Share on Pinterest
There are no images.
In English
GreatKids — Guía del examen estatal para las familias

Su opinión es importante para nosotros

Por favor, proporcione cualquier información que tenga. ¡Gracias!

(required)

Thank you!

Your feedback has been submitted.

  • See if your state is part of the Smarter Balanced Assessment Consortium

In English

Guía para los padres del exámen SBAC

Vea qué habilidades son probadas, comprende los puntajes de su hijo, y obtenga ideas sobre cómo usted le puede ayudar en la casa (en el hogar).

Artes de lenguaje
Matemáticas

6.° grado
Artes de lenguaje

Los estudiantes de sexto grado van más allá de lo literal y reconocen el significado sugerido de lo que leen. También comienzan a pensar en el propósito de una obra y se preguntan por qué la escribieron.

Lectura

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Se espera que los estudiantes de sexto grado lean artículos y libros con ojo crítico. Esto significa hacer preguntas sobre qué motivó al autor: ¿Cuáles son los orígenes del autor? ¿Para quién escribe el autor? ¿Por qué podría haber escrito esto el autor en este momento de la historia?

Los estudiantes de sexto grado también necesitan aprender a reconocer cuáles enunciaciones están respaldadas por evidencia y cuáles no lo están. ¿Qué evidencia da el autor para respaldar sus ideas? ¿La evidencia tiene sentido?

Se espera que los estudiantes de sexto grado estén leyendo y analizando textos “complejos”. Pero, ¿qué quiere decir esto? El libro La casa en Mango Street se considera un texto complejo porque tiene lenguaje figurativo y trata temas difíciles, como la pobreza y asuntos de género.

Por último, las expectativas de lectura de su hijo son elevadas, de manera que debe ser tenaz. Es decir, en sexto grado los estudiantes no deben desanimarse cuando la lectura se haga más difícil; deben esforzarse más. Por lo tanto, anime a su hijo a volver a leer las partes que sean difíciles. Cuando su hijo no entienda el sentido del texto de ciencias, muéstrele cómo usar la descripción del capítulo, los encabezados, las imágenes y el glosario para descubrir las ideas principales. Luego hágalo leer esa sección nuevamente.

Vea lo que se espera de lectores de este nivel.

¿Desea saber más?

En esta etapa, su hijo debe haber aprendido a reconocer los detalles que se relacionan con el tema principal, así como los que se alejan un poco de éste. Piense en un artículo sobre cómo el gran tiburón blanco se vale del factor sorpresa para atrapar a su presa (idea principal). Podría ser interesante saber que pueden pasar uno o dos meses sin comer nada considerable (detalle), pero esa información no se relaciona directamente con sus prácticas de cacería.

Para descubrir el significado de las palabras que no conocen, en sexto grado los niños deben usar varias estrategias, que incluyen averiguar el significado a partir del contexto, buscar la palabra en el diccionario y deducir el significado de la misma por su raíz, prefijo o sufijo. Por ejemplo, si saben que trans significa de un lado a otro y portar significa llevar, pueden suponer que transportar significa llevar cosas o personas de un lugar a otro. Los estudiantes de sexto grado también deberían estar desarrollando su capacidad de pensar simbólicamente cuando leen lenguaje figurativo. Cuando vean un modismo como meter la pata deben saber que no se trata de poner el pie en ningún lugar.

El lenguaje figurativo puede ser particularmente desafiante para las personas cuyo idioma materno no es el inglés porque primero deben comprender el significado literal de las palabras antes de interpretar su simbolismo en una frase. (¡Imagínese intentar entender “costar un ojo de la cara”, si estuviera aprendiendo español!).


Si su hijo no alcanzó el estándar de lectura...

  • Es posible que su hijo tenga dificultad para descubrir la razón por la cual el autor escribe un texto.
  • Podría tener dificultad para distinguir entre las ideas que están respaldadas por evidencia y los comentarios que no tienen evidencia.
  • Es posible que su hijo tenga dificultad para entender el lenguaje figurativo (modismos, metáforas, etc.) que el autor usa, y que eso lo lleve a entender mal las ideas importantes de la lectura.
  • Su hijo podría frustrarse o distraerse cuando lee un texto que es muy difícil.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

¡Su participación hará una diferencia!

Los estudios de investigación muestran que los estudiantes tienen más éxito en la escuela si sus padres les hablan y les leen regularmente, en cualquier idioma. Recuerde que estará solidificando su bilingüismo si lo expone a vocabulario, gramática y habilidades de pensamiento cuando le lee o le habla en español. Aunque le enseñen en inglés en la escuela, el tiempo que pasa hablándole y leyéndole en español tendrá impacto en su progreso académico.

Intente hacer las siguientes actividades para ayudarlo a progresar hacia los estándares.

Lean juntos y hágale preguntas

Ofrézcale a su hijo oportunidades de practicar la lectura de textos que la se consideran difíciles para sexto grado como Wonder de J.C. Palacios. Haga que la lectura sea algo que su hijo disfrute hacer. Esto significa no solo leer libros, sino también revistas, cómics, artículos en línea y blogs. Los estudiantes de sexto grado deberían leer al menos 30 minutos al día. Aquí verá una lista (en inglés) de libros interesantes y de alto nivel para su hijo de sexto grado)

Preguntas que le puede hacer a su hijo sobre lo que lee

La mejor manera de ayudar a su hijo a entender lo que lee es hablarle sobre ello. Pregúntele:

¿De qué se trata el libro? (Para obras de no ficción: ¿cuál es la idea principal?). ¿Por qué escribió el autor esta parte? ¿Qué crees que significa esta palabra? ¿Qué preguntas tienes después de leer esto?

Hora de lectura en familia

¿Desea saber una de las formas más poderosas para inspirar a su hijo a leer? ¡Lea usted por el placer de leer! Si su hijo le ve leer el periódico por la mañana, un libro antes de acostarse o su blog preferido, le estará mostrando formas en que la lectura ayuda a enriquecer la vida. Establezca un tiempo para practicar la lectura en familia regularmente, puede ser 30 minutos o mas (es mejor hacerlo todos los días aunque también puede ser cada semana). Todos los miembros de la familia deben leer un libro, una revista o un tablet. Cuando termine la hora, pídale a cada uno que comparta con los demás lo que aprendió de la lectura.

Libros en audio

Averigüe qué le gusta leer a su hijo y busque libros en audio para que pueda leer al mismo tiempo que escucha la versión en audio. La primera vez podrá escuchar un capítulo, pero la segunda o la tercera vez, estará leyendo al mismo tiempo. Los niños pueden leer textos de un nivel más elevado que el de ellos si les interesa mucho o si ya saben algo sobre el tema. Los libros en audio también pueden ayudar a los niños a leer libros más avanzados. Son también una buena manera de agregarle una chispa literaria a los largos viajes en automóvil a la escuela.

Interacción con el mundo

Los niños aprenden al hacer las cosas e interactuar con el mundo. Explore un museo o un parque y deje que las preguntas de su hijo sobre lo que ve guíen las conversaciones. Hablar sobre la medusa que ve en el acuario, por ejemplo, aumentará su vocabulario y estimulará su curiosidad. (Ir a los museos puede ser caro, pero la mayoría tiene un día al mes en que la entrada es gratis. En los parques gratuitos se pueden generar las mismas preguntas que en el museo y sin tener que pagar entrada).

Aumente el vocabulario, una palabra a la vez

Es importante para los estudiantes de sexto grado desarrollar su vocabulario académico. Las palabras del vocabulario académico se usan en muchas materias e incluso en las conversaciones diarias, pero los niños a veces tienen dificultad para entender su significado. Las palabras como único, cronológico y prioridad son ejemplos de vocabulario académico. Imprima esta lista de palabras de vocabulario académico que su hijo de sexto grado debería conocer y péguela en su refrigerador. Intente usar estas palabras en contexto con su hijo y observe si su hijo puede usarlas correctamente en contexto con usted. Esto lo ayudará con la lectura, la escritura y el habla este año.

Libros acerca de lo que aprenderá su hijo

Pregúntele al maestro de su hijo qué temas se enseñarán este año. Busque libros sobre esos temas en la biblioteca. Leer por adelantado sobre el tema lo preparará para entender los conceptos mejor cuando se enseñen en la clase.

Practique el lenguaje figurativo

Enseñarle a su hijo modismos y expresiones en español lo ayudará a entender cómo analizar este tipo de simbolismo en cualquier idioma. Cuando vean televisión juntos o cuando hablen, piense en expresiones que podrían usarse en ciertas situaciones. Por ejemplo, si ven una película sobre alguien que le ayuda a otra persona cuando más lo necesita, comparta la expresión, “Echarle la mano”. Explíquele lo qué significa y cómo se aplica a la situación de la película. Pídale a su hijo que piense en otras situaciones en las que se podría usar esa expresión. Haga lo mismo cuando surjan otros modismos en conversaciones, en la televisión o en la radio. Vea si puede encontrar de entre 10 a 15 modismos en una semana.

Hable con el maestro de su hijo

Los estudiantes de sexto grado necesitan ser bastante buenos identificando la idea principal, sacando conclusiones y encontrando evidencia en lo que leen. Pregúntele al maestro de su hijo acerca de cada una de estas habilidades. Su hijo: ¿identifica rápidamente la idea principal? ¿tiende a sacar la conclusión correcta? Cuando su hijo señala evidencia, ¿es el ejemplo más sólido o simplemente un detalle adicional? Conocer los puntos fuertes y las debilidades de su hijo lo ayudará a usted a determinar cuáles son las mejores maneras de ayudarlo a cultivar estas capacidades..

Escritura

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Los estudiantes de sexto grado se están convirtiendo en escritores moderadamente independientes. Esto significa que no necesitan tanto la ayuda del maestro como antes. Deben ser capaces de tomar una idea y extenderla en varios párrafos organizados. Deben establecer la idea principal, escribir párrafos con evidencia que respalde esa idea y citar las fuentes de información que usaron.

Siguen escribiendo cuentos (escritura narrativa) e informes (escritura informativa), pero hay un cambio sutil en la forma en que los estudiantes de sexto grado escriben para convencer a los demás de su opinión. En los grados anteriores, se le llamaba escritura de opinión, pero en sexto grado se llama escribir un argumento porque ahora se espera que analicen un tema y que se den cuenta de que existe un argumento contrario. Para hacer esto, deben hacer referencia a un razonamiento que podría usarse a favor de la opinión contraria. Por ejemplo, al intentar persuadir al lector de que hacer ejercicio es divertido, el estudiante podría escribir: “Algunas personas piensan que es difícil, doloroso y aburrido, pero puede ser más agradable que mirar la tele”. Por ahora, no se espera que argumenten en contra la opinión, sino que solamente sepan que existe.

¿Desea saber más?

Para estas alturas, los estudiantes de sexto grado tienen conciencia de que hay opiniones diferentes a las suyas. Cuando escriben deben establecer un punto de vista o argumento a favor de su opinión y respaldarlo con evidencia. Este tipo de escrito también se llama escritura argumentativa.

Sin importar lo que escriban, los estudiantes de sexto grado deben ser capaces de revisar y editar su propio trabajo. Asimismo, deben usar su creciente conocimiento de vocabulario para elegir palabras precisas que describan ideas. Por ejemplo, en la siguiente oración podrían reemplazar la frase “estar preparados para” con “anticipar” para que sea clara y precisa: “El arquero tuvo que anticipar en qué dirección iban a patear la pelota”.

Vea qué buscan los maestros cuando leen la escritura de jóvenes de este nivel.


Si su hijo no alcanzó el estándar de escritura...

  • Quizás tenga dificultad para encontrar evidencia relevante que respalde sus ideas.
  • Es posible que su hijo no extienda sus ideas o que no use un vocabulario preciso para expresarlas claramente.
  • Es posible que su hijo no mencione la existencia de opiniones diferentes a la suya.
Cómo ayudar

Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

Recuerde que la escritura es otra forma de comunicar ideas. Hablar sobre sus ideas antes de escribir ayuda a los niños a aclarar lo que piensan y escribirlo claramente. Pídale que comparta con usted sus ideas en español, pero deje que escriba en el idioma que él elija.

  • Cómo hacer divertida la escritura: Escribir puede resultar intimidante, y tener miedo a cometer errores sólo hace que sea más difícil. La meta es ayudar a su hijo a escribir claramente, por lo tanto, tenga una conversación sobre el tema antes de que empiece a escribir. Si usted ve que comete muchos errores de puntuación, ortografía o que la letra no es clara, no se lo haga notar. Le ayudará más si se enfoca en las ideas que en los errores. En cambio, trabaje con el maestro de su hijo para crear un plan a fin de mejorar esas habilidades.
  • Siga su pasión: En la escuela los estudiantes podrían tener algunas opciones entre las cuales escribir, pero es probable que sean limitadas. Pero en la casa, ¡no tienen esta limitación! ¿Sigue un equipo deportivo? Hágalo investigar y escribir acerca de sus orígenes, sus jugadores y su estadio. ¿Le gustan los videojuegos? Pídale que escriba un cuento que incluya personajes y lugares del juego. O cree un libro de atajos en el que explica cómo superar cada nivel. Asegúrese de hablar sobre el tema elegido antes de que comience a escribir.
  • Audiencia auténtica: La mayoría de las personas no escriben sin tener en cuenta quién leerá lo que escriben, y lo mismo hacen los estudiantes de sexto grado. Cuando su hijo se decida por un tema que le importe, ayúdele a pensar en las personas con quienes querría compartirlo. Quizás escriba una carta a un club de aficionados deportivos o quizás comparta sus opiniones sobre videojuegos con otros jugadores. Otras ideas incluyen escribir notas de agradecimiento, críticas de películas para la familia y cartas a sus autores preferidos. Querer causar buena impresión lo motivará a escribir con claridad y a revisar su trabajo para corregir errores.
  • ¡Convénceme! Ayude a su hijo a mejorar su capacidad de razonamiento al pedirle que haga una lista de las ventajas y desventajas entre dos ideas, como jugar afuera y jugar videojuegos adentro. Pídale que enumere los beneficios y las desventajas de cada una, que piense en estas razones y que tenga un debate sobre el tema. Después del debate, pídale que escriba un resumen informal de su argumento.

Hable con el maestro de su hijo

A los estudiantes de sexto grado les puede costar mantenerse enfocados en el tema del que escriben. Pregúntele al maestro de su hijo qué estrategias de organización puede usar en la casa para ayudar a su hijo a mantener agrupadas las ideas relacionadas.

Hablar y escuchar

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

En sexto grado los niños deberían expresar sus ideas claramente y escuchar a sus compañeros. En vez de repetir la misma idea que ya dijo otra persona (aunque lo digan de otra manera) los estudiantes de sexto grado deben responder y contribuir a lo que dicen los demás. En sexto grado deben poner atención a las palabras y las frases que usan, para asegurarse de que se ajusten a su propósito, ya sea que cuenten un cuento, presenten un informe o que compartan una opinión informada.

Vea qué buscan los maestros en las discusiones y presentaciones de jóvenes de sexto grado.

 

Después de escuchar una presentación — en audio o visual — los estudiantes de sexto grado deberían ser capaces de resumir claramente la idea principal y dar información respaldatoria. Por ejemplo, después de ver un video narrado sobre el lenguaje corporal de los elefantes, los estudiantes deberían ser capaces de expresar la idea principal, la cual indica que los elefantes tienen su propia forma de comunicarse, la evidencia que respalda esta idea está en el hecho de que cuando los elefantes sacudan la cabeza significa que quieren jugar.

¿Desea saber más?

Después de escuchar atentamente la idea principal y los detalles de respaldo, los estudiantes deben tomarse algunos minutos para organizar sus ideas antes de hablar. Luego, deben resumir lo que entendieron y volver a expresar la información importante. Además, los estudiantes de sexto grado deben ser capaces de identificar las opciones diferentes que expresan las personas que hablan.

Durante todo el año, los maestros evaluarán qué tan bien comunican los estudiantes de sexto grado sus ideas en las discusiones en clase. Sin embargo, las pruebas del estado solamente cubren las habilidades para escuchar (al menos por ahora).

En esta prueba, los estudiantes escuchan una grabación y responden preguntas para demostrar su capacidad de escuchar atentamente y captar la información y los detalles más importantes.


Si su hijo no alcanzó el estándar de escuchar...

  • Es posible que su hijo tenga dificultad para enfocarse en la idea principal o que se distraiga con la información de respaldo en las presentaciones.
  • Es posible que su hijo tenga dificultad para resumir las ideas claves y la información de respaldo que se presenta en una grabación.
  • Su hijo podría confundirse con palabras nuevas que escucha en la presentación o con palabras que tienen varios significados.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

Exploren un tema: Los niños a esta edad observan atentamente a la sociedad. Por lo general tienen preguntas sobre las cosas que oyen hablar a los adultos, como temas sobre las personas sin hogar o relaciones internacionales. Lean juntos un artículo del periódico (Newsela tiene muchos en español) o libros sobre un tema social (como Yo soy Malala) y pregúntele qué piensa al respecto. Esta es una buena manera de ayudar a su hijo a practicar cómo usar los hechos que leyó cuando hable. Usted también puede compartir sus ideas con él, pero asegúrese de que sea una conversación en la que los dos hablen, incluyendo preguntas y preguntas de seguimiento.

¡Hora de ver tele! Vean juntos un episodio de un programa de televisión que le guste a su hijo. Después pregúntele: ¿Cuál era el problema principal en este episodio? ¿Cómo se solucionó? ¿Cómo terminarías el episodio de manera diferente? También vean un documental corto juntos. Pregúntele a su hijo: ¿Qué punto está tratando de presentar el director del documental? ¿Te convenció? ¿Por qué te parece importante que sepamos acerca de este tema? (Puede encontrar algunos documentales en National Geographic

Jueguen al presentador del noticiero: Haga que su hijo elija un artículo del sitio Newsela y que se lo lea a usted en voz alta. Dígale que practique leer expresivamente, como un presentador del noticiero. Cuando llegue al final del artículo, pídale que comente sobre la noticia que acaba de leer. Debe resumir las ideas principales, ponerlas en contexto y luego decirle al televidente (usted) qué tipo de seguimiento hará como reportero en su próxima emisión. También lo puede grabar en video para que vea su presentación.

Hable con el maestro de su hijo

Los estudiantes de sexto grado deben escuchar y volver a expresar la idea principal y los detalles de lo que escuchan. Pregúntele al maestro de su hijo qué preguntas hacer para ayudarlo a resumir lo que escuchó.

Investigación

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Los estudiantes de sexto grado entienden que hacer una investigación es esencial para escribir bien. A estas alturas, saben que la información viene en distintos formatos (impreso, cuadros y videos).

A este nivel, los niños deben pensar en la motivación del autor para escribir y considerar si el escrito es parcial (¿Está el autor intentando convencerle de alguna idea? o ¿Quiere el autor su voto?). Los estudiantes analizan esta idea en mayor profundidad en la escuela secundaria, pero en sexto grado comienzan a pensar en lo que podría motivar al autor a escribir. Los estudiantes de sexto grado deberían sentirse cómodos tomando nota cuando investigan un tema. No se trata solamente de escribir cosas. Se trata de recordar qué información encontró en cuál fuente. También se trata de revisar y categorizar la información nueva para poder presentarla de manera clara y organizada. Por ejemplo, ¿Qué información obtuvo en el libro de texto y en el artículo sobre cómo se dividen las células?

Vea cómo los estudiantes de este nivel investigan antes de escribir.

¿Desea saber más?

Se espera que los estudiantes de sexto grado comparen y confronten varias fuentes sobre el mismo tema. Por ejemplo, pueden leer extractos de un libro de recuerdos, parte de una biografía y un artículo para encontrar lo que tienen en común y las diferencias. Los estudiantes deben aprender a distinguir entre hechos y opiniones, y categorizar las fuentes según lo crean correcto.


Si su hijo no alcanzó el estándar de investigación...

  • Es posible que su hijo tenga dificultad para reconocer la diferencia entre evidencia y los hechos que la respaldan y una opinión.
  • Es posible que su hijo no entienda la información que se encuentra en tablas y gráficas, o quizás no tome como referencia estas fuentes para evidenciar y respaldar su idea.
  • Su hijo podría tener dificultad para resumir el punto de vista del autor, especialmente si es significativamente diferente al suyo.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

Siga sus intereses: ¿Le interesa a su hijo la naturaleza, el calendario Azteca o quizás los mapas? Miren dos mapas dibujados con 100 años de diferencia. Encuentren las similitudes y noten cómo cambiaron con el tiempo. Pídale que use evidencia en los mapas para explicar sus conclusiones sobre los cambios que observe. A los maestros podría interesarles el proyecto de su hijo y darle crédito adicional.

Hecho, hecho, opinión: Jueguen una versión del juego dos verdades y una mentira, para ayudar a su hijo a entender la diferencia entre tener evidencia a partir de información y solamente hacer una declaración sin evidencia alguna. Comience por elegir un tema… puede ser cualquier tema: usted, la abuela, el supermercado. Luego dígale a su hijo tres enunciados sobre el tema, dos que sean hechos y el tercero que sea opinión. Pídale que decida cuál es de opinión y que explique por qué la opinión no es un hecho. (Los dos hechos pueden comprobarse, mientras que no hay forma de comprobar que la opinión sea cierta).

Hable con el maestro de su hijo

Los estudiantes de sexto grado pueden tener dificultad decidiendo cuál de la información que leyeron es mejor para usar en su escrito. Pregúntele al maestro de su hijo qué preguntas hacerle para ayudarlo a relacionar los hechos con el tema del que escribe.

6.° grado
Matemáticas

Cuando usted calcula una propina, eso es un porcentaje. ¿Dividir 23 de taza de azúcar por la mitad? Eso es dividir fracciones. ¿Comparar cuántos pastelitos hay por niño? Usted está calculando proporciones. Estos son las ideas principales en sexto grado.

Conceptos y procesos

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Piense en los conceptos y procesos como el porqué y el cómo. Por ejemplo, hacia el final de sexto grado, los estudiantes tienen que saber cómo dividir 34 por 23 (un proceso), pero también necesitan entender por qué se usa la multiplicación (un concepto) para dividir fracciones. Los estudiantes de sexto grado también aprenden sobre proporciones, que son una manera de comparar números, o cantidades, de cosas que son parte de un entero. Por ejemplo, imagine que tiene 12 peces en su pecera. Si 8 de estos son peces ángel y 4 son estrellas de mar, la proporción es de 8 a 4. También se puede escribir como 8:4.

Vea cómo estos estudiantes de sexto grado explican las proporciones.

 

Es necesario que los estudiantes comprendan cómo funcionan las proporciones porque tendrán que aplicar este conocimiento prácticamente todos los días en todo, desde comparar precios y cocinar hasta calcular distancias para saber cuántas millas recorre el automóvil por cada galón de gasolina. Un tipo de proporción, conocida como razón, explica la relación entre una cantidad y un período de tiempo. Si usted está manejando a 50 millas por hora, eso indica una proporción de 50:1. Conociendo esa razón, los estudiantes pueden calcular cuánto tiempo llevará recorrer 200 millas. Los estudiantes de sexto grado también deben comenzar a aprender sobre porcentajes, que son una proporción expresada como una fracción de 100. A esta altura comienzan a usar una recta numérica que incluye números negativos. Deben ver, y comprender, que el 3 negativo está a la misma distancia del cero que el 3 positivo. Cuando trabajan con números negativos, adquieren una idea nueva de cómo colocar números en orden en una recta numérica y comparar el valor de los números negativos con los positivos. Su hijo de sexto grado debe dar sus primeros pasos formales hacia álgebra. Ellos deben aprender cómo leer, escribir y evaluar expresiones y ecuaciones algebraicas, en las cuales una letra (llamada también variable) representa un número que no se conoce.

Si su hijo no alcanzó el estándar para conceptos y procesos...

  • Es posible que no entienda totalmente el concepto de fracciones, lo cual dificulta la comprensión de lo que significa dividir fracciones. (Vea el problema 1 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo no esté seguro de cómo usar proporciones y razones para resolver problemas. (Vea el problema 2 de ejemplo).
  • Tal vez su hijo no entienda cómo calcular una proporción o una razón unitaria a partir de una proporción. (Vea el problema 3 de ejemplo).
  • Quizás su hijo no entienda los porcentajes o cómo usar porcentajes de referencia (por ejemplo, 10%, 25%, 50%) para calcular con rapidez y precisión una parte de un entero o un porcentaje. (Vea el problema 4 de ejemplo).
  • Puede que su hijo no entienda que los números pueden ser positivos o negativos. Muchos niños tienen problemas para entender los números negativos y cómo se usan en el mundo real. (Vea el problema 5 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo necesite practicar cómo plantear y resolver ecuaciones de un solo paso y desigualdades que tienen variables, como 3 + x = 15, x – 10 = 22, 15x = 45, x ÷ 6 = 5 o x + 7 < 12. (Vea los problemas 6 y 7 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo no sepa cómo hallar el valor de una desigualdad o cómo representar ese valor en una recta numérica. (Vea el problema 8 de ejemplo).

Problemas de ejemplo

División de fracciones por fracciones

Los estudiantes de sexto grado dividen fracciones por fracciones: una tarea más difícil desde el punto de vista conceptual que, digamos, dividir una fracción por un número entero como hicieron en quinto grado. Es posible que resulte complicado visualizar la división de una fracción por una fracción, por eso hacer dibujos puede ayudar a los estudiantes cuando resuelven problemas como 910 dividido por 410 .

Problema 1 de ejemplo: División de una fracción por una fracción

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_1_091515

Uso de proporciones para resolver problemas

Saber cómo trabajar con fracciones ayuda a los estudiantes cuando comienzan a estudiar proporciones, uno de los objetivos de sexto grado. Los estudiantes desarrollan tres capacidades principales con proporciones: 1) lenguaje relacionado con proporción y razón; 2) reconocer, generar y representar con gráficas pares de proporciones equivalentes y 3) comparar proporciones. Las proporciones expresan el tamaño relativo de dos (o más) cantidades o números. Los niños hablan sobre proporciones usando frases como 3 a 2, o 3 por cada 2, o 3 de cada 5 o 3 partes por 2 partes.

Vea cómo los estudiantes de sexto grado calculan proporciones equivalentes (Enlace se verá próximamente)

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_2_091515

Cómo entender las proporciones y las razones unitarias

Las proporciones están relacionadas con razones. Por ejemplo, la proporción 3 pies cada 2 segundos está relacionada con la razón 3/2 pies cada 1 segundo. En sexto grado, los estudiantes describen las proporciones en términos como, por ejemplo, por cada 1, por cada y por. A esto se lo llama razón unitaria. Los estudiantes pueden calcular la razón unitaria de una proporción para comparar dos cantidades o determinar razones proporcionales (como la velocidad). En el siguiente problema, los estudiantes tienen que aplicar su conocimiento sobre razones para determinar quién camina más rápido por 1 segundo. ¿Por qué? Es porque es difícil comparar razones de velocidad de caminata cuando los tiempos son distintos.

Problema 3 de ejemplo: Cálculo y comparación de razones unitarias

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_3_091515

Porcentajes y porcentajes de referencia

Los estudiantes también aprenderán sobre porcentajes, que son una especie de hermano de las proporciones y que significa por 100. A medida que se familiaricen con los porcentajes, los estudiantes podrán hacer cálculos mentales usando porcentajes comunes conocidos como porcentajes de referencia, como por ejemplo 10%, 25% y 50%. Saber cómo hacer estos cálculos mentales es útil a la hora de dejar una propina del 20% de una cuenta de $36 en un restaurante, o para saber cuánto dinero ahorrará cuando un par de pantalones de $35 tienen un descuento del 15%.

Problema 4 de ejemplo: Porcentajes

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_4_091515

Cómo entender los números negativos

Antes de sexto grado, los estudiantes aprendieron números enteros (0, 1, 2, 3, etc.) y fracciones mayores que 0. En sexto grado, los niños dan un paso atrás, en términos de números, para aprender sobre números negativos. A primera vista, puede parecer imposible que algo sea menor que cero, pero los números negativos tienen una función en la vida diaria. Si usted retira por error demasiado dinero del cajero automático, el saldo de su cuenta bancaria podría quedar por debajo de cero. Si usted vive en una región en donde suele haber sequías o inundaciones, probablemente el nivel del agua se describa como por debajo o por encima del nivel de mar, el que se representa con el 0. Cuando no hay agua suficiente, o cuando el agua está por debajo del nivel del mar, el número es negativo. También está la temperatura; si usted ha vivido un invierno en Nueva Inglaterra, ya sabe lo que significa cuando la temperatura cae a niveles negativos, o por debajo de cero. Para el final de sexto grado, su hijo debe comprender situaciones en las que intervienen números negativos (como lo recién mencionado). Ellos también deben ser capaces de ubicar números negativos en una recta numérica para representar la relación entre los números. (Por ejemplo, -12 es menor que -5 porque está más lejos del 0; y en contexto, -12 grados es más frío que -5 grados).

Problema 5 de ejemplo: Números negativos

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_5_091515

Ecuaciones y expresiones algebraicas

Desde kínder, los estudiantes han estado escribiendo expresiones numéricas, comenzaron por la suma básica, por ejemplo (2 + 3) y avanzaron a problemas más complejos, como (8 x 5) + (2 x 6). En sexto grado, los estudiantes tienen que convertir esto en expresiones algebraicas con variables o letras que representan números desconocidos. Por ejemplo, restar y a 5 se escribiría como 5 – y. Los estudiantes de sexto grado usan variables en problemas. Una pregunta de prueba podría plantear esta situación: Daniel gastó $10 para comprar 5 barras de chocolate. Escribe una ecuación para determinar cuánto pagó por cada barra. La respuesta es 5x = 10 ó 10 ÷ 5 = x, en donde x representa el costo de una barra de chocolate. Aquí tiene otro:

Problema 6 de ejemplo: Cómo escribir y resolver ecuaciones con variables

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_6_091515

Los estudiantes de sexto grado también usan variables con proporciones y razones. Por ejemplo, supongamos que estás conduciendo a una velocidad de 60 millas por hora. Es posible que se les pida a los estudiantes que escriban una ecuación que muestre la distancia recorrida en 3 horas. Se vería así: 3 x 60 = x. Para resolver el siguiente problema, los estudiantes deben primero identificar los patrones de x e y antes de calcular la relación entre x e y.

Problema 7 de ejemplo: Cómo se opera con variables en proporciones y razones

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_7_091515

Cómo se interpretan las desigualdades

Los estudiantes de sexto grado también trabajan con desigualdades, que son expresiones que dicen que dos elementos no son iguales. Para expresar las desigualdades se usan los signos > (mayor que), < (menor que) o ≠ (no es igual a). Los estudiantes deben ser capaces de interpretar desigualdades y representarlas en una recta numérica. Por ejemplo, la desigualdad x > -2 muestra que la variable, x, es mayor que -2. Como x es una variable, incluye todos los números mayores que -2, tales como -1, 0, 1, 2, 3, 4, etc. La desigualdad x > -2 está representada en la recta numérica que se ve abajo. La flecha significa que sigue infinitamente en esa dirección, lo que significa que x puede ser igual a cualquier número mayor que -2.

GK_SBAC_Interpretinginequalities_6thGrade_082515

Problema 8 de ejemplo: Desigualdades

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_8_091515


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

Lo más importante que puede hacer para ayudar a su hijo con matemáticas es tener una actitud positiva hacia esta materia, y buscar maneras de demostrárselo a su hijo. ¿Por qué? Porque los resultados de las investigaciones en este campo demuestran que la actitud de los padres hacia las matemáticas es contagiosa; así que con solo tener una buena actitud está ayudando a su hijo con matemáticas. Entonces sí, usted es un genio de las matemáticas: y su hijo también lo será.

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • Siempre que haya algún artículo de oferta, pídale a su hijo que calcule cuánto costará después de aplicarle el descuento. También haga preguntas inversas. Supongamos que su hijo quiere unos pantalones de $50: ¿cuánto descuento tendrían que hacerle para que el precio final baje a $25?
  • Cuando esté yendo a algún lado, pregúntele a su hijo cuánto tiempo tardarán en llegar si la distancia es de 15 millas y usted está conduciendo a 60 millas por hora.
  • Pídale a su hijo que calcule la proporción de harina con relación a la cantidad de leche de su receta de pastel favorita. Luego pídale que calcule el doble (o la mitad) de la receta.

Mejore esas capacidades

Practique juegos con su hijo para estimular el aprendizaje de matemáticas, por ejemplo el Set.

Hable con el maestro de su hijo

Comience por preguntarle al maestro de su hijo si el niño está entendiendo el por qué y el cómo. Primero, ¿entiende el por qué detrás de los conceptos de sexto grado? ¿Sabe por qué dividir una fracción por una fracción requiere una multiplicación? ¿Y por qué un número negativo está a la izquierda del 0 en la recta numérica? Después, ¿su hijo entiende cómo resolver los problemas? Si no es así, ¿dónde tiene dificultades? (¿dividir fracciones?, ¿escribir la ecuación?, ¿completar tablas de proporciones?) Pídale al maestro que lo ayude a identificar los conceptos y procesos específicos que le cuestan más trabajo a su hijo.

Resolver problemas usando modelos/análisis de datos

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Todos sabemos que es importante que los niños dominen la división, las fracciones y las ecuaciones. Pero las matemáticas son más que memorizar datos o incluso procesos. Las matemáticas también enseñan una capacidad esencial: resolución de problemas. Se espera que los estudiantes de sexto grado sean capaces de resolver problemas aun cuando el camino para hacerlo no sea claro. Se deberían sentir cómodos haciendo y respondiendo preguntas como: ¿Qué me está pidiendo que haga este problema? ¿Cómo hago para saber si esto es correcto? ¿Esto tiene sentido? ¿De qué otra manera puedo resolver esto? Usar modelos y análisis de datos significa tomar un problema de la vida real y usar las matemáticas para resolverlo. Para ello puede hacer una gráfica o un dibujo, usar una recta numérica, crear una tabla o construir un modelo. En sexto grado, los estudiantes aplican los conceptos y procesos que aprendieron para resolver problemas de la vida real.

Vea cómo estos estudiantes de sexto grado explican las proporciones.

Si su hijo no alcanzó el estándar de resolver problemas usando modelos/análisis de datos...

  • Es posible que a su hijo le resulte difícil entender una situación e identificar qué problema necesita solución. (Vea los problemas 1 y 2 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo tenga dificultad para evaluar su respuesta para determinar si es razonable.
  • Su hijo puede tener problemas para entender cómo interpretar o hacer una gráfica, un cuadro, una tabla o una ecuación que muestre la relación entre dos cantidades. (Vea el problema 3 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo necesite ayuda para descubrir o entender maneras nuevas, distintas o más eficaces de resolver problemas. (Vea el problema 2 de ejemplo).
  • Quizás su hijo tenga dificultad para no rendirse cuando se traba.

Problemas de ejemplo

Analizar y resolver problemas con eficacia

Se espera que los estudiantes de sexto grado descubran cómo resolver problemas que no les dicen qué proceso o técnicas usar. Deben identificar la información importante de los problemas, descubrir qué pasos dar y elegir qué herramientas usar (por ejemplo, dibujos, papel cuadriculado o una regla) para hallar la respuesta. Muchos problemas, como el del ejemplo que aparece abajo, se pueden resolver usando una variedad de técnicas. Su hijo debería ser capaz de leer un problema y buscar la respuesta usando una técnica que funcione para él. También debe entender otras maneras diferentes de resolverlo y demostrar cómo usarlas.

Problema 1 de ejemplo: Cómo analizar un problema y buscar maneras de resolverlo con eficacia

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_9_091515

Relaciones entre cantidades

Los estudiantes aprenden a usar gráficos y cuadros para mostrar y razonar cómo cambian las cantidades en relación a otras. Por ejemplo, en el problema de abajo se les pide a los estudiantes que encuentren la velocidad de dos ciclistas con la información presentada.

Problema de ejemplo 2: Entender cantidades y sus relaciones

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_10_091515

Problema de ejemplo 3: Usar modelos o matemáticas para resolver problemas del mundo real

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_11_091515


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

¡El gen de las matemáticas es un mito! Muchos creen erróneamente que algunas personas nacen con una mente matemática y otras no. No es cierto. Si reciben apoyo, aliento y practican, los niños pueden aprender matemáticas, ¡y lo harán!

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • ¿Su hijo tiene alma de artista? Explíquele cómo las proporciones son importantes en el arte. ¿Puede hacer dos dibujos que estén en una escala de 3 a 1? ¡Esa es una proporción! Dos partes de pintura roja y tres partes de pintura azul: ¡otra proporción!
  • Ayude a su hijo a descubrir cómo usar la capacidad de resolver problemas en la vida diaria. Supongamos que están comprando comida y ven dos marcas de espagueti a la venta. Una marca cuesta normalmente $1.99 y tiene un 30 por ciento de descuento. La otra cuesta normalmente $2.99 y tiene un 20 por ciento de descuento. Pídale a su hijo que calcule cuál conviene comprar.
  • Elija una ciudad que tenga un invierno realmente frío (quizás el lugar donde viven) y averigüe las temperaturas de los cinco días más fríos del último invierno. Dibuje una recta numérica con su hijo, coloque esas temperaturas en la recta y compárelas.

Mejore esas capacidades

Comunicar el razonamiento

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

“¿Cómo hice esto? ¿Cómo sé si llegué a la respuesta correcta? ¿Puedo explicar mi trabajo a mis compañeros?” Los estudiantes de sexto grado se estarán haciendo estas preguntas todo el año. A lo largo del año, tienen que usar su nuevo conocimiento de proporciones, el sistema numérico, y expresiones y ecuaciones para explicar cómo obtuvieron un resultado. Deben comprobar por qué es correcta su respuesta a un problema. Además, se les pide que evalúen (amablemente) el trabajo de sus compañeros. Los estudiantes de sexto año deben ser capaces de usar su conocimiento de las reglas matemáticas para defender su trabajo. Por ejemplo, necesitan poder explicar por qué multiplicar dos números negativos siempre da como resultado uno positivo, o por qué cualquier número multiplicado por 1 es igual al mismo número.

Si su hijo no alcanzó el estándar para comunicar el razonamiento...

  • Es posible que su hijo tenga mucha dificultad para explicar por qué funcionó la estrategia que eligió para resolver un problema.
  • Quizá a su hijo le resulte difícil revisar el trabajo de un compañero de clase e identificar los errores en el razonamiento. (Vea los problemas 1 y 2 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo tenga mucha dificultad para descubrir maneras diferentes o más eficaces de resolver problemas.

Problemas de ejemplo

Análisis de respuestas correctas y equivocadas

Los estudiantes deben ser capaces de analizar cómo se ha resuelto un problema y, si la respuesta es incorrecta, señalar en qué punto se cometió el error. Los niños también deben ser capaces de explicar cuál sería la solución correcta y cómo —y por qué— funciona. Es necesario que los estudiantes de sexto grado sean capaces de usar las definiciones y el lenguaje matemático en sus explicaciones.

Problema 1 de ejemplo: Cómo evaluar las respuestas de otros niños usando el razonamiento

GK_SBAC_MathSamples_6thGrade_13_082715

Resolver problemas con razonamiento

Los estudiantes deben poder usar sus capacidades para responder preguntas y reconocer la mejor manera de enfrentar un problema de varias partes. También deben conocer la matemáticas lo suficientemente bien para poder explicar su trabajo y usar su conocimiento de conceptos y procesos para respaldar su razonamiento. El siguiente problema requiere todas estas capacidades.

Problema de ejemplo 2: Respaldar el razonamiento

GK_SBAC_MathSamples_6Grade_Spanish_14_091515


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

Sea amable con las matemáticas. Evite que las matemáticas tengan una mala imagen en su casa porque puede pasarle esa actitud negativa a su hijo. Es verdad. En cambio, hable sobre todas las veces que las matemáticas le facilitan la vida. Que la frase “vivamos mejor con la ayuda de las matemáticas” sea un lema en su casa.

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • ¡Celebremos las matemáticas en voz alta por un día! Ya que gran parte de la vida adulta cotidiana está repleta de cálculos matemáticos mentales, dedique un día a compartir con su hijo estos cálculos que generalmente hace en silencio. Puede comenzar desde el momento en que se levanta y comienza a contar para atrás para calcular si su hijo va a estar listo a tiempo para ir a la escuela; comparta la cuenta regresiva con el niño. Pídale a su hijo que adivine la cantidad de millas que puede estirar la gasolina que le queda en el tanque antes de que tenga que comprar más. Durante todo el día, comparta sus pensamientos matemáticos con su hijo y retelo a participar en las matemáticas de su vida familiar. ¿Puede calcular cuánto gastará usted para preparar la cena? ¿O puede calcular el tiempo que tardará en llegar a casa si las condiciones del tránsito reducen a la mitad su velocidad?

Hable con el maestro

No necesita esperar a la reunión de padres para hablar con el maestro de su hijo. Coordine una reunión y hable con el maestro lo antes posible. Pregúntele en qué está trabajando la clase y averigüe específicamente en qué le está yendo bien a su hijo y en qué área tiene muchas dificultades. Si puede, revise ejemplos del trabajo de su hijo durante la charla: eso le ayudará entender cómo puede ayudar. Pídale consejos sobre cómo ayudar a su hijo a mejorar y también pídale que le sugiera otros recursos fuera de la escuela, como sitios web o cuadernos de ejercicios.


Sobre la Guía del Examen Estatal para las Familias

Para ayudarle a entender los resultados de su examen estatal para saber cómo ayudar a su hijo, GreatSchools trabajó con SBAC y educadores de todos los grados para ayudarle a entender lo que necesita saber y darle sugerencias prácticas.

Share on Pinterest
There are no images.