In English?

“¡No es justo!”

Si la obsesión de tu hijo de 6 años con lo que es justo te está volviendo loco, no te preocupes: su nueva fijación está programada para su edad. Está ansioso por entender los principios detrás de las reglas y regulaciones porque su cerebro está desarrollando la capacidad de procesamiento lógico y racional.

Los estudiantes de primer grado tienen trillones de vías que conectan sus neuronas en la corteza cerebral. A medida que el cerebro se desarrolla, las vías menos utilizadas se “recortan” para agilizar el proceso de pensamiento de cada individuo. A continuación te mostramos cómo puedes motivar la mente en rápido desarrollo de tu estudiante de primer grado.

Espera que a tu hijo le vaya bien

Las partes del cerebro que reconocen y analizan los desafíos se están desarrollando y cambiando rápidamente en el cerebro del niño de 6 años. A tu estudiante de primer grado le irá mejor si tiene un maestro sensible pero exigente que insiste en un trabajo de alta calidad.Según el profesor de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la UCLA Daniel Siegel, las expectativas de los maestros sobre las habilidades de los estudiantes tienen un gran efecto en el aprendizaje de los estudiantes. En un estudio, se les dijo a los maestros que algunos de sus estudiantes que habían sido identificados previamente con dificultades de aprendizaje en realidad eran superdotados. Después de que los maestros fijaran las expectativas, los alumnos cumplieron con esas expectativas.

La lectura ayuda

Aprender a leer pronunciando las letras de las palabras es difícil para muchos estudiantes de primer grado, incluso si el desarrollo auditivo de su cerebro es excelente. Una razón, señala la Doctora en Filosofía Jeannine Herron, autora del libro Making Speech Visible, es que la memorización del alfabeto es engañosa, porque las letras en inglés &mdahs; A, B, C, etc. — no suenan exactamente como los sonidos que representan, y todas las vocales pueden tener más de un sonido.
Este obstáculo retrasa a miles de lectores con dificultades. Para evitar esto, Herron recomienda enseñar a los estudiantes de primer grado a “prestar atención a lo que hace su boca” cuando aprenden fonemas.

Habla con tu hijo

Tu parlanchín de primer grado prosperará si hablas y lees con él tan a menudo como sea posible, en cualquier idioma, ya que el rápido desarrollo del cerebro en vocabulario, gramática y pronunciación ocurre principalmente antes de los 7 años. Un artículo de Entropy escrito por investigadores de Princeton informa que los niños de 6 años pueden comprender 13,000 palabras porque su corteza cerebral adquiere el lenguaje a razón de 10 palabras nuevas por día, lo que significa una palabra nueva cada 90 minutos. Para ayudar a desarrollar sus habilidades lingüísticas, incluye a tu hijo en conversaciones adultas y también bríndale oportunidades para tener conversaciones en inglés.

Ayuda a tu hijo a sentirse a gusto

Los estudiantes de primer grado deben sentirse relajados y emocionalmente seguros para que sus cerebros aprendan mejor. Las investigaciones indican que el estrés y el miedo liberan niveles tóxicos de la hormona cortisol, que puede destruir las neuronas en el hipocampo, una región que apoya la memoria objetiva y episódica. Los padres y otros adultos deben dar retroalimentación afectuosa y motivacional, así como minimizar las reprimendas y amenazas, y evitar gritos y golpes para disciplinar. Expresa simpatía si tu hijo tiene miedo de las pesadillas o se avergüenza de orinarse en la cama. Muchos niños continúan con la enuresis (mojar la cama por la noche) hasta los 7 años o más.

Introduce la música en su vida

En términos de desarrollo cerebral, esta es una buena edad para exponer a tu hijo a la música. Toca diferentes tipos de melodías y música para tu hijo, cántale canciones y busca oportunidades para introducir la música en su vida a través de la escuela o grupos comunitarios. Un artículo del 2009 de Journal of Neuroscience reporta que después de 15 meses de lecciones de música donde 31 niños de 6 años aprendieron a tocar instrumentos musicales, los sistemas auditivos y motores corticales en sus cerebros crecieron.

Ayuda a tu hijo a practicar cómo prestar atención

La capacidad de poner atención de un estudiante de primer grado varía de seis a 20 minutos, dependiendo en parte del género. Un informe publicado en NeuroImage encontró diferencias en la tasa de crecimiento de los cerebros de los niños y las niñas. Esta diferencia, dice el Doctor Leonard Sax, autor de Boys Adrift (Chicos a la deriva), explica por qué los niños de 6 años no pueden prestar atención a las niñas de 6 años. Para reforzar la concentración de un niño, fomenta actividades como la meditación y los juegos de mesa y limita la televisión. Los estudios indican que las pantallas sobreestimulan el desarrollo de los cerebros, lo que resulta en una reducción de la atención. ¿Por qué? Algunos investigadores creen que ver televisión sin medida libera grandes cantidades del neurotransmisor dopamina, un regulador clave para la concentración.

Motívalo a que haga ejercicio

Intenta programar al menos 30 minutos al día para que tu estudiante de primer grado corra y juegue afuera. Según el Doctor John Ratey, autor de Spark, el ejercicio eleva una sustancia química que construye la infraestructura del cerebro. Los deportes como el fútbol, la natación, el hockey y las artes marciales son excelentes para estimular el cerebro. Varias investigaciones revelan que los estudiantes que hacen ejercicio intensamente obtienen mejores resultados académicos que aquellos que no lo hacen.

Alimenta su cerebro

Alimenta a tu hijo balanceadamente con verduras, frutas, granos enteros, lácteos y carne, y limita los dulces, las galletas, el jugo de frutas y la comida chatarra azucarada y salada. Los niños necesitan una amplia variedad de nutrientes esenciales para un desarrollo óptimo del cerebro. Por ejemplo, la yema de huevo, la carne grasa y la soja contienen colina, el componente básico del neurotransmisor acetilcolina, que es crucial en la función de la memoria.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest