El verano parece estar lejos. ¡La universidad se ve aún más lejana! Pero ahora es el momento para pensar en ambos. Lo que tu hijo haga este verano podría ayudarle a entrar a la universidad.

Las calificaciones y los resultados de los exámenes son importantes, pero las universidades también quieren saber sobre los intereses y responsabilidades de tu hijo fuera de la escuela. Buscan estudiantes con iniciativa, persistencia, conciencia y liderazgo. En los formularios de postulación a la universidad, a tu hijo se le pedirá que liste las actividades en las que participó en la escuela secundaria, porque dichas actividades demuestran esas cualidades. Además, los adolescentes pueden crecer mucho al hacer una actividad veraniega desafiante. La experiencia puede ser el tema sobre el que escriban en el ensayo de admisión a la universidad.

Los padres, especialmente los que no fueron a la universidad, se preguntarán: Para llamar la atención en su postulación a la universidad, ¿los estudiantes tienen que hacer algo increíble, como una pasantía en una poderosa empresa de biotecnología, trabajar en una clínica en Haití o tomar cursos de verano caros en una universidad de la Ivy League? Afortunadamente, no.

Puede ser cualquier actividad que les permita ganar experiencia y habilidades. Pueden inscribirse en un curso o participar en un programa, ayudar en la comunidad, practicar talentos especiales o ser un miembro productivo de la familia.

Consejos clave para el verano luego del noveno grado

  • Los estudiantes de noveno grado deben comenzar a hacer planes para el verano desde ya porque los trabajos de verano y otros programas son competitivos. Muchas opciones requieren que los estudiantes se postulen con mucha anticipación, especialmente las que ofrecen becas y ayuda financiera.
  • La oficina de asesoría escolar debe tener información sobre trabajos de verano, pasantías y programas académicos disponibles para los estudiantes de noveno grado.
  • Independientemente de lo que tu adolescente haga durante este verano, resalta la importancia de ser responsable y hacer más de lo que se espera de él. Por ejemplo, si tu hija tiene un trabajo de verano, motívala a siempre llegar a tiempo, estar dispuesta a aprender tareas nuevas y a recibir responsabilidades adicionales. Si tu hijo cuida de sus hermanos menores, pídele que organice proyectos de manualidades y salidas a diario en lugar de dejar que sus hermanos vean TV.
  • Sin importar lo que tu hijo haga este verano, motívalo a registrar en un diario sus actividades de verano. Al hacerlo, los adolescentes deben incluir cosas como las fechas de trabajo, responsabilidades y cualquier historia o reflexión sobre sus experiencias. Esta información será útil cuando llegue el momento de completar los formularios de postulación a la universidad.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: enero 6, 2020