In English?

Puede que tu hijo sea capaz de escribir “SALU2” con mayor rapidez que cualquiera de sus amigos que emplean la mensajería de texto, pero eso no significa que entienda el proceso y propósito de tomar apuntes.

A medida que tu hijo avanza de la escuela intermedia a la secundaria, necesitará desarrollar la habilidad de tomar buenos apuntes, tanto de las lecciones en clase, como de las tareas de lectura, y materiales de investigación. Es allí donde los padres pueden ayudar, afirma el autor y maestro de secundaria californiano, Jim Burke.

“En ocasiones, tienes que sentarte y decir: aquí tenemos un capítulo entero. ¿Cómo decides qué es importante? ¿Con qué propósito usarás los apuntes? ¿Para una prueba? ¿Para escribir un informe?” expone Burke, cuyo libro, titulado “The Reader’s Handbook”, explica estrategias y herramientas de lectura útiles para estudiantes de secundaria.

“Los estudiantes que no toman buenos apuntes, no los usan”, afirma. “Pierden fe en el proceso”.

Burke prefiere emplear el término “crear apuntes” (darle sentido a la información) en lugar de “tomar apuntes”, el cual resulta más pasivo. De acuerdo con el autor, crear apuntes consiste en “manipular la información para hacerla fácil de recordar”. Algunos estudiantes pueden lograr que la información sea más sencilla de recordar mediante la realización de resúmenes. Para estudiantes más visuales, los colores podrían funcionar mejor. Burke proporciona el ejemplo de un estudiante que repasó sus apuntes de ciencia, utilizando rotulador rojo para identificar la sangre y azul para identificar el oxígeno.

Tomar apuntes en clase

Escribir a la velocidad del habla puede resultar abrumador, incluso para un adulto. Los siguientes consejos pueden ayudar a tu estudiante a desarrollar su propio sistema:

Cada día, comienza una nueva página para cada clase.

Escribe la fecha. Deja un espacio entre los temas o ideas, de manera que luego puedas ojear la página con mayor facilidad.

Apunta palabras y conceptos clave, no oraciones.

Desarrolla tu propio sistema de abreviaciones o símbolos (tales como “c/” en reemplazo de “con” o símbolos matemáticos tales como >, =, △ para indicar un cambio) para anotar puntos clave. Aquí encontrarás algunas abreviaciones (en inglés) que te servirán como punto de partida.

Mantente atento a las palabras clave que diga el maestro.

Generalmente, los maestros proporcionan indicios de aquello que es importante apuntar, usando frases tales como “los tres incidentes que provocaron la Guerra de 1812 fueron…”. He aquí algunos ejemplos (en inglés) de palabras clave comunes que son proporcionadas durante la clase.

Revisa los apuntes después de clases para asegurarte de que sean precisos y completos.

Hacer esto justo antes de comenzar la tarea en una asignatura en particular puede ayudar al estudiante a concentrarse en el tema a tratar.

Tomar apuntes de la lectura

Distintos expertos aconsejan a los estudiantes leer previamente el capítulo de un libro, con el propósito de tener una idea acerca del tema, en lugar de limitarse a entrar de lleno a la lección sin preparación previa. Los estudiantes pueden comprender los temas principales si primero leen la introducción, subtítulos, gráficas, pies de foto, párrafos de resumen y preguntas de estudio al final.

“Presta atención a los elementos que han sido resultados por la editorial del libro mediante características tipográficas”, indica Burke.

Obtener una idea general ayudará a tu hijo a concentrarse en lo más importante, a medida que comienza a tomar apuntes, en lugar de quedarse atascado en los detalles.

La precisión y el ser capaz de citar son habilidades esenciales que los periodistas aprenden con el objetivo de preparar sus historias. Dichas habilidades son igual de importantes para tu estudiante cuando se prepara para escribir un trabajo de investigación o presentar una prueba.

Ayúdale a aprender a resumir la información con sus propias palabras, en lugar de copiar el libro. Este método garantizará que tu hijo entienda lo que ha leído y le ayudará a aprenderlo. Ayúdale a adquirir el hábito de usar comillas en fragmentos que sean citas directas de un autor, de manera que pueda identificar las palabras que no sean suyas.

Por último, si tu hijo presenta dificultades, puede que tenga problemas de lectura. Pídele que explique un capítulo que haya leído. Si notas que su nivel de comprensión es un problema, programa una cita para hablar con su maestro u orientador de manera que puedas obtener toda la ayuda que necesite.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest