In English?

Hoy día es más importante que nunca que los estudiantes de secundaria se gradúen con los conocimientos y las habilidades para entrar a la universidad. Pero ¿qué significa estar preparado para la universidad? En la sociedad actual, la mayoría de los trabajos que proporcionan ingresos de nivel medio requieren una carrera universitaria o algún tipo de título después de la escuela secundaria. Entre más niveles educativos haya completado su hijo, más dinero ganará —y tendrá menos probabilidades de encontrarse sin empleo.

Pero simplemente graduarse de la escuela secundaria no supone la entrada a una de las universidades públicas de California. La aceptación a la universidad requiere un factor importante — selección de clases — y muchos estudiantes no se dan cuenta de que les hace falta. Los estudiantes deben tomar y aprobar una serie de cursos llamados de la A a la G (A–G) para tener derecho a acceder a un programa de cuatro años en una universidad pública de California —ya sea la Universidad Estatal de California o los sistemas Universitarios de California. Los requisitos de A-G incluyen 15 cursos específicos de secundaria (más uno optativo) en los que se requiere una nota mínima de C. Las siete categorías y requisitos son:

Los requisitos de A-G

A: Historia/Ciencias Sociales

Dos años que incluyan:

  • Un año de historia mundial, culturas y geografía histórica.
  • Dos semestres de historia de los EE.UU. o un semestre de historia de los EE.UU. y un semestre de gobierno Americano o educación cívica.

B: Inglés

Cuatro años de inglés preparatorio para la universidad que integre lectura de literatura clásica y moderna, escritura frecuente y regular, y escuchar y hablar.

C: Matemáticas

Tres años de matemáticas preparatorias para la universidad, que incluyan o integren temas que cubran:

  • Álgebra elemental
  • Álgebra avanzada
  • Geometría de dos y tres dimensiones

También son aceptables los cursos que cubran las áreas de contenido arriba mencionadas y que incluyan o integren

  • Trigonometría
  • Estadística

D: Ciencias de Laboratorio

Dos años
, proporcionando conocimientos fundamentales en dos de las siguientes disciplinas:

  • Biología
  • Química
  • Física

E: Un idioma que no sea el inglés

Dos años de dicho idioma

F: Artes visuales y escénicas

Un año a elegir entre danza, teatro, música o arte visual.

G: Preparatoria optativa para la universidad

  • Un curso “A-F” adicional aprobado más allá del mínimo requerido para esa asignatura o:
  • Un curso que combine cualquiera de las asignaturas de “A-F” de forma interdisciplinaria

Imprima una tabla de los requisitos como recordatorio.

Descargar

Sin embargo, estas clases no se requieren en todas las escuelas secundarias para que los estudiantes reciban su diploma. Esto significa que su hijo puede aprobar todas sus clases pero luego resulta que no tiene derecho a entrar a una universidad de CSU o UC porque no tomó las clases adecuadas. Por ejemplo, la pre-álgebra en el noveno grado no se considera una clase A-G preparatoria para la universidad.

Entérese de qué clases ofrece la escuela de su hijo que cumplan con los requisitos A-G.

Será más difícil ponerse al día después

  • Es crucial que los padres se aseguren de que su hijo toma y aprueba todos los cursos A-G desde el momento en que reciben su primer horario en el primer año, hasta llegar a la graduación.
    Ayude a su hijo con su carrera universitaria ahora, para que al graduarse esté preparado para entrar a la universidad. Entre las cosas que usted puede hacer están:
  • Entérese si se requiere que todos los estudiantes en la escuela tomen clases A-G, y qué debe hacerse específicamente para asegurar que su hijo sea seleccionado para entrar a una programa universitario de cuatro años.
  • Cuando su hijo esté a punto de empezar la escuela secundaria, colabore con la escuela para crear un plan de cuatro años para que su hijo cumpla con todos los requisitos a la hora de graduarse.
  • Los estudiantes están a la altura del desafío, así que asegúrese de que su hijo tome las clases más exigentes disponibles –cursos de honor y cursos avanzados (AP) o considere un programa de bachillerato internacional.
  • Si su hijo no aprueba una clase, colabore con la escuela para crear un plan para asegurar que su hijo complete los requisitos A-G a la hora de graduarse. Si tiene que tomar exámenes o clases de verano después del último año de secundaria, esto podría poner en peligro su ingreso a la universidad.
  • Si su hijo se saltó la pre-álgebra en la escuela media, pregúntele a la escuela secundaria inmediatamente qué se puede hacer para ponerle al día para poder cumplir con los requisitos de A-G. Manténgase al tanto de las notas de su hijo para asegurarse que no bajen de C en los cursos de A-G.

Muchas veces las escuelas no informan a los padres cuando sus hijos pierden el rumbo hasta que es demasiado tarde para ponerse al día.

A-G y más

Recuerde, los requisitos A-G son los estándares mínimos. Los estudiantes deberán ir más allá de los cursos de A-G para estar bien preparados para la universidad.

Para acceder a escuelas más competitivas, los estudiantes deberán:

Tomar más clases académicas de las que se requieren. Los departamentos de admisiones de las universidades normalmente recomiendan un año adicional para ciencias de laboratorio, para el idioma extranjero y para las matemáticas —lo ideal es que lleguen al nivel más alto de matemáticas: Cálculo.

Tome las clases más exigentes que haya disponibles. Los estudiantes deberán tomar clases de honor o cursos avanzados cuando puedan. Las clases de cursos avanzados se consideran como trabajo de nivel universitario, y los estudiantes que aprueban un examen de un curso avanzado pueden recibir un crédito universitario por esa clase. Algunos cursos universitarios disponibles para estudiantes de secundaria pueden también contar para los requisitos A-G y para los créditos universitarios. Anime a sus hijos a que apunten alto y que se reten a sí mismos.

A veces a los estudiantes que no sacan buenas notas se les anima a que tomen clases más fáciles, y que luego asistan a una universidad comunitaria y que más tarde se pasen a una universidad pública de cuatro años. Puede que esto suene más fácil ahora, pero a largo plazo resulta más complicado.

Muchos estudiantes llegan a la universidad comunitaria mal preparados y tienen que tomar clases de refuerzo de matemáticas y de inglés — lo cual cuesta tiempo y dinero. Aunque la universidad comunitaria puede ser una buena y asequible opción y aunque tiene sus beneficios, no piense que es la única opción para su hijo. Aun así, los estudiantes deberán tomar y aprobar clases de A-G desde el primer año hasta que se gradúen para tener más opciones después de la escuela secundaria y para estar bien preparados para tener éxito en la universidad, ya sea que entren a la universidad comunitaria o a otros programas de enseñanza.

Share on Pinterest
Updated: enero 10, 2019