In English?

Cuando tienes varias opciones con respecto a la escuela intermedia a la que asistirá tu hijo, debes responder preguntas como: ¿Dónde se sentirá más feliz mi hijo durante los próximos años? ¿Logrará la popular escuela pública, cercana a nuestra casa, brindar la preparación que mi hijo necesita para la secundaria? ¿Es esa escuela tan buena como parece?

Liz Perelstein era la fundadora de School Choice International. Ahora jubilada, solía aconsejar a los padres acerca de cómo escoger la mejor escuela para su hijo. Le preguntamos cuáles eran las cosas más importantes que los padres debían tomar en cuenta al evaluar una posible escuela intermedia.

  1. Busca indicios de que la escuela apoyará el desarrollo social y emocional de tu hijo.

    Los años de escuela intermedia pueden resultar difíciles para los niños. Por lo tanto, es importante encontrar una escuela que les brinde apoyo a los niños durante el proceso, no solo académica sino social y emocionalmente. ¿Cómo puedes saber si la escuela brinda ese apoyo? Pregunta si poseen algún tipo de programa de habilidades sociales o contra el acoso. Haz preguntas acerca de los orientadores. Algunas escuelas intermedias asignan cada niño a un orientador académico en particular durante los tres años de estudio. Otras, ni siquiera cuentan con orientadores. ¿Los estudiantes de sexto grado están separados de los estudiantes mayores o la escuela emplea otros métodos para ayudarlos con la transición?

  2. Visita la escuela más de una vez y haz las preguntas correctas.

    ¿El director te dio una mala impresión? ¿Alguna clase era indisciplinada? Puede que sea indicio de un problema más grave o puede que no fuese más que un mal día. Si tienes dudas pero aún quieres tomar en cuenta dicha escuela, vuelve a visitarla.

    La mayoría de los padres realiza preguntas genéricas (“¿Cuáles son los puntajes de los exámenes?”, “¿cuánta tarea asignan para cada noche?”) y reciben respuestas igual de genéricas. Si quieres saber cómo es la escuela en realidad, haz otras preguntas, tales como: “¿Cuáles son los tres adjetivos que usaría para describir esta escuela?”. (Artículo relacionado: 10 preguntas clave para hacer al elegir una escuela intermedia).

  3. Mira más allá de las cualidades superficiales de la escuela.

    Que la escuela haya sido pintada recientemente y que tenga un área infantil nueva resulta estupendo (y puede mejorar la experiencia de tu hijo en la escuela), pero tales elementos no implican una buena educación. De igual forma, no juzgues a una escuela si su exterior dista de ser perfecto. Es posible que cuente con educadores dedicados y estudiantes exitosos detrás de esa pintura desgastada.

    Examina con atención el plan de estudios, a los maestros y al director. ¿El personal docente luce comprometido y entusiasta con respecto a la enseñanza? ¿La escuela enseña las asignaturas básicas y ofrece actividades extracurriculares, de manera que los estudiantes obtengan una experiencia completa durante la escuela intermedia? ¿Estará tu hijo lo suficientemente preparado para enfrentar la rigurosidad de la escuela secundaria? Puede que dichas respuestas no sean obtenidas de inmediato, pero son la clave para encontrar una escuela donde tu hijo pueda desarrollarse de forma integral.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest