Organizar bien el tiempo es una habilidad importante que los niños necesitan para superarse en la escuela —y en casa. (¡Después de todo también necesitan terminar sus tareas a tiempo!) Los expertos han descubierto que los niños capaces de organizar su propio tiempo —lo que a veces llamamos “auto-disciplina”— tienen más éxito en la vida, tanto en la universidad como en sus carreras profesionales. De hecho, los niños con auto-disciplina tienen aún más posibilidades de tener éxito en la escuela que aquellos con un cociente intelectual alto.

Pero la mayoría de los niños necesitan ayuda para aprender a organizar su tiempo. Afortunadamente, esta es una habilidad que puede enseñarse y aprenderse. Aquí tiene cinco formas de ayudar a su hijo a gestionar bien su tiempo:

Cree una línea del tiempo para la familia
Use una tira de papel larga para crear una línea del tiempo que incluya a toda su familia. Permita a cada niño escribir una experiencia importante de cada año de su vida: “Empecé kindergarten,” “Se me cayó el primer tiempo,” “Llegó a casa nuestro gato.” Este ejercicio les ayudará a desarrollar un sentido del tiempo claro en el futuro.

Escriba el horario del día
Escriba un horario básico del día escolar de su hijo en una hoja de papel:
7:00 a.m. – Despertarse
7:30 a.m. – Vestirse y bajar a desayunar
8:00 a.m. – Ir a la escuela
3:00 p.m. – ¡Fin de la escuela!
6:00 p.m. – Terminar las tareas escolares
7:00 p.m. – Cena
8:00 p.m. – A la cama
Ponga la hoja en la pared de la habitación de su hijo o en cualquier otro lugar donde sea bien visible. Servirá para dar a su hijo una idea de su día y ayudarle a prestar más atención al tiempo. (Además, como su horario está escrito, evitará muchas de esas discusiones sobre cuándo es hora de ir a la escuela, hacer las tareas, sentarse a cenar o ir a la cama.)

Limite el tiempo frente a la TV
La televisión es una de las formas más fáciles de perder el tiempo para los niños (y si somos honestos, también para sus padres). Decida con su hijo cuántas horas de televisión puede ver a la semana. Lean la guía de programación juntos y hablen de qué programas puede ver, márquenlos con un círculo rojo y pongan la guía junto a la TV. Si su hijo ve demasiada televisión, reduzca unas cuantas horas la primera semana y más durante la segunda. Esta práctica hace que los niños sean conscientes del tiempo que pasan frente a la televisión, les enseña a ser responsables y puede que les haga encontrar tiempo para hacer otras cosas.

Usen una tabla de tareas escolares
Pida a su hijo que cree una tabla que incluya todas las tareas escolares que debe hacer de lunes a viernes. (También puede descargar e imprimir nuestra Tabla de tareas escolares.) Cuando haya terminado cada tarea, puede marcarla en la tabla. De esta forma aprenderá a organizar fechas de entrega y obligaciones.

Share on Pinterest