, 12 es √144. Una vez que sepa las ecuaciones para los números en el reloj, haz que saque los números cuadrados del 13 al 20. Con estos números memorizados, estará listo para ecuaciones más difíciles. Aprende más sobre matemáticas de 8.° grado.

  2. Resolviendo juntos ejemplos de problemas

    Pídele al maestro de tu hijo que te proporcione distintos ejemplos de problemas que un estudiante de octavo grado debería ser capaz de resolver (desde los fáciles a los más avanzados y complejos). ¿Puedes resolverlos tú mismo? Pídele al maestro de tu hijo que te explique cada problema, llévalos a casa e intenta resolverlos con tu hijo. Tu interés + resolver problemas juntos = un estudiante de matemáticas mucho más motivado.

    ¿Quieres otro enfoque? Solucionen los ejemplos de problemas (con soluciones, y todas en español) en nuestra Guía para Pruebas Estatales.

  3. Comprendiendo las ecuaciones lineales a profundidad

    ¿Está tu niño de octavo grado limitándose a seguir los procesos y reglas, o realmente entiende lo que está haciendo al resolver problemas de álgebra? Este año, resulta importante que los niños entiendan los conceptos y por qué funcionan las reglas. Si no lo entienden ahora, el próximo año será incluso más difícil. Mira este video en donde se desglosan las reglas y los conceptos que fundamentan las mismas.

  4. Una hoja de repaso para padres

    Cuando tu niño llega a casa hablando acerca de los valores de entrada y salida, sabes que está aprendiendo sobre funciones, uno de los conceptos matemáticos clave para las matemáticas en general de la escuela secundaria. ¿Necesitas un repaso? Cuentas con nosotros. ¡Mira cómo un galardonado maestro de matemáticas de la escuela intermedia explica esta idea en 38 segundos!

  5. ¿Sabes qué es la ansiedad por las matemáticas?

    Si eres una de las muchas personas que sufren de ansiedad hacia las matemáticas, lo más conveniente para tu hijo es que mantengas este miedo bajo llave. Si dices cosas como “odio las matemáticas”, o peor: “las matemáticas no son lo mío”, tu hijo exhibirá un peor desempeño en matemáticas. Las investigaciones demuestran que si recibes las matemáticas con los brazos abiertos y le demuestras a tu hijo que tan útiles resultan para la vida cotidiana, la actitud de tu hijo (y las calificaciones en matemáticas) se verá afectada de forma positiva.

    Lee más sobre cómo modelar la confianza matemática (incluso si no tienes mucha confianza en las matemáticas).

  6. Diseño calculado

    Logra que tu hijo reflexione sobre el valor a largo plazo de las matemáticas. Esta semana, menciona casualmente durante una conversación que necesitas habilidades matemáticas para diseñar los jeans perfectos, ser arquitecto, crear un videojuego e incluso trabajar como un paisajista exitoso. Piensa sobre las pasiones de tu hijo y proporciónale un par de pistas sobre cómo dicha profesión podría utilizar las matemáticas. Posteriormente, pídele a tu hijo que diseñe la casa de sus sueños.

  7. El problema con los problemas de enunciados

    Muchos niños capaces de realizar cálculos presentan dificultades al momento de leer descripciones de situaciones aleatorias y determinar los cálculos numéricos. Los nuevos estándares de las matemáticas hacen énfasis en este tipo de práctica debido a que se acerca más al modo en el que usamos las matemáticas en la vida real. ¿Cómo puedes ayudar a tu hijo con los problemas presentados con enunciados? En primer lugar, dale un vistazo a cómo estos niños desglosan problemas de enunciados de octavo grado, y luego emplea algunas de sus estrategias con tu hijo.

  8. Matemáticas y música

    ¿Quieres ayudar a tu niño a ponerse en forma para las matemáticas? No olvides que existen otros métodos más allá de las matemáticas convencionales. La música es una de las muchas actividades que enseñan la creación de patrones complejos, una habilidad fundamental para las matemáticas más avanzadas. Aprende más sobre la conexión entre la música y el aprendizaje.

Share on Pinterest
Updated: octubre 9, 2019