¿Tu hijo es un desastre a cualquier hora del día? ¿Suele dejar un rastro de calcetines, sudaderas y ropa deportiva olvidada detrás de él? ¿Se olvida de su almuerzo, notas de permiso y compromisos extracurriculares? ¿Su cuarto es un caos? ¿Se queda sin tiempo para terminar la tarea, ducharse y leer antes de ir a la cama?

Hay una forma sencilla en la que puedes ayudar a tu hijo a aprender cómo ser más organizado, de acuerdo con el psicólogo de adolescentes John Duffy. El autor de The Available Parent: Expert Advice for Raising Successful and Resilient Teens and Tweens, Duffy dice que, en vez de repetirle las cosas a tu hijo todo el tiempo, (lo que crea más estrés y líos) te sientes con él y hablen de sus días de semana típicos. Haz una lista ordenada de todas las cosas que tu hijo tiene que recordar hacer para que el día siga su cauce. Si las mañanas son difíciles, la lista puede incluir tareas como vestirse, desayunar, lavarse el rostro, cepillarse los dientes, peinarse, irse a la escuela. Para las noches, la lista puede incluir cosas como hacer la tarea, lavar los platos de la cena, guardar las cosas en la mochila para el día siguiente, ducharse, leer.

Si puedes, lamina la lista. Colócala en el refrigerador y dale un marcador de pizarra a tu hijo para que pueda tachar las cosas que ya ha hecho.

A los niños les gusta tachar y marcar cosas, dice Duffy, y si los padres quieren ofrecer una recompensa por marcar como hechas la mayoría de las cosas por cinco días seguidos, por ejemplo, eso también puede ayudar.

“La idea es establecer hábitos nuevos”, dice Duffy. Establecer un hábito nuevo puede tomar entre tres semanas y un mes, “pero para los niños es incluso más fácil. Si puedes hacer que sigan un régimen por un par de semanas, se acostumbrarán a los hábitos nuevos”, dice.

Lo mejor es que, en lugar de estar regañándolo, simplemente puedes preguntarle a tu hijo si ya revisó su lista.

“Es fortalecedor y le enseña a los niños a organizarse en lugar de que sus padres tengan que darles recordatorios constantes”, dice Duffy.

Es de esas cosas de independencia y autosuficiencia que todos los chicos deben aprender, pero puede ser un poco difícil enseñarles. Por suerte, este método sorprendentemente simple es muy efectivo, dice Duffy.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest