In English?

¿Las mañanas parecen una carrera en su casa? No está solo. Cada mañana en todo el país, las familias ajetreadas trabajan en contra de las agujas del reloj para lograr que sus hijos estén vestidos, alimentados, peinados y listos para salir. Recurrimos a padres, psicólogos y expertos en organización para que nos dieran consejos sobre cómo aliviar esta prisa. Ellos conocen atajos para las mañanas y los comparten con gusto.

Comienza con la noche anterior.

Primero, lo primero: ¿Su hijo duerme lo suficiente? Las mañanas suelen ser más difíciles si los niños están demasiado cansados. Los niños de 3 a 5 años necesitan entre 10 y 13 horas de sueño cada noche, los de 6 a 13 años necesitan de 9 a 11 horas y los adolescentes necesitan de 8 a 10 horas. Los niños de cualquier edad que tengan sueño no darán su mayor rendimiento, así que calcule al revés, a partir de la hora fija en que deben estar en algún lugar (la hora en que empieza la escuela, en que debe dejar a su hijo en la guardería, que debe llegar al trabajo) para determinar la hora en que se deben apagar las luces la noche anterior. Si la calidad del sueño es un problema, elimine incluso las cantidades más mínimas de cafeína en la tarde o la noche, como el chocolate, las sodas, la leche chocolatada y el te, y prohíba la televisión y los videojuegos antes de la hora de acostarse. Asegúrese de que los niños más grandes no se queden hasta tarde enviando textos, hablando por teléfono o usando los sitios de las redes sociales, y si lo están haciendo, instituya una regla de “prohibición de teléfonos después de las 10 de la noche” (o la hora que crea razonable).

Una lista para la noche: ¿Qué tareas puede hacer la noche anterior? Estas son las más comunes: Preparar los almuerzos por anticipado, elegir la ropa para el día siguiente (hasta los zapatos y los accesorios), dejar las mochilas preparadas para el día siguiente con todos los artículos para la escuela (incluso las chaquetas) al lado de la puerta. También puede hacer preparativos en mayor profundidad: Si sus hijos se pueden duchar de noche (según la edad que tengan y la ropa que usen para ir a la escuela) haga que duerma con la ropa del día siguiente. “Esta estrategia funciona bien para las personitas a quienes les cueste engranar en la mañana (y que usen camisetas suaves y pantalones cortos o de gimnasia para ir a la escuela)”, dice Angel Zobel-Rodriguez quien tiene dos hijos. Los desayunos preparados anticipadamente como los yogures con frutas o cereales y los burritos de desayuno, se pueden armar mientras usted prepara la cena y guardarse durante la noche. En el caso de los quisquillosos con la comida, tener una variedad de opciones prehechas puede ayudar a eliminar las luchas con el desayuno.

Hora de despertar

Cuando suena la alarma: ¿Cómo fluye su rutina de las mañanas? Incluso entre el caos, hay patrones. Una forma de ponerle orden a la locura es dividir la rutina en pasos más pequeños. Tener un tablero con calcomanías para todas las tareas diarias (y premios y consecuencias específicos para cada meta), puede ayudar a motivar a los pequeños rebeldes a mantener el enfoque. Los niños de todas las edades se pueden beneficiar de tener una conversación detallada sobre todo lo que se debe lograr cada mañana, ¡pero no tenga esta conversación en el medio de la prisa matutina! Programe un momento en el que todos estén relajados, después de comer, por ejemplo, o en una tarde de fin de semana. Cuando tengan esta conversación, asegúrese de cuestionar el orden en que se hacen las cosas, y tome un enfoque de colaboración con la mente abierta para buscar soluciones creativas. Quizás su hijo deba desayunar primero para estar más despierto cuando se vista, por ejemplo, o quizás lavarse la cara en cuanto se levante es la solución.

Si deben viajar en automóvil: ¿Algunas de las tareas se pueden guardar para hacer en el auto? Todo desde los peinados y atar los cordones hasta repasar las palabras de ortografía y hablar sobre las metas del día se pueden hacer durante el viaje matutino en auto.

Comparta el automóvil: Si usted lleva a sus hijos en auto todos los días a la escuela, considere organizar o unirse a un grupo de carpool. Estos grupos son una forma ideal de compartir la responsabilidad de manejar, crea un sentido de comunidad y ahorra tiempo. El correo electrónico es una forma fácil de organizar un horario y alertar a los demás si necesita cambiar de día, etc.

86 distracciones: ¿Sabía que la televisión nos enlentece naturalmente a muchos? Aunque sean las noticias de la mañana, intente apagarla y ver si su hogar comienza a moverse con más rapidez. Lo mismo vale para los juegos de computadora de los niños, los videojuegos y las actualizaciones de Facebook.

Conviértase en madrugador

Cree un zen matutino: ¿Se podría levantar más temprano? Para muchas personas levantarse más temprano es una imposibilidad. Pero, Lisa B. Marshall, una escritora de blogs y madre de mellizos de 6 años, argumenta a favor de las mañanas más tempranas, altamente organizadas, y sin embargo, tranquilas. Primero, se levanta antes que nadie para tener un poco de tiempo personal. Luego, les pide a sus hijos que se levanten lo suficientemente temprano para estar listos 30 minutos antes de que llegue el bus, para que tengan un poco de tiempo de tranquilidad para leer o dibujar antes de ir a la escuela. ¿Cómo lo logra? “Uso una lista de comprobación para ayudarme a conservar mi cordura”, escribe. “Como les pido las mismas cosas todos los días, mis hijos ya conocen la lista casi de memoria”. Ella tiene una lista de quehaceres para el piso de “arriba” que incluye la ropa y el aseo personal, y una lista de “abajo” para las mochilas y los almuerzos. Después de que se hayan completado los ítems de las listas y del tiempo de tranquilidad, tiene una lista final: “¿Tienes tu respeto y tu dignidad?”, se pregunta, seguido de preguntas sobre compasión, empatía y ayudar a los demás.

Quizás no pueda (o no desee) anticipar tanto tiempo extra como Marshall, pero adelantar el despertador aunque sea 15 minutos podría valer la pérdida de sueño, si significa comenzar cada día de una manera más tranquila y organizada.

Share on Pinterest