El problema: Mi hija acusa a su hermana de cosas que no ha hecho para que la castigue.

Calma las aguas.

Prueba esto
Mantén la calma. Pídele a cada uno de tus hijas que te cuente qué pasó desde su punto de vista. Enfócate en ayudarles a mejorar su relación.

Anima a tus hijas a hablar directamente entre ellas sobre lo que sienten, aunque sean emociones difíciles. Aprender a dialogar cuando tienen un conflicto con alguien es una habilidad que les servirá toda la vida.


No eches leña al fuego.

Mejor no
Es fácil reaccionar exageradamente o sacar conclusiones de inmediato, pero es mejor evitar echarle leña al fuego y reducir el drama.

Di
“Parece que estás enojada con tu hermana. Quizás piensas que ha hecho algo injusto. Es mejor que hables de eso con ella directamente. Dile cómo te hace sentir y qué te gustaría que cambiara. ¿Quieren hablarla a solas o prefieren que yo esté presente?”

No digas
“¿Ya estás diciendo mentiras otra vez?”

“¡Eres igualita que mi hermana pequeña! Ella también me acusaba siempre injustamente.”


Por qué

Las comparaciones y los insultos nunca funcionan.

Los comportamientos engañosos puede surgir a partir de emociones confusas que las niñas se guardan para sí mismas. A veces las niñas no se sienten emocionalmente seguras y crean drama para llamar la atención y sentirse vistas o queridas.

Lee más: ¿Qué puedo hacer acerca de la rivalidad entre mis niños?

Share on Pinterest