En el mundo de las solicitudes de admisión universitaria, existen tres dimensiones distintas de participación parental. En la dimensión superior, se encuentran aquellos que pueden permitirse una orientación universitaria privada y tutores especializados en preparación para las pruebas de admisión. Estos padres cuentan con el dinero necesario para aprovecharse de una industria dedicada a ayudar a los estudiantes a ingresar a Harvard o a alguna de sus instituciones rivales. Invierten miles de dólares ayudando a su hijo a prepararse para las pruebas estandarizadas, escribir y reescribir ensayos de admisión a la universidad y revisar listas de universidades. Básicamente, pagan para que guíen a su adolescente durante todo el proceso.

En el extremo opuesto, existen padres que ayudan a sus hijos a pesar de las dificultades. Aunque puede que no estén al tanto de esto, existe una red de servicios y organizaciones sin fines de lucro (como estas cinco organizaciones) dedicadas a ayudar a los adolescentes de familias de bajos recursos y/o a los adolescentes que serán los primeros de su familia en ingresar a la universidad. Estos grupos ofrecen recursos de apoyo que incluyen orientación universitaria, preparación para las pruebas de admisión, búsqueda de becas, decidir a cuál universidad realizar la solicitud de admisión, comprender las concesiones de apoyo económico estudiantil y otras comunicaciones con la universidad que, básicamente, ayudan a los adolescentes en cada etapa del proceso.

Sin embargo, muchas familias estadounidenses se encuentran atrapadas en el medio: incapaces de pagar servicios privados y sin derecho a los programas sin fines de lucro. Para esta clase de padres, puede resultar abrumador hacerse camino a través del proceso de la admisión universitaria. ¿Y qué hay de aquel amable orientador de la escuela secundaria de tu hijo? Lo más probable es que no tenga el tiempo suficiente para ayudar a todos los estudiantes de su lista, incluso si trabajara por las noches y los fines de semana.

5 herramientas para ayudar a los padres a atravesar el proceso de la admisión universitaria

Gracias a la tecnología e innovación, existen algunas soluciones relativamente nuevas para el resto de nosotros. No son muchas (los padres aún necesitan hacer el esfuerzo de llenar los formularios de ayuda financiera), pero son un primer paso. Por favor, toma en cuenta que ninguno de los siguientes programas está disponible en español, pero todos están dirigidos a estudiantes que se hacen responsables de su admisión a la universidad.

Estas son las mejores herramientas económicas o gratuitas diseñadas para ayudar a las familias de clase media con el proceso de admisión a la universidad.

 

  1. Big Future

    Big Future es un sitio web (en inglés) creado por el College Board, la organización responsable de la prueba de admisión SAT. Está diseñada para ayudarte a unir todas tus actividades de admisión a la universidad en un solo lugar. También cuenta con una pequeña colección de información del ámbito universitario, disponible tanto en español como en inglés. La información no es del todo completa, pero son archivos PDF bien diseñados que puedes imprimir para leer en tu tiempo libre o para ayudar a tu hijo durante el proceso de la solicitud de admisión a la universidad.

    Pros: Es gratuita, bien diseñada y creada por una organización confiable que mantendrá la información actualizada.

    Contras: No es una herramienta propiamente dicha, sino una colección de páginas de información y listas de verificación que tu familia puede usar. Pero no te facilitará mucho el proceso.

  2. Recursos de apoyo del ACT para los aprendices de inglés

    No es una herramienta, pero podría marcar una gran diferencia para un aprendiz del idioma inglés que esté solicitando ingresar a la universidad. El ACT ahora permite que los estudiantes que aún no dominan el idioma inglés reciban beneficios especiales incluyendo tiempo adicional, instrucciones traducidas de la prueba, un lugar tranquilo para realizar la misma, ¡y un diccionario bilingüe! El siguiente archivo pdf de 9 páginas describe los recursos disponibles y cómo obtener estos beneficios especiales. Si tu estudiante de escuela secundaria aún está dominando el inglés, imprime esta guía y llévala a tu escuela (a un orientador universitario, orientador académico o maestro que haya mostrado un interés especial en tu hijo), con el propósito de obtener ayuda para que tu estudiante reciba estos beneficios antes de realizar el ACT.

    Pros: Puede marcar una gran diferencia en el puntaje ACT de tu hijo y, por consiguiente, en su acceso a las instituciones y becas selectivas.

    Contras: Gira por completo en torno al ACT. No servirá de nada si tu hijo realiza el SAT. ¡Tampoco será útil para escribir el ensayo de admisión a la universidad!

  3. Khan Academy

    Lo que comenzó como una serie de lecciones de ciencia y matemáticas que el analista financiero de fondos de cobertura Salman Khan creó para su prima, hoy en día es conocido como Khan Academy, una librería amplia, gratuita y en línea de lecciones y programas dirigidos a chicos desde el kínder hasta la universidad. Las lecciones cubren todo tipo de asignaturas (incluyendo la preparación para el SAT). En asociación con el College Board (quien dirige el SAT), Khan Academy creó un programa digital gratuito que los adolescentes pueden utilizar para estudiar y mejorar sus puntajes SAT (enlace en inglés).

    Pros: Lecciones de alta calidad con efectividad comprobada para ayudar a los chicos a prepararse para el SAT.

    Contras: No proporciona ayuda para el ACT. No necesariamente cuenta con la rigurosidad requerida para los estudiantes que deseen obtener un puntaje de 1450 o superior en el SAT.

  4. Green Test Prep

    No es gratuita, pero no es cara en cuanto a preparación para pruebas de admisión se refiere. Además, resulta mucho más rigurosa que Khan Academy. Por $500, Green Test Prep ofrece acceso ilimitado a programas en línea para estudiar para el SAT y ACT. Antony-James Green fundó esta compañía tras establecerse como el tutor de preparación para pruebas mejor pagado de Estados Unidos. Hoy en día, Green Test Prep es un programa intensivo y optimizado para los dispositivos móviles, que requiere de un esfuerzo consistente por parte de los estudiantes. De acuerdo con su página web, logra un aumento en el promedio de puntaje de 215 puntos en el nuevo SAT y 4.6 puntos en el ACT.

    Pros: Un programa complejo diseñado por un tutor acostumbrado a padres que esperan milagros.

    Contras: Cuesta $500 y no es un milagro, sin duda requiere que tu hijo dedique el tiempo de estudio y esfuerzo necesarios.

  5. Next College Student Athlete

    ¿Es tu hijo un atleta que espera que su historial como estrella de la pista convenza al director de las admisiones universitarias? Usar la capacidad atlética como ventaja en las admisiones universitarias es un proceso complicado. Al menos, tu adolescente puede comenzar a explorar las posibilidades creando un perfil gratuito en Next College Student Athlete (NCSA, por sus siglas en inglés). Este sitio web permite que tu hijo proporcione información sobre sus logros académicos y atléticos, incluyendo fotos, videos y estadísticas. Entrenadores universitarios de todo el país pueden encontrar el perfil de tu adolescente y comunicarse con él si les parece una buena opción para su equipo e institución. Puedes también comunicarte directamente con los entrenadores de las instituciones que le interesen a tu hijo y compartirles su perfil.

    Pros: El perfil básico y la asesoría de una hora son gratuitos, y te brinda una buena noción del proceso.

    Contras: La NCSA intentará venderte otros paquetes más costosos (así es como generan sus ganancias). Dependiendo del deporte, habilidad atlética y elecciones universitarias de tu hijo, puede que la compra adicional no valga la pena.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: diciembre 20, 2019