In English?

Con tantas distracciones es difícil lograr que los chicos escriban. Desde los videojuegos hasta la televisión, y desde los hermanos hasta las mascotas, pareciera que todo conspira para prevenir que los niños consigan la concentración necesitan para escribir.

En primer grado los niños deberían estar ya escribiendo por su propia iniciativa. ¿Le gustaría lograr que su hijo escriba sin tener que decirle una sola palabra?

Intente esto: Ponga algunos materiales para escribir en cada cuarto de la casa. Todos los padres aprenden que los niños tocarán todo lo que tengan al alcance y experimentarán con ello, ya sea una palanca de juego o una caja de cerillos. Si siempre hay papel y lápices cerca, los niños jugarán con ellos. Coloque el control remoto en una repisa alta, y deje materiales para escribir en la mesa de la cocina y la del comedor.

Dejar hojas largas de papel los motivará a hacer listas. Dejar tarjetas y sobres los inspirará a escribirse cartas. Cuelgue un buzón de la manija de la puerta de los dormitorios, y nunca tire esas tarjetas gratuitas que recibe de organizaciones de beneficencia: son perfectas para los niños que podrían tan prontamente escribirle una nota a alguien en la habitación como colocar una en el buzón. Tanto las tarjetas para ficheros como las etiquetas, hojas dobladas, notas Post-It, grapadoras, calcomanías, cinta adhesiva y pegamento son materiales que garantizarán que su hijo se interese por escribir.

Share on Pinterest