El problema: Me preocupa que los amigos de mi niño sean una mala influencia.

Conócelos.

Prueba esto

Anima a los amigos de tu hijo a pasar tiempo en tu casa para que puedas aprender más sobre ellos. Observa con atención para descubrir la naturaleza de su relación con tu hijo. ¿Hay una dinámica de poder poco saludable? ¿O es que simplemente no quisieras que tu hijo fuera amigo de esos niños?


Alienta a tu hijo a que tenga amistades constructivas.

Prueba esto

Ayuda a tu hijo a encontrar a otros niños que compartan sus intereses. Los niños en equipos deportivos competitivos o en orquestas, teatros o clubes académicos a menudo se enfocan más en su próximo evento que en involucrarse en conductas riesgosas.


Actúa como detective.

Prueba esto

Habla con tu hijo acerca de sus amigos. Si los amigos de tu hijo tienen una conducta arriesgada, ¿siente tu hijo presión para seguirlos? ¿O tu hijo está seguro de su capacidad para tomar decisiones saludables?


Sé específico.

Prueba esto

Dile a tu hijo exactamente qué comportamiento no tolerarás, como beber alcohol, usar drogas, insultar, que te conteste o no decirte a dónde va, sin culpar a los amigos de tu hijo.


Presta mucha atención.

Prueba esto

¿Sabes dónde está tu hijo, qué está haciendo y con quién está cuando no está en la escuela? Las investigaciones muestran que los niños cuyos padres los monitorean tienen menos probabilidades de involucrarse en conductas riesgosas. Si tu hijo protesta, hazle saber que te importa y que saber dónde está no es negociable.

Mejor no

No pierdas la cabeza. ¡Las conversaciones con tu hijo sobre sus amigos pueden salirse de control rápidamente! Mantén tus emociones bajo control y tendrás una mejor oportunidad de comunicarte productivamente.


Habla con tu hijo, no lo alecciones.

Di

“Cuéntame, cómo es Jack como amigo. ¿Que te gusta de él? ¿Qué tipo de cosas le gusta hacer?”.

No declares la guerra.

No digas

“Desde que empezaste a salir con Jack y sus amigos, ¡te has vuelto imposible! ¡Será mejor que corrijas tu actitud o no podrás verlos más! ”


Por qué

Será difícil que tu hijo te escuche si criticas a sus amigos. A tu hijo le agradan lo suficiente como para elegirlos como amigos y puede ponerse a la defensiva o comenzar a esconderte cosas si te enfrentas a su grupo de amigos.

Tu niño puede estar en una etapa en que los amigos gobiernan su mundo. La neurociencia sugiere que esto es completamente normal. Pero si le demuestras a tu hijo que te preocupas por escucharlo y por estar allí para él, tu preocupación significará algo para él. Es posible que no logres que tu hijo cambie de grupo social, pero escuchará tus inquietudes y será más consciente del comportamiento de sus amigos.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest