In English?

¡Bienvenido a un gran año de lectura! Las capacidades de lectura de tu hijo son fuertes — y se están fortaleciendo aún más. Los estudiantes de tercer grado están aprendiendo a profundizar en el significado de lo que leen. También, espera que tu hijo aborde textos nuevos y desafiantes — libros, poesía, artículos e incluso investigación en línea — con menos ayuda de los adultos que antes.

Habilidades importantes de lectura en 3.° grado

Decodificación y fluidez

Decodificar es la capacidad de utilizar patrones para averiguar palabras y descifrar sus sonidos por separado. Fluidez es leer deprisa y con exactitud. Los estudiantes de tercer grado deben aprender el significado de los prefijos más comunes (p.e. des- en desacuerdo; re- en reconstruir; in- en inimaginable) y sufijos simples (p.e. -ible en disponible o -miento en sentimiento). También deben poder decodificar docenas de palabras multisilábicas como fo-to-gra-fí-a y es-ti-mar, así como leer palabras con ortografía irregular correspondientes a su grado como enough, especially, y confusion.

Tu hijo deberá poder leer de manera bastante precisa y fluida (sin trabarse en muchas palabras). La idea es que usando las habilidades de fluidez y decodificación que ha trabajado durante años, tu estudiante de tercer grado podrá leer en voz alta sin trabarse y con entonación (no de manera monótona como es común en niños pequeños). Consejo: Puede ser que le lleve leerlo varias veces hasta conseguirlo, pero está bien.

Relacionado: Ve nuestra video Milestones ¿Puede tu niño de 3.° grado leer con esta fluidez?

Explorar la ficción y la no ficción

Tercer grado es el año del dominio de la lectura. Bajo los Estándares Comunes, la lectura de segundo y tercer grado están entrelazadas. Se espera que los niños lean diferentes tipos de ficción y no ficción — desde poemas y literatura infantil a ciencias y textos técnicos (p.e. tablas y glosarios). La gran diferencia para los estudiantes de tercer grado es la expectativa de que, cuando aborden ficción y no ficción, tu hijo deberá leer los textos a finales de tercer grado de manera independiente, con entonación y comprensión, y sin mucha ayuda de los adultos.

Construyendo conocimiento

Los niños de tercer grado deben aprender de cada libro que lean y relacionar esa información con lo que ya saben. Piense en ello como usar las habilidades de comprensión de lectura para construir un banco de conocimiento: con cada poema, historia, o libro leído hay un punto principal, un mensaje, y algunos hechos clave, que tu hijo aprende, relaciona con lo que ya sabe y “ahorra” para usarlos en el futuro.

Y ¿cómo es un banco de conocimiento? Es lo que resulta de tu estudiante de tercer grado narrando el mito nativo americano How Mosquitos Came To Be de memoria y pudiendo contarte el mensaje principal de la historia después. O cuando un estudiante de tercer grado lee Sarah, Plain and Tall, debería comprender cómo Sarah afectó a Papa, Anna y Caleb de manera diferente, y cómo cambió cada personaje en el transcurso del libro. Tu hijo deberá poder distinguir a cada personaje que el narrador presenta y sus puntos de vista personales. Los estudiantes de tercer grado también comienzan a darse cuenta de cómo están organizados los capítulos de los libros — y otros textos — con historias que se desarrollan párrafo a párrafo, capítulo tras capítulo. Cuando llegan a Skylark, el segundo libro en la serie, los estudiantes de tercer grado deberán ser expertos en comparar, no sólo en qué se parecen y se diferencian las dos historias, sino cómo se sienten los cuatro personajes, cómo cambian, y cómo crecen a lo largo de los dos cuentos.

En la no ficción, cuando tu niño de tercer grado lee The Story of Ruby Bridges, tu hijo debería tener controlada la secuencia de eventos históricos (p.e. las escuelas estaban segregadas; a las escuelas en Nueva Orleans se les ordenó desegregarse; Ruby está acompañada de jefes de policía norteamericanos para asegurarse de que llegará a clase el primer día), comprender el concepto de la causa y efecto (p.e. la desegregación era polémica y enfadaba a la gente, por tanto, los policías norteamericanos estaban ahí para proteger a Ruby), y poder comparar los puntos principales del libro con los de otras lecturas sobre derechos civiles, la desegregación, o Ruby Bridges. Y si la lectura es en línea, tu hijo, que se desenvuelve con soltura en internet, podrá usar palabras clave y enlaces para encontrar información relevante sobre los derechos civiles — o la experiencia de Ruby — de manera eficaz.

Relacionado: Ve nuestra video Milestones ¿Está tu hijo aprendiendo de lo que lee en 3.° grado?

¡Muéstrame la evidencia!

Buscar evidencia significa que tu hijo encuentra — haciendo referencia explícita — respuestas a preguntas en el texto y en las imágenes. Para responder a la pregunta “¿Qué empacó Elmer en su mochila en My Father’s Dragon?” mostrar la evidencia es bastante literal: tu hijo tendrá que buscar entre las páginas y encontrar las palabras — o la imagen — para dar con la respuesta.

La maestra de tu hijo resaltará la evidencia de diferentes formas este año, pero las principales destrezas que tu hijo debe tener incluyen:

  • Preguntar y responder preguntas sobre las cinco Ws en inglés — who (quién), what (qué), when (cuándo), where (dónde), y why (por qué) — para mostrar comprensión y la capacidad de encontrar respuestas en el texto o imágenes de un libro.
  • Identificar el tema principal, nombrar detalles clave y explicar cómo esos detalles respaldan la idea principal.
  • Explicar cómo imágenes específicas — como un diagrama de las partes de una flor — contribuyen con información a lo que están leyendo.
  • Describir cómo un texto proporciona información en un orden lógico, cómo presenta el problema y luego enlista las causas o presenta una serie de pasos en orden.

Relacionado: Ve nuestra video Milestones ¿Puede tu hijo demostrar comprensión de esta manera en 3.° grado?

El gran, gran mundo de las palabras

El vocabulario de un niño tiene un papel importante en moldear a un estudiante que algún día estará listo para ir a la universidad. La forma más segura de ampliar el vocabulario de tu hijo sigue siendo la misma: leer más. Léelo en voz alta a tu hijo, haz que el lee a si mismo o haz que tu niño lee a ti. La maestra de tu hijo le expondrá a ficciones clásicas como La Teleraña de Carlota, poesía como “Stopping by the Woods on a Snowy Evening” de Robert Frost, y obras de no ficción como So You Want to Be President? Cualquier lectura que permita a tu estudiante de tercer grado reconocer y usar un vocabulario más rico y académico mantendrá a tu hijo en buen camino.

Durante todo el año, tu niño estará perfeccionando su habilidad para reconocer palabras. Cada vez más, se esperará que se apoye en pistas del texto para decodificar el significado. Por ejemplo, en la frase El miserable trol no paraba de llorar y quejarse., puede que tu hijo no conozca la palabra miserable. Pero este año, tu hijo deberá poder averiguar que la palabra significa triste por el contexto. Tu hijo de tercer grado deberá saber distinguir los matices de significado entre palabras relacionadas (p.e. conoció, creyó, sospechó, oyó, se preguntó), usar palabras base como pistas para hallar el significado de una palabra desconocida (p.e. creer, increible) o determinar el significado de una nueva palabra cuando se añade un afijo al principio o al final de una palabra conocida, como -mente añadido a normal para formar normalmente.

Recursos relacionados:

Share on Pinterest