In English?

  1. Sirve de ejemplo

    Muéstrale a tu hijo como usa matemáticas con confianza en tu rutina diaria. La actitud de tu hijo hacia las matemáticas mejorara en verla a tú contando dinero juntado para algún programa escolar, estimando el precio de una compra, o haciendo tus impuestos. También le puedes platicar sobre la importancia de las matemáticas en las diferentes profesiones, como arquitectura, medicina, diseño de modas, jefe de restaurante y programador de computadoras. En una encuesta, se demostró que casi cuatro de cada 10 adultos dijeron que odiaban a las matemáticas como estudiante. ¡Si tú eres uno de ellos, ten cuidado de no comunicarle ese sentimiento a tu hijo!

  2. Ayuda a tu hijo a usar matemáticas todos los días

    Anima a tu hijo a resolver problemas fuera de la escuela que incluyan matemáticas. Cuando vayas al mercado, pídele cuanto le saldría comprar cuatro latas de atún. En el carro, pídele que le calcule cuánto tiempo cree que se van a tardar en llegar a tu destino considerando la velocidad a la que tú vas manejando. En la juguetería, pídele que le calcule el precio de descuento de un juguete y cuánto tiempo le llevaría a tu hijo juntar ese monto dado lo que tú le das todas las semanas o todos los meses.

  3. Entérate de lo que debe estar aprendiendo tu hijo en la escuela

    Es importante saber que se enseña en matemáticas en el grado de tu hijo. (Esto es lo que tu hijo debería estar aprendiendo en matemáticas en el kínder, primer grado, segundo grado, tercer grado, cuarto grado, quinto grado, sexto grado, séptimo grado y octavo grado. También puedes ver las habilidades matemáticas de nivel de grado en acción al ver nuestros videos Milestones.) Con un buen conocimiento de los estándares, se la harás más fácil ayudarle con sus tareas y a mejorar sus habilidades en casa.

  4. Mantente e al tanto de las tareas de matemáticas que le dan a tu hijo

    ¿Son repetitivas, o incluyen formas creativas para aprender? Un “problema de la semana”, por ejemplo, le puede ayudar a los estudiantes entender mejor a los conceptos de matemáticas. Pregúntale a la maestra de tu hijo qué técnicas usa para ayudar a los estudiantes a que se sientan más cómodos con las matemáticas.

  5. Ponte atención a los detalles

    Una forma de ayudar a tu hijo con la tarea de matemáticas es pedirle que escriba todo el proceso necesario para resolver cada problema. También pídele que revise sus respuestas con cuidado. Es una buena idea tratar de elimiar distracciones y crear una rutina diaria para las tareas.

  6. Diviértanse con juegos de matemáticas en casa

    Hay muchos juegos de matemáticas. Desde la primaria, los estudiantes pueden disfrutar de juegos como el ajedrez, dominó, baraja, tablero de damas, Set, Monopoly, Yahtzee y backgammon.

  7. Lee libros que incluyan matemáticas

    Cada vez más escuelas están incluyendo áreas diversas en el plan de estudios para que los estudiantes puedan entender más claramente los conceptos. Pero, ¿cómo se puede incluir matemáticas en historia o clase de inglés? Una forma es leer libros en los que los personajes resuelven un problema utilizando matemáticas o lógica. Algunos ejemplos (en inglés) incluyen One minute mysteries: 65 short mysteries you solve with math! por Eric Yoder y Natalie Yoder, The King’s Commissioners por Aileen Friedman y Socrates and the Three Little Pigs por Tuyosi Mori.

  8. Lo más importante

    Como padres, siempre ayudamos en forma natural a nuestros hijos a que lean, escriban y hablen mejor en casa, pero con frecuencia nos olvidamos de las matemáticas y pensamos que los 45 minutos de matemáticas en la escuela serán suficientes. Igual que con las demás materias, las habilidades matemáticas de tu hijo mejoraran con práctica y apoyo diario de tu parte.

    Share on Pinterest