In English?

¿Pasa tu hijo más tiempo mirando una pantalla que jugando? De acuerdo con el estudio de Common Sense Media “Uso de Medios y Tecnología de los Niños Entre Cero y Ocho Años 2017“, los niños latinos de 8 años o menos pasan un promedio de dos horas y 36 minutos por día con algún tipo de pantalla (TV, tableta, teléfono inteligente o videojuego). Y cuanto mayor es el niño, más se sienten atraídos por la pantalla brillante: los niños de 8 a 12 años pasan, en promedio, casi seis horas por día viendo televisión, jugando videojuegos, mensajes instantáneos y escuchando música en línea — es mucho más tiempo del que pasan con sus padres o en el aula, según un informe de 2015 de Common Sense Media. ¡Eso es mucho tiempo de pantalla! Si bien la exposición a los medios puede ser beneficiosa, abundan las investigaciones sobre cuánto y qué tema es apropiado para los niños.

Estudios recientes muestran lo alarmante que es

Las tasas de obesidad infantil son altas. El StateofObesity.org informa que a partir de 2016, el 25.8 por ciento de los niños latinos de 2 a 19 años en los Estados Unidos son obesos. Los expertos dicen que es porque los niños en Estados Unidos no hacen suficiente ejercicio y no consumen una dieta saludable. Demasiado tiempo frente a la pantalla — ya sea frente a un televisión, computadora o videojuego — es parte del problema.

Un Estudio de la Academia Americana de Pediatría (AAP study) encontró que los adolescentes entre las edades de 12 y 14 que se expusieron a entretenimiento frente a una pantalla con contenido sexual tienen el doble de posibilidad de tener relaciones sexuales a la edad de 16 años sobre los que no se expusieron a ese material.

Un estudio hecho por Center on Media and Child Health encontró que los niños que vieron situaciones violentas pasaban menos tiempo con sus amigos que los niños que no vieron programas con contenido violento, por lo que se aislaban más. Otros estudios relacionan el ver la televisión con un incremento en la tasa de obesidad y comportamiento agresivo físico y verbal en los niños.

David Elkind, profesor en desarrollo de los niños y autor del libro El Poder del Juego: Cómo las Actividades Espontáneas y de Imaginación Hacen a los Niños más Felices y Saludables, advierte sobre los peligros del exceso de exposición a las pantallas. El escriba que los niños que pasan mucho tiempo frente a la televisión o frente a la computadora tienen “poco tiempo para ejercitar su fantasía, imaginación y creatividad.”

Algunos críticos alegan que es difícil probar que haya una causa directa de exponerse demasiado a los medios de comunicación y problemas emotivos o de comportamiento. Pero los padres que tienen sentido común deben estar al pendiente por posibles cambios de comportamiento en sus hijos, y limitar la exposición a los medios de comunicación en una forma adecuada.

¿Qué pueden hacer los padres para limitar el tiempo de pantalla?

Dos organizaciones ofrecen herramientas y consejos para ayudar a los padres a navegar en el rápido mundo de los medios de comunicación.

Common Sense Media Latino es una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a los padres a “hacer elecciones inteligentes de medios” al ofrecer una gran selección de clasificaciones y reseñas basadas en la edad para películas, aplicaciones, programas de televisión, libros, sitios web y música.

“Los medios de comunicación son una fuerza negativa, pero también positiva,” dice Peter Katz, director de márketing de la organización. “Tú no dejarías que tu hijo comiera comida chatarra las 24 horas del día. De la misma manera que los niños necesitan moderar el consumo de alimentos, también deben moderar el uso de los medios de comunicación. Los padres necesitan estar bien informados para tomar buenas decisiones.”

La Fundación para Decisiones de Padres — The Parents’ Choice Foundation, la organización más antigua de la nación para guiar a los niños sobre los medios de comunicación, es otro recurso que informa y guía a los padres.

“Los niños están cansados que les digan lo que no pueden hacer y lo que no pueden ver. Ellos quieren saber lo que sí pueden hacer y lo que sí pueden ver,” dice Claire Green, la presidenta del grupo. Este grupo lleva a cabo un programa de premios anuales en el que revisan libros, juguetes, música, televisión, programas de computadora, juegos de video, sitios de internet y revistas. “Los padres tienen que trabajar muy duro con sus hijos,” dice Green. “Los padres deben ser los que animan y los que ponen metas, los que construyen y los que ayudan a reparar. Los padres deben hacer su mejor esfuerzo para mantener a sus hijos seguros, y abrir sus opciones- y recuerde cerrar la puerta que no los lleva a algo bueno.”

Guías para limitar el tiempo de pantalla

  1. Conoce bien a tus hijos y sus valores

    Eso aconseja Katz. Si tu hijo(a) se queja de que todos sus amigos ven un programa de televisión que tiene mucho contenido sexual y violencia, explícale cuáles son sus valores y por qué los sigue. O si tu hijo(a) pudiera tener pesadillas, tenga cuidado en permitirle ver algunos programas que le cause miedo, aún si sus demás amigos los ven.

  2. Sé consciente de la edad apropiada

    “Lo que está bien para un niño de 8 años no está bien para uno de 4,” dice Green. Usa tu buen juicio y consulta la guía de clasificación de programas. Sabe que aunque algunas compañías hacen videos para bebés y niños muy pequeños, la Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 2 años no vean televisión para nada. También, el que un programa sea clasificado como PG-13 no significa necesariamente que todos los niños de 13 años estén listos para verlo, o que algunos niños menores de 13 no lo puedan ver. Es solamente una guía y tú eres el que debe decidir.

  3. Pon reglas familiares y síguelas

    “Es como cualquier otra cosa relacionada con ser padres,” dice Katz. “Tienes que poner reglas o guías.” Puedes decir, por ejemplo, que la televisión puede verse solo de 7 a 9 p.m. o después de hacer la tarea, o solamente lunes, miércoles y viernes. Tener consistencia todo el tiempo es importante. Katz agrega: “Si tú eres demasiado permisivo duarante los primeros 6 años de vida de tu hijo, después no va a ser fácil ponerle reglas.”

  4. Limita el tiempo de la televisión y computadora

    “Aunque los expertos recomiendan ver no más de una a dos horas de imágenes (TV, redes sociales, computadora y video juegos) al día, la mayoría de los niños se pasan en promedio 45 horas por semana frente a la pantalla,” dice Katz. Es importante considerar que no solo es la televisión, sino todos los medios de comunicación los que deben tener límites. “Los niños deben tener tiempo de jugar afuera y aprender de otras actividades además de los medios de comunicación,” aclara Green.

  5. Usa la tecnología para controlar los medios de comunicación

    El uso de Netflix, Hulu y el DVR es una forma sencilla para controlar qué está encendido y cuándo. Green dice que estas son buenas herramientas porque los padres pueden decidir el momento de ver los medios simplemente apretando botones para poner pausas, y así tener tiempo de hablar sobre ciertas escenas y discutir lo que está pasando en la pantalla.

  6. Pon un horario para ver televisión en familia

    Separa tiempo para ver películas en familia y usa este tiempo para discutir sobre lo que se ve en la televisión. Está alerta para enseñar a tus hijos sobre lo que ven. Haz preguntas como “¿Por qué crees que los personajes se comportan así?” sugiere Katz.

  7. No pones televisiones o computadoras en las recámaras de tus hijos

    Es más fácil tener control cuando tú puedes ver lo que hace o ve tu hijo. Esto significa que tú deberías tener los videojuegos, la televisión y la computadora en un área común donde tú puedas estar viendo lo que tus hijos ven.

  8. Revisa lo que los expertos dicen

    Common Sense Media tiene miles de reseñas de películas, programas de televisión, música, videos, sitios, aplicaciónes, libros y revistas. Esta organización actualiza esta información cada semana en su página de internet. El personal de Common Sense Media Latino que revisa la información, lo hace desde un punto de vista de desarrollo del niño. “No solamente revisamos medios que se consideran ‘más o menos limpios,'”dice Katz. Los que revisan los medios toman en cuenta lo que es particularmente popular entre los niños.

    Para ayudar a que los padres tomen buenas decisiones, Parents’ Choice da premios anuales a los mejores libros, juguetes, música e historias, revistas, juegos de video, televisión y sitios de internet. Tú puedes revisar estos productos en la página de Parents’ Choice Awards.

    Los premios se dan en diferentes niveles: oro, plata y honores, recomendados, aprobados, clásicos y divertidos. Parent’s Choice busca productos que “entretengan y enseñen, estimulen la imaginación e inspiren la creatividad.” Para ser considerados, los productos no deben tener contenido violento o mostrar prejuicios raciales o estereotipos de género. Todos los productos pasan por un proceso de revisión de varias etapas, incluyendo revisiones por su personal y por estudiantes de escuelas, centros de cuidado de niños, expertos en desarrollo del niño, directores de educación en museos y expertos en su materia. “Si necesitamos revisar un producto sobre dinosaurios, vamos con un paleontólogo para ver su veracidad,” dice Green. Solamente el 20 por ciento de los productos que revisamos reciben un premio.

    “Nosotros consideramos a Parents’ Choice como un vigilante con sentido de humor,” dice Green. “Reconocemos que los niños deben divertirse. Ellos se estresan mucho y tienen muchas responsabilidades.” Los medios de calidad les pueden dar esa diversión.

  9. Expón a tus hijos a formas de comunicación que los estimulen

    Green recomienda los cuentos en audiolibros. “Esto es todo un arte. Un buen cuenta-cuentos puede hacer que un niño use su imaginación al escuchar el cuento, ya que no toda la historia se dibuja para él,” dice Green. El escuchar un cuento desarrolla la habilidad de escuchar y entrena al niño a concentrarse y poner atención. Green agrega que en la actualidad muchos niños tienen que poner atención a varias cosas al mismo tiempo, lo que hace que pierdan la habilidad de enfocarse en una sola cosa a la vez.

Share on Pinterest