Si alguna vez tu hijo te pregunta “¿Por qué debería ir a la universidad?”, aquí tienes cinco razones:

  1. Ganar más dinero

    Las personas que se gradúan de la universidad ganan más dinero que las que solo tienen un título de bachillerato. Mucho más dinero, de hecho: unos $1,100 semanalmente, por los apenas $638 que gana de media un trabajador sin titulación universitaria.

  2. Tener mejores oportunidades

    Las personas que van a la universidad tienen más opciones a la hora de encontrar trabajo. Hoy día muchos trabajos exigen un título universitario. Además, los graduados universitarios tienen menos probabilidad de perder su trabajo. En 2009 había 9.7 millones de desempleados con títulos de bachillerato, pero solo 5.2 millones con títulos universitarios.

  3. Hacer contactos

    En la universidad, los estudiantes hacen amigos nuevos y establecen contactos que serán útiles cuando empiecen a desarrollar una carrera. Los amigos que hagan en la universidad les ayudarán a encontrar trabajos, y esos contactos y conexiones serán útiles a lo largo de sus vidas.

  4. Vivir una vida más larga y saludable

    Varios estudios han mostrado que los licenciados universitarios están más sanos y tienen menos probabilidades de divorciarse. El índice de divorcios entre licenciados universitarios que se casaron entre 1990 y 1994 está alrededor del 25 por ciento. Son pocos si los comparamos con el más de 50 por ciento de estudiantes sin una licenciatura que se divorciaron en los mismos años. Además, las personas que solo tienen un título de bachillerato tienen problemas de salud en casi el doble de ocasiones.

  5. Empezar una tradición

    Si tu hijo va a la universidad, es más probable que tus nietos también vayan: el 71 por ciento de los estudiantes con un padre o una madre con título de licenciado aplican para ir a la universidad. Sólo el 26 por ciento de los estudiantes de primera generación (aquellos cuyos padres no hayan ido a la universidad) hacen lo mismo.

Share on Pinterest