In English?

Desde el primer momento en que ven tu cara arrullándoles, los bebés empiezan a entender su nueva realidad. Tienen hambre, lloran, y reciben comida. De la forma más rudimentaria, están aprendiendo la esencia de las matemáticas: el pensamiento lógico y la resolución de problemas.

Al final del kínder, tu hijo debería ser capaz de:

  • Contar hasta 100 por unidades (1,2,3…) y por decenas (10, 20, 30…).
  • Usar objetos, como por ejemplo bloques, para contar, sumar y restar hasta 10.
  • Identificar círculos, triángulos, rectángulos y cuadrados.
  • Ordenar objetos por tamaño, forma, peso y longitud.
  • Entender dónde están ubicadas las cosas: El gato está detrás de ti, el pirata está debajo de la cubierta del barco, el arco iris está sobre tu cabeza, tú estás junto a mí y el maestro está enfrente de la clase.

“¡Puedo contar hasta 100!”

A los niños les encanta enseñar lo que han aprendido, y hay mucho por lo que sentirse orgulloso en el kínder. Tu hijo aprenderá a identificar y escribir los números del 0 al 20. Pídale que señale el número que representa su edad. Será capaz de contar hasta 100 — de la forma común, número por número — y de forma corta saltando del 10 al 20 al 30 y así sucesivamente. Los niños responderán a preguntas del estilo de: “¿Qué va después del 73?” y “¿Cuál es el número anterior a 15?” Entenderán que el número 3 es mayor que el número 2 y que el 49 es menor que el 50, porque va a continuación de él.

Dar y tomar

Los niños del kínder aprenden a sumar y restar hasta 10, pero no con lápiz y papel. Para esto utilizarán objetos y dibujos. Si hay 7 coches de juguete en el suelo y quitamos uno, ¿cuántos coches quedan? Si Juan tiene 4 galletas y Michele tiene 2 galletas, ¿cuántas galletas tienen juntos? La operación se vuelve un poco más difícil cuando te les preguntas cuántas galletas se necesitan para tener un total de 9, pero no importa porque eso ya es bastante avanzado. Además, algunos alumnos del kínder ya comprenderán las ecuaciones para la suma y la resta, como por ejemplo 6 + 3 = 9, pero no es algo esencial este año.

Las galletas de Juan Las galletas de Michele

Cookies-kindergarten-math
 

Te pongo un 10

En el kínder, los niños aprenden que los números entre el 10 y el 19 se componen de un 10 más algunas unidades. Comprenden que el 12 es lo mismo que 10 y 2 más. Su maestro usará diferentes objetos para explicárselos, como entregarles 16 bolitas para que formen un montón de 10 bolitas más 6 bolitas individuales. Este es el primer paso en el camino hacia el entendimiento del valor posicional.

Más o menos

Los niños a esta edad ven el mundo como cosas que son iguales y cosas que son diferentes. El kínder es un año clave para la medición, la clasificación y la comparación, en el ámbito del desarrollo y las matemáticas. Tu hijo puede ordenar sus juguetes en grupos de animales, juegos de mesa, y camiones de juguete, o colocar sus animales de peluche del más bajo al más alto. La buena noticia es que, cuando tu hijo vuelque una bandeja llena de conchas de mar al suelo para separar las rosas de las blancas, tú sabrás que ya está practicando habilidades matemáticas importantes.

Los niños aprenden a comparar dos objetos por su longitud, peso y tamaño. ¿Quién es más alto, mi mejor amigo o yo? ¿Qué pesa más, esta pelota hueca o esta roca sólida? ¿Te acuerdas de cuando tus padres marcaban tu altura en el quicio de la puerta cada año para que pudiera ver cuánto habías crecido? Si no lo estás haciendo con tu hijo, deberías empezar en seguida. Es una tradición educacional fantástica con la que es bueno continuar.

Cambio de forma

Tu estudiante de kínder debería aprender a identificar las cuatro formas básicas: círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos. Durante el año, los niños aprenden a diferenciar los triángulos de los rectángulos, y los rectángulos de los cuadrados.

Aprenden a ordenar formas en grupos de acuerdo con sus similitudes y a contar cuántas hay en cada grupo.

Los estudiantes de kínder empiezan a aprender a identificar, dibujar, construir y ordenar algunas formas de dos y tres dimensiones. Por ejemplo, un círculo dibujado en una hoja de papel tiene dos dimensiones (también se dice que es plano), pero si se puede sostener y rebotar como una pelota, será una esfera tridimensional.

¿Dónde estás?

Uno de los conceptos más importantes del kínder es aprender a seguir indicaciones de direcciones, como por ejemplo: “pon tu lonchera debajo del escritorio, pon los zapatos en la cesta, pon tu dibujo al lado del de tu amiga Ida”, y “por favor, quédate detrás de Joe en la fila”. Estas palabras son nuevas para los estudiantes de kínder. Indican dónde están ubicadas las cosas en el espacio. No solo son cruciales para hacer lo que ordena el maestro, también son importantes en el ámbito de las matemáticas. ¿Qué otras palabras debería aprender tu hijo cuanto antes? Abajo, arriba, al lado, enfrente, encima y debajo.

Disfrute de esta época mientras tu pequeño se divierte con el cálculo, la comparación y las formas. Antes de que te dé cuenta, estarán estudiando medidas radiales de ángulos que atraviesan un círculo contrarreloj alrededor de una unidad circular, y tendrás ganas de volver a sumar y restar galletas.

Imprima nuestras cinco hojas de trabajo favoritas para estudiantes de kínder.

Share on Pinterest