In English?

¡Ah, el verano! Mientras tú trabajas todo el día, tu preadolescente o adolescente está en casa. Solo. Sin hacer nada más que mirar sus pantallas todo el día.

Para los chicos, no hay nada más maravilloso que las vacaciones de verano: son más de dos meses sin ir a la escuela. Pero para los padres de chicos mayores, los meses de verano pueden estar llenos de peligros muy reales: desde drogas y alcohol hasta malas sugerencias para tomar riesgos y accidentes automovilísticos (enlace en inglés). (La mayoría de los accidentes fatales de auto que involucran a adolescentes entre los 13 y 19 años ocurren entre el Día de los Caídos y el Día del Trabajo, de acuerdo con la Asociación Automovilística de Estados Unidos).

El verano tiene otros riesgos que, si bien son menos peligrosos, son igualmente alarmantes: la Asociación Nacional de Aprendizaje de Verano (NSLA, por sus siglas en inglés, enlace en inglés) informa que los niños pierden una gran parte del conocimiento académico cuando no participan en actividades educativas de verano. La NSLA también descubrió que los chicos aumentan de peso dos o tres veces más rápido durante los meses de verano, probablemente debido a la inactividad y mala elección de alimentos.

Entonces, ¿cómo se supone que debe pasar esos meses de verano un adolescente que es demasiado mayor para los campamentos y demasiado joven para tener un trabajo? Si tienes suerte, puede visitar a la abuela por una o dos semanas. Quizás se tomen unas vacaciones familiares. Y, por supuesto, un par de semanas libres son bienvenidas luego del largo año escolar. Pero eso todavía deja unas cuantas semanas sin hacer nada.

Afortunadamente, hay oportunidades de verano para preadolescentes y adolescentes. Al mantenerse ocupado haciendo actividades que disfruta, tu hijo desarrollará habilidades invaluables para la escuela secundaria, la universidad y más allá.

El truco para encontrar las actividades correctas está en comenzar con antelación. Las inscripciones para la mayoría de los programas y pasantías de verano pueden comenzar a partir de enero y febrero. Kate Shatzkin de la NSLA sugiere pedirle ideas al maestro de tu hijo durante la conferencia de padres y maestros de primavera. “El maestro te puede hablar sobre las áreas en las que tu hijo necesita trabajar y las habilidades esenciales para el siguiente grado”, dice. “También te puede decir qué materias hacen que tu hijo participe en clase, ya que él tiene una perspectiva de los intereses de tu hijo que tú no tienes, así como ideas para las clases y otros recursos para fomentar esos intereses”.

Cómo encontrar actividades de verano

  • Pregunta en la oficina de orientación de la escuela. La mayoría de las oficinas de orientación tienen una cartelera con anuncios de trabajos y oportunidades de pasantías para estudiantes de escuela intermedia y secundaria.
  • Utiliza tus contactos. Los amigos, vecinos y compañeros de trabajo pueden ser una rica fuente de ideas para trabajos de verano.
  • Busca sitios web para padres en línea. Muchos pueblos y ciudades tienen sitios web para padres que ofrecen muchas posibilidades de verano. Por ejemplo, Omaha Summer Camps ofrece una lista de campamentos en el área de Omaha y SFFamilies.org de San Francisco, tiene una sección completa de trabajos para jóvenes.
  • Considera los intereses de tu hijo. ¿Tienes un aspirante a veterinario? Busca oportunidades con tu Sociedad Protectora de Animales local. Tu fanático del fútbol probablemente sería un excelente entrenador en un campamento de fútbol infantil. Un amante de los libros quizás se sienta más feliz trabajando o participando como voluntario en la biblioteca local y un aspirante a actor podría optar por un papel en el teatro comunitario.

Buenas opciones

A continuación, te presentamos algunos de los mejores escapes para evitar que tu preadolescente o adolescente caiga en el letargo del verano.

Campamentos de verano

Tu preadolescente o adolescente puede menospreciar los campamentos de verano, pero hay excelentes opciones de campamentos para jóvenes de esta edad y muchos están diseñados para llamar la atención de los adolescentes a través de sus pasiones. Por ejemplo, la Bay Area Video Coalition de San Francisco ofrece un campamento de medios digitales para adolescentes, con clases de producción de videos y música digital. Si bien los precios de los campamentos de verano suelen ser altos, muchas áreas ofrecen opciones de campamentos sin fines de lucro de bajo costo y algunos campamentos ofrecen ayuda financiera. Para descubrir más ideas de campamentos en tu área, visita el directorio “Find a Camp” o “Encuentra un campamento” de la Asociación Estadounidense de Campamentos (enlace en inglés).

Los campamentos también son un excelente lugar para que tu preadolescente o adolescente consiga un trabajo de verano. Visita los sitios web de tu YMCA local y otros campamentos de verano para ver si ofrecen puestos de consejero o programas de capacitación de consejeros (C.I.T., por sus siglas en inglés) o consulta la bolsa de trabajo de la Asociación Estadounidense de Campamentos (enlace en inglés).

Programas de contacto con la naturaleza

Para combatir el trastorno por déficit de naturaleza, dale a tu hijo una formación sobre la naturaleza en la Escuela Nacional de Liderazgo al Aire Libre (NOLS, por sus siglas en inglés, enlace en inglés) o en Outward Bound (enlace en inglés), donde les enseñan a los niños liderazgo y otras habilidades, incluyendo cómo ser mochilero y cómo estar seguro en la naturaleza (ambos programas son costosos, pero ofrecen ayuda financiera).

Trabajos y pasantías en museos

¿Tienes en casa un joven fanático del arte? Para buscarle un trabajo de verano simplemente puedes preguntar en tu museo local. El Museo de Ciencias de Boston (enlace en inglés), por ejemplo, tiene un programa de pasantías de verano para chicos entre los 14 y 18 años de edad. Y el Instituto de Arte de Chicago (enlace en inglés) ofrece pasantías y clases para adolescentes.

Puestos como voluntario

El trabajo de voluntario desarrolla habilidades laborales y suele llevar a un puesto remunerado años después. Incluso si un puesto como voluntario no acaba por ser un trabajo remunerado, permite que los chicos contribuyan a su comunidad y aprendan a tener responsabilidades, al mismo tiempo que se crean un currículum. El Hospital Infantil de Phoenix (enlace en inglés) ofrece programas para preadolescentes y adolescentes que quieren saber más sobre trabajar en el sector de la salud. También hay un programa de voluntariado para chicos de entre 13 y 15 años, y un programa de voluntariado intensivo de verano para chicos de 16 años en adelante.

Programas gubernamentales

Las alcaldías de las ciudades suelen ofrecer programas de verano para los jóvenes. El departamento de Parques y Recreación de la ciudad de Seattle tiene un abanico de oportunidades de capacitación, voluntariado y trabajo remunerado juvenil. En San Francisco, los chicos de entre 14 y 18 años pueden trabajar mano a mano con los oficiales de policía a través del Programa de Cadetes (enlace en inglés).

Clases de verano

Ya sea una clase de astronomía, soplado de vidrio o primeros auxilios, la escuela de verano abrirá la mente de tu hijo a nuevas informaciones y habilidades. Muchas universidades ofrecen programas de verano para preadolescentes y adolescentes, lo que ayuda a los chicos a imaginarse cómo será estudiar en la universidad.

En Dallas, el campamento de verano CHAMPS de la Universidad de Texas está diseñado para los estudiantes de escuela intermedia que están interesados en la informática. Muchas universidades comunitarias, como la City College de San Francisco (enlace en inglés), tienen clases de verano orientadas específicamente a estudiantes de escuela intermedia y secundaria. Algunos museos, como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (enlace en inglés), ofrecen clases gratuitas para adolescentes sobre infinidades de cosas, desde cómo hacer arte con materiales reciclados hasta construcción de robots.

Trabajos de verano por cuenta propia

¿Aún no encuentras el trabajo o campamento apropiado? Quizás sea momento de que tu hijo comience su propio negocio. Un trabajo independiente regular de niñero, paseador de perros o cortador de césped puede ayudar a tu preadolescente o adolescente a ganar tanto dinero como habilidades laborales. ¿Tienes un hijo que sabe de tecnología? Puede ayudar a los negocios a crear páginas web, ganar presencia en Facebook u organizar fotos digitales en un álbum de fotos en línea. E incluso los trabajos pequeños o a corto plazo, como ayudar a alguien con la mudanza o lavar el auto del vecino sirven para desarrollar confianza, habilidades y experiencia.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest