In English?

Si su hijo tiene un IEP, el programa podría o no cubrir el verano. Algunos chicos obtienen servicios extendidos en su IEP, pero otros no. Si su hijo no asistirá a un programa de aprendizaje de verano, puede que le preocupe cómo logrará mantenerse al día cuando no haya clases. Pero usted puede reforzar sus objetivos aun cuando no tenga servicios académicos en el verano.

Identifique objetivos amigables para el verano

Comience por leer otra vez el IEP de su hijo. Ese es el primer paso cuando esté intentando crear un plan para el verano. No todos los objetivos se pueden trabajar en casa.

Cuando el equipo del IEP de su hijo crea los objetivos, se enfocan en las habilidades que ayudarán a su hijo a salir adelante. Algunos objetivos están diseñados para llevarse a cabo en la escuela.

Por ejemplo, el IEP de su hijo puede decir: “Olivia mejorará la precisión y la fluidez a un nivel de cuarto grado. Para lograrlo usará un programa de lectura sustentado por la investigación”.

En ese caso, la meta está conectada a un programa de lectura especializado. Probablemente usted no esté capacitado para usar el programa. Pero puede que existan objetivos más generales que usted pueda abordar, como la decodificación de palabras o aprender a usar fracciones.

Puede ser que su hijo también tenga metas que no son estrictamente académicas. Podría estar trabajando en desarrollar habilidades socio-emocionales o en objetivos funcionales. Por ejemplo, una de sus metas podría ser, “Olivia identificará y controlará los sentimientos (ansiedad, estrés) diariamente”.

Esto es algo en lo que usted le puede ayudar en casa. Si su hijo tiene un plan de intervención de comportamiento, existe una descripción de cómo el maestro trabajó con su hijo en la escuela para lograr esa meta. Usted puede emplear el mismo método.

Divida los objetivos del IEP en habilidades que pueda trabajar

Revisar el IEP de su hijo puede ayudarlo a recordar los objetivos más importantes que él está trabajando. Pero los objetivos tienen un plazo de un año y no se logran de inmediato. En muchos casos puede tener sentido que en el verano se enfoque en pasos específicos dirigidos hacia esas metas u objetivos.

Piense en cada objetivo como sentarse en lo alto de una escalera. Existen muchos peldaños que su hijo debe escalar para llegar allí. Cada peldaño es una habilidad que necesita aprender para lograr la siguiente. Por ejemplo, antes de que pueda escribir una oración usando dos significados diferentes de una palabra, debe ser capaz de identificar las diferentes definiciones.

Algunas veces el plan IEP ya ha dividido los objetivos en pasos o habilidades. Si el plan de su hijo no lo tiene, revise el reporte de su progreso o pida a su maestro que lo ayude a hacer una lista de las habilidades que conforman cada objetivo.

Planee su programa de verano

Conforme comienza a prepararse para el verano, asegúrese de conseguir el apoyo que usted y su hijo necesitan. Estos son algunos lineamientos.

  • Reúnase con el maestro y proveedores de servicios de su hijo. Unas cuantas semanas antes de que finalice el año escolar, hable con el equipo del IEP de su hijo. Estas personas lo pueden ayudar a tener una idea de su nivel de habilidades actual y cuáles son las más importantes para trabajar durante el verano. También puede solicitar sugerencias de actividades, listas de libros e inclusive trabajo para llevar a casa durante el verano.
  • Comparta los objetivos con los programas de verano. Si su hijo asistirá a un campamento o escuela de verano, reúnase con el director antes de que el programa comience. Infórmele cuáles son los objetivos en los que está trabajando. Pregunte sobre las oportunidades que tendrá su hijo de practicar esas habilidades en el programa. Mientras más personas colaboren para reforzar el aprendizaje, será más seguro que su hijo consolide sus habilidades.
  • Sea realista sobre lo que puede lograr. Intentar abordar demasiado puede ser contraproducente. Realice una lista de las cosas importantes en las que quiere trabajar durante el verano. Y sea específico. Por ejemplo: “Olivia y yo leeremos tres libros de su lista de lectura para el verano y trabajaremos en fracciones durante 20 minutos todos los días”.
  • Encuentre maneras divertidas de desarrollar las habilidades. Usted puede apoyar el aprendizaje de su hijo de diferentes maneras. Realice una excursión a un museo de ciencias. Ayúdelo a practicar fracciones y mediciones mientras cocinan. Inclusive, puede trabajar en las habilidades sociales y la administración del dinero pidiéndole que ordene y pague en un restaurante.

Además de trabajar en los objetivos del IEP, no olvide las oportunidades de aprendizaje de la vida real que su hijo tiene durante las vacaciones de verano. Es un buen momento para hacer amigos y para explorar sus pasiones y fortalezas. ¡Pero no olvide incluir momentos de descanso también!

Puntos clave

  • Dividir los objetivos en destrezas más pequeñas las hace más fáciles de trabajar.
  • Puede pedir sugerencias al equipo IEP de su hijo sobre actividades para apoyar sus objetivos.
  • Puede reforzar el aprendizaje de forma creativa, como acudiendo a museos o cocinando con su hijo.

Contenido proporcionado por: Understood.org.

Share on Pinterest