Sugerir que tu niño de escuela intermedia ejercite sus músculos matemáticos en casa puede no producir el entusiasmado comentario: “Gran idea, lo haré después de que saque la basura y reorganice el armario” que podrías desear. Pero esta actividad camufla contenido académico complejo tras un mundo de fantasía infantil de extravagantes invenciones sin restricciones parentales.

Cuando tu hijo y tú tengan un tiempo libre, pídele que diseñe la casa de sus sueños. Anímalo no solo a diseñar una casa bonita o grande, sino también una casa ideal para su imaginación preadolescente. ¿Hay un tobogán de agua que va desde la piscina de la azotea hasta el estanque? ¿Hay un poste de bombero en lugar de una escalera? ¿Qué tal un pasadizo secreto entre las habitaciones de los niños para misiones de espionaje nocturno? Cualesquiera que sean sus intereses o pasatiempos, sugiérele a tu hijo que incorpore lo que ama en su vivienda de fantasía.

La clave del éxito para este proyecto es que tú le des a tu hijo los pasos graduales para desarrollar sus conocimientos matemáticos. Este proceso gradual lo ayudará a comprender cómo las matemáticas tienen aplicaciones prácticas que, cuando se mezclan con creatividad, pueden producir diversión pura.

Lo que necesitarás para diseñar la casa de sus sueños

Papel
Pluma o lápiz
Regla o cinta métrica
Papel cuadriculado, de preferencia con cuadrados de una pulgada
Lápices de colores

Cómo hacerlo

Paso uno: Compartan ideas sobre la casa de sus sueños y sus componentes. Haz una lista final de lo que tiene la casa.

Paso dos: Para adquirir ideas para el boceto, discutan cómo un arquitecto usa las matemáticas para elaborar planos para una casa. Explícale que los planos deben ser “a escala”. Haz que tu hijo mida su habitación y haga una versión más pequeña en papel. Después de medir la longitud y el ancho de la habitación en pies, puede usar una escala de una pulgada a un pie y dibujar el perímetro de la habitación en papel cuadriculado.

Paso tres: Muéstrale a tu hijo algunos ejemplos de dibujo, como estos planos de Math-Kitecture, (enlace en inglés) un sitio web con actividades de arquitectura para niños.

Paso cuatro: Haz que tu hijo haga un mapa de las habitaciones más grandes y centrales primero. Pregúntale qué tan grandes son ciertas habitaciones, cómo se entra de una habitación a otra y dónde se colocan las ventanas. Si la casa tiene varios niveles, haz que cree un dibujo de cada piso, ¡desde la terraza del techo hasta la sala de videojuegos del sótano!

Al final del proyecto, debería poder decirte los pies cuadrados de cada habitación, así como los pies cuadrados totales de la casa. (Si diseña habitaciones redondas o triangulares, ¡es posible que debas actualizar tus fórmulas básicas para áreas con diferentes formas!)

Paso cinco: Coloca el dibujo de la casa de sus sueños en la puerta del refrigerador y compartan las ideas con familiares y amigos, animando a tu hijo a explicarles cómo inventó y dibujó su casa a escala.

Share on Pinterest
Updated: octubre 23, 2019