Una de las cualidades más características de los estudiantes de escuela primaria es que irradian energía positiva. Pregúntales si quieren hacer algo y la respuesta suele ser un “¡sí!” lleno de entusiasmo. El desarrollo cerebral de los niños explica estas ansias por vivir experiencias. Los cerebros de los niños en esta etapa son máquinas de aprendizaje súper eficientes que procesan la información del mundo que los rodea tan rápido como la reciben. Al estar encerrado en casa y con las escuelas clausuradas, es posible que tu hijo esté frustrado y desesperado por salir al mundo.

Sin vida social durante el encierro

Luego de pasar años relacionándose principalmente con su familia, los niños comienzan a enfocarse en crear amistades profundas en la escuela primaria. Cuando llegan al 3.º o 4.º grado, los chicos pueden haber reducido su círculo social a un grupo de mejores amigos muy unidos. Perder las horas de juego con sus amigos y compañeros no solo significa perderse la diversión, sino que también significa perder un medio importante a través del cual los chicos de esta edad aprenden habilidades sociales y emocionales. Tu hijo de escuela primaria también puede extrañar a los adultos especiales de su vida: maestros, abuelos, tíos y tías, e incluso al amable empleado de la tienda.

Perder todas estas conexiones diarias puede hacer que tu hijo se sienta aislado, incluso si no sabe expresarlo. El duelo ante la pérdida de los amigos, parientes y maestros puede manifestarse en colapsos emocionales, molestias, resistencia e irritabilidad. “Los niños se comunican a través de su comportamiento”, dice Rebecca Branstetter, psicóloga escolar, escritora y cocreadora de un curso de aprendizaje social y emocional para padres. “No te están haciendo pasar un mal rato. Te están diciendo que ellos están pasando un mal rato”.

Cómo ayudar a tu niño de escuela primaria a sobrellevar la situación

Ayuda a tu hijo a ponerse en contacto con las personas que extraña más, quizás con una llamada por Facetime o una cita de juegos a través de Zoom con uno o dos amigos, primos u otros parientes. Si tu hijo extraña a su maestro, Branstetter motiva a los padres a contactar al maestro para preguntarle si su hijo puede conectarse con él o ella de forma individual. “Solo un par de minutos puede significar mucho para un niño”, agrega. “Los maestros están haciendo todo lo posible para conectarse con los niños de forma individual, pero es difícil lograrlo a través de una videollamada de Zoom donde toda la clase está conectada. Lo que los chicos quieren sentir de sus maestros en estos momentos es: ‘Te veo y también te extraño’”.

Preocupaciones por el futuro

Los estudiantes de escuela primaria son planificadores laboriosos que prosperan a través de la organización y la rutina. Están llenos de grandes ideas y les gusta saber qué sucederá después. Y a medida que van creciendo, pueden pensar más en el futuro (y preguntar más sobre este). Desafortunadamente, estamos en terreno desconocido. Nadie sabe exactamente cómo cambiará la vida escolar en los próximos meses o años.

Debido a que son parlanchines y sensibles, los estudiantes de escuela primaria quieren hablar sobre lo que está sucediendo. Y si bien es normal que los padres estén preocupados, ten en cuenta que tus preocupaciones son contagiosas. Es probable que los chicos se estresen al escuchar conversaciones ansiosas sobre lo que podría pasar. Esto quiere decir que las conversaciones sobre el futuro son un acto de equilibrio, de acuerdo a la edad y el temperamento de tu hijo. “Tienes que conocer a tu hijo y saber cuánta información puede procesar”, indica Branstetter.

Cómo ayudar a tu niño de escuela primaria a sobrellevar la situación

Sé un ejemplo de resiliencia y evita esparcir la preocupación. “Cuando te sientas abrumado por las cosas que podrían pasar, enfócate mejor en las cosas que están pasando ahora”, dice Branstetter. “Solo piensa en las siguientes 24 horas. Actualmente nuestros niños están aprendiendo a distancia. Cuando descubramos lo que sucederá en otoño, nos adaptaremos a eso”.

Branstetter dice que, mientras más adoptes esta mentalidad, más tranquilo se sentirá tu hijo. “Esta es una oportunidad para conectarnos con nuestros hijos y enseñarles a lidiar con el estrés. En estos momentos, eso es más importante que aprender sobre triángulos isósceles”.

Para tu hijo que ama las reglas, ¿qué significa que ya no se sigan las reglas anteriores?

La mayoría de los estudiantes de escuela primaria están muy interesados en conocer las reglas y se interesan aún más en hacer que todos las sigan. Ahora tenemos muchas reglas nuevas, y parecen estar cambiando todo el tiempo. Tu hijo puede tener preguntas sobre lo que está permitido, especialmente si ve que otras personas siguen medidas de distanciamiento social diferentes a las de tu familia. Y si algo le parece injusto, ten por seguro que te lo hará saber.

Cómo ayudar a tu niño de escuela primaria a sobrellevar la situación

Cuando tu hijo te indique que alguien no está usando tapabocas o se está subiendo a los juegos en el área de recreo, Branstetter sugiere que, primero, felicites a tu hijo por su buena observación. Luego, dice que puedes explicarle que cada familia toma sus propias decisiones y que tu familia elige hacer lo que crees que es más seguro en estos momentos. Si tu hijo se queja porque a un amigo le dejan hacer algo que él no tiene permitido, Branstetter dice que debes tomar en cuenta que eso tiene un mensaje oculto que no se trata tanto sobre lo que es justo, sino que tu hijo extraña a sus amigos. “Una vez que hayas empatizado con tu hijo y validado su necesidad, juntos pueden pensar en ideas creativas para citas de juegos virtuales”.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: mayo 26, 2020