Share on Pinterest
There are no images.
In English
GreatKids — Guía del examen estatal para las familias

Su opinión es importante para nosotros

Por favor, proporcione cualquier información que tenga. ¡Gracias!

(required)

Thank you!

Your feedback has been submitted.

  • See if your state is part of the Smarter Balanced Assessment Consortium

In English

Guía para los padres del exámen SBAC

Vea qué habilidades son probadas, comprende los puntajes de su hijo, y obtenga ideas sobre cómo usted le puede ayudar en la casa (en el hogar).

Artes de lenguaje
Matemáticas

3.° grado
Artes de lenguaje

Los estudiantes de tercer grado dan el gran salto entre aprender a leer y leer para aprender. Deberían leer y escribir independientemente. Se espera que hallen información clave, expliquen su importancia y la organicen.

Lectura

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Los estudiantes de tercer grado deberían estar leyendo todo tipo de material, desde historias folclóricas y mitos — como La Leyenda de Nahuala — hasta artículos y libros de texto. También, deberían tener la capacidad de entender textos cada vez más difíciles. A esta edad, Charlotte’s Web y Cosechando Esperanza son ejemplos de textos propios para tercer grado porque la historia les da a los niños la oportunidad de pensar acerca del significado detrás del cuento y usar palabras desafiantes como proporcionar y rodeaban.

Tanto en los textos de ficción como en los de no ficción los estudiantes necesitan identificar ideas claves y sacar conclusiones (llegar a una idea basado en lo que leen y lo que ya saben) acerca de lo que leyeron, y señalar ejemplos (es decir, evidencia) para respaldar su razonamiento.

A medida que leen, los estudiantes de tercer grado deberían usar el contexto (la descripción de lo que está pasando) para entender el significado de las palabras nuevas. Por ejemplo, los estudiantes pueden usar el contexto para entender que adicionales significa más en la siguiente oración: “Ella tuvo que trabajar unas cuantas horas adicionales para terminar todo lo que tenía por hacer”.

Vea cómo una maestra le pide a una niña de tercer grado que explique lo que aprende a medida que va leyendo.

¿Desea saber más?

Tanto en la universidad como en el trabajo, las personas pasan mucho más tiempo leyendo textos informativos que textos de ficción. Por esa razón, se les pide a los niños que, además de leer cuentos, lean textos informativos. Ejemplos de textos informativos son libros de no ficción, artículos de revistas y periódicos.

Los estudiantes de tercer grado sacan conclusiones sobre lo que leyeron. Esto significa que usan tanto claves de la lectura como de lo que ya saben para ayudarse a entender lo que está pasando. Se espera que los estudiantes de tercer grado den evidencia, o las razones, que respalden lo que piensan. Por ejemplo, si un niño llega a la conclusión, “la madrastra en la cuento era mala”, debe respaldar esa conclusión con evidencia. ¿Qué demuestra que era mala? “Hizo que la niña limpiara todo lo que los demás ensuciaron sin que nadie la ayadara,” y “Se rió de ella porque estaba sucia”, estos son dos ejemplos de evidencia del cuento. Los estudiantes también deberían ser capaces de explicar por qué el personaje se comporta de cierta forma. “La madrastra se comportaba así porque sabía que el hombre amaba a su hija más de lo que la amaba a ella, su esposa”.


Si su hijo no alcanzó el estándar de lectura...

  • Es posible que tenga muchas dificultades para sacar conclusiones basadas en las claves del texto.
  • Es posible que necesite ayuda para identificar las ideas clave y los detalles que respaldan su conclusión.
  • Es posible que su hijo tenga dificultad para hallar el significado de las palabras nuevas usando el contexto en la oración.
  • Es posible que su hijo necesite practicar las capacidades que se describen arriba con textos más difíciles que los que está acostumbrado a leer.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

¡Su participación hará una diferencia!

Los estudios de investigación muestran que los estudiantes tienen mucho más éxito en la escuela si sus padres les hablan y les leen regularmente, en cualquier idioma. No importa si su hijo se siente más cómodo en inglés o en español. De cualquier manera, usted le ayudará a solidificar los dos idiomas si lo expone a vocabulario, gramática y capacidades de pensamiento cuando le lee o le habla en español. Es mejor leer con él en su idioma que no leer con él para nada. ¡Esto lo ayudará mucho!

Intente hacer las siguientes actividades para ayudarle a progresar hacia los estándares.

Lean juntos y hágale preguntas a su hijo

Haga un hábito de visitar la biblioteca de la escuela o de la ciudad regularmente para buscar libros de temas que le interesen a su hijo y que estén a su nivel de lectura (pregúntele al maestro cuál es su nivel de lectura). Hay muchos libros bilingües y en español disponibles en la biblioteca local que pueden leer juntos. Vean la película del libro juntos (si la tiene) y comenten los personajes, el ambiente y el desarrollo del cuento.

Elija algo que le guste a su hijo; quizás le interesen los animales, las danzas folclóricas o el fútbol. Si un libro o un artículo es muy difícil para que lo lea su hijo, puede leérselo usted a él. Si no es demasiado difícil, pídale que se lo lea a usted o tomen turnos para leer en voz alta.

Preguntas que puede hacer mientras lee con su hijo:

Las siguientes preguntas despertarán el pensamiento en su hijo. (Recuerde preguntar ¿por qué? y ¿cómo lo sabes?).

  • ¿Qué crees que será lo próximo que pasará en el cuento? ¿Por qué?
  • ¿Cómo crees que se siente el personaje? ¿Por qué?
  • ¿Cómo son diferentes estos dos personajes? ¿En qué se parecen? ¿Cómo lo sabes?
  • ¿Cuál es la información más importante de esta sección? ¿Por qué es importante?

Cómo ayudar a su hijo a entender una palabra nueva

Las palabras nuevas pueden interponerse en la comprensión de su hijo. Si su hijo hace una pausa o se detiene en una palabra, quizás sea porque no sabe lo que significa. Cuando su hijo se enfrente con una palabra que no conoce, haga lo siguiente:

  • Pídale que lea más para ver si el resto de la oración lo ayuda a entender el significado.
  • Pídale que explique el significado de la palabra nueva en contexto. No importa si lo que supone no es correcto. Anímelo a volver a intentar y señale las palabras que lo ayudarán.
  • Pídale que reemplace la palabra nueva con otra palabra que signifique lo mismo. Si no sabe el significado, dígaselo y hágale repetir las palabras nuevas.

Vea cómo una maestra guía a una estudiante de tercer grado en el proceso de entender el significado de una palabra nueva.

Libros acerca de lo que aprenderá su hijo

Pregúntele al maestro de su hijo qué temas se enseñarán este año. Busque libros sobre esos temas en la biblioteca. Leer por adelantado un libro sobre los planetas, por ejemplo, lo preparará para entender mejor los conceptos cuando se le enseñen en clase.

Desarrolle el vocabulario académico de su hijo

A los niños con más conocimiento de vocabulario les tiende a ir mucho mejor en la escuela. Es importante para los estudiantes de tercer grado desarrollar su vocabulario académico. Estas son palabras que se usan frecuentemente en muchas materias, pero que son difíciles de definir. Palabras como adicional, causa, examinar, similar y suceder son ejemplos de vocabulario académico. Muchas de estas palabras son similares en inglés (se les llama cognados). Vea más palabras de vocabulario académico que puede usar con su hijo de 3.o grado en esta lista.

Para ayudar a su hijo de tercer grado a aprenderse estas palabras, intente presentarle una palabra nueva cada día. Dígale el significado y otra palabra o frase que signifique lo mismo. Por ejemplo, examinar significa lo mismo que mirar detenidamente o inspeccionar. Luego, elabore una oración con la palabra. Examino el techo para asegurarme de que no hay goteras. Pídale que invente su propia oración. Para que sea más divertido, ayúdele a llevar un diario de palabras nuevas. En un cuaderno anote la palabra nueva, su significado y una oración creativa con esa palabra. Mientras más divertida sea la oración, ¡mejor!

Hable con el maestro de su hijo

Para leer bien, su hijo necesita una combinación de muchas capacidades: fluidez, decodificar, leer expresivamente y comprensión. Los niños también necesitan aumentar continuamente su conocimiento del mundo con cada poema, artículo y texto nuevo que lean. Pregúntele al maestro de su hijo qué capacidades de lectura necesita practicar. El maestro le ayudará a entender las fortalezas de su hijo en la lectura y las áreas en las que necesita práctica, también le recomendará libros y artículos que usted y su hijo pueden leer juntos.

Escritura

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

A esta edad, los niños deberían escribir con claridad e incluir varios detalles.

Se espera que los estudiantes de tercer grado piensen en por qué escriben. ¿Escriben para contar un cuento (lo que también se llama escritura narrativa)? ¿Quieren enseñarles a los demás acerca de un tema (es decir, escritura informativa)? ¿Quieren convencer a alguien de algo (es decir, escritura de opinión)? El tipo de escrito que hagan (género) dependerá del propósito de su escritura.

Vea en qué se fijan los maestros cuando revisan la escritura de su estudiante de tercer grado.

No importa el tema sobre el cual escribe su hijo, lo importante es que se concentre en una idea central y que conecte cada párrafo con esa idea. Los estudiantes de tercer grado organizan su escritura informativa o de opinión en un esquema compuesto por una introducción, varios párrafos completos y una conclusión. Cada párrafo debe concentrarse en una sola idea que los relaciona con la idea central.

Vea cómo luce la escritura organizada en tercer grado.

¿Desea saber más?

La puntuación, el uso de mayúsculas y las capacidades ortográficas de su hijo deberían ir mejorando; sin embargo, usted posiblemente seguirá viendo errores en su trabajo, como olvidarse de poner un nombre en mayúscula o escribir incorrectamente palabras comunes difíciles como cazar o perro.

En las pruebas de escritura se les pide a los estudiantes que corrijan los errores gramaticales y ortográficos en una selección corta, también que escriban y revisen su propio escrito. Antes de comenzar la parte más larga de la prueba de escritura, los maestros tienen una conversación con toda la clase sobre lo que ya saben respecto de un tema. Luego, los estudiantes leen algunos artículos. Luego escriben. Todos los estudiantes escriben sobre el mismo tema, pero reciben instrucciones al azar para que escriban un cuento (escritura narrativa), un informe (escritura informativa) o un escrito persuasivo (escritura de opinión).


Si su hijo no alcanzó el estándar de escritura...

  • Es posible que necesite hacer conexiones más sólidas entre la idea central y la información que respalda esta idea.
  • Es posible que su hijo tenga dificultad para dar más ideas o ejemplos que expresen su pensamiento.
  • Es posible que necesite mantener claro el objetivo de su escritura. ¿Será acaso que su hijo se desconcentra y olvida la idea central? O que quizás su introducción o conclusión necesiten destacar el propósito con más claridad y énfasis.
  • La escritura de su hijo quizás tenga demasiados errores gramaticales, ortográficos y de puntuación.

Vea la explicación de una maestra sobre lo que debe buscar en la escritura de su hijo de tercer grado.

Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

La escritura puede ayudar a aclarar ideas, independientemente del idioma. Es importante que los estudiantes hablen sobre sus ideas antes de comenzar a escribir para que sepan exactamente qué es lo que intentan comunicar. Pídale a su hijo que le diga sus ideas en español y una vez que esté listo para comenzar a escribir, puede elegir el idioma en el que quiere escribir.

Cómo hacer divertida la escritura

  • ¡Escribir debe ser divertido! — Para apoyar la escritura de su hijo, festeje sus ideas y no se preocupe por la caligrafía ni la puntuación. Lo importante es que exprese sus ideas y que encuentre su voz.
  • ¡Escriba! — Con frecuencia, cuando están en un lugar donde no se debe hablar (como una sala de espera) su hijo podrá escribir lo que quiere decir. ¡Permítalo! Anime a su hijo a escribir.
  • Blog familiar — Elija algunos eventos familiares (viajes, celebraciones, momentos divertidos) y pídale a su hijo que lo ayude a escribir acerca de esos eventos para compartirlos con amigos y familiares.
  • Escribir una crítica — Haga que su hijo escriba una crítica sobre un lugar que haya visitado y le haya gustado (o que haya detestado) como el parque, la tienda o un restaurante. Hágalo hablar sobre sus ideas antes de comenzar a escribir; esto lo ayudará a organizar sus ideas en voz alta.
  • ¡Convénceme! — Pídale a su hijo que le escriba una carta intentando convencerlo de por qué debe permitirle ver más televisión, o de por qué su familia debería ordenar pizza los viernes por la noche.
  • También puede asignarle una tarea — Describir un paisaje, hacer una lista de cosas graciosas que dicen las personas o escribir las instrucciones de cómo usar los controles remotos de la tele, e incluso si quiere hacer una lista de las 10 razones por las cuales esto es aburrido… ¡eso también cuenta como práctica de escritura!

Hable con el maestro de su hijo

¿No sabe lo que está fallando en la escritura de su hijo? ¡Pregúntele al maestro! Lleve un par de muestras de escritura de su hijo (o pídale muestras al maestro) y pídale en qué áreas está bien la escritura de su hijo y en cuáles necesita mejorar. El maestro puede ayudarle a determinar cuáles son las mejores opciones para ayudar a su hijo a mejorar su escritura.

Hablar y escuchar

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Han quedado atrás los días en que los estudiantes levantaban la mano para repetir lo que acababa de decir otro estudiante. Se espera que los estudiantes en tercer grado escuchen, no solamente a los adultos, sino también lo que dicen sus compañeros.

Mientras que el maestro todavía guía las conversaciones de la clase, se espera que los estudiantes de tercer grado se escuchen y que aporten a lo que dijo el otro. Su hijo debería ser capaz de hacer preguntas de seguimiento, como, ¿Por qué piensas eso?

Cuando habla, las ideas de un niño de tercero deben estar conectadas, ser lógicas y claras. Es más, su hijo debería ser elocuente, usar la gramática correctamente y emplear un vocabulario que encaje con la conversación.

¿Desea saber más?

En clase, durante todo el año el maestro evalúa la capacidad de su hijo para escuchar y hablar. Sin embargo, las pruebas del estado solamente cubren la capacidad para escuchar (al menos por ahora).

En esta parte de la prueba, los estudiantes escuchan una grabación y responden a preguntas sobre la idea central y los detalles de respaldo para demostrar que son capaces de escuchar atentamente y captar la mayoría de las ideas importantes.


Si su hijo no alcanzó el estándar de escuchar...

  • Es posible que su hijo tenga dificultad para decir cuál es la idea central y la evidencia que escuchó en la grabación.
  • Posiblemente tenga dificultad para responder correctamente preguntas acerca de los detalles de la grabación.
  • Es posible que su hijo tenga mucha dificultad para entender palabras nuevas o difíciles que aparecen en la grabación de audio.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

Practicar regularmente cómo explicar ideas, responder a preguntas y pedir a los demás que aclaren sus ideas, son apenas algunas de las formas en que los niños pueden mejorar sus capacidades para escuchar y hablar. ¡Y es fácil de hacer en la casa! Pruebe las siguientes actividades para ayudar a su hijo a pensar en lo que escucha y a hablar con claridad.

  • Lea, haga una pausa y pregunte — Practique leerle a su hijo tanto cuentos como artículos (en español) en voz alta. (Newsela.com tiene muchos artículos buenos y en español). Después de algunos párrafos, deténgase y pídale que le diga en sus propias palabras de qué trata la selección. A medida que vaya mejorando, lean secciones más largas antes de hacer una pausa.
  • ¿Puede dibujarlo? — Invente un personaje increíblemente loco y descríbalo en detalle. Pídale a su hijo que dibuje el personaje según la descripción que oyó.
  • Tome prestado un cuentista — Saquen libros en audio de la biblioteca (algunos están disponibles en español). Pueden ser de mucho entretenimiento durante un viaje largo en carro o autobús, y les ayudarán a su hijo con las capacidades para escuchar. Recuerde hacerle preguntas sobre las ideas centrales y los detalles del cuento.

Hable con el maestro de su hijo

Pregúntele al maestro cuáles son las fortalezas y las debilidades de su hijo en cuanto a hablar y escuchar. ¿Su hijo escucha con mucha atención cuando le interesa un tema, pero se distrae cuando le aburre? ¿Su hijo se queda pensando en la primera oración que dice la persona que habla y se pierde los detalles que siguen? El maestro de su hijo probablemente sepa qué necesita practicar y cómo usted lo puede ayudar.

Investigación

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

La investigación y la escritura van de la mano.

Antes de escribir, los estudiantes de tercer grado necesitan juntar información para usar en su historia, informe o ensayo de opinión. Se espera que usen varias fuentes cuando investigan, las cuales podrían incluir libros, artículos e información en línea.

Para el final de tercer grado, los estudiantes deben ser capaces de comparar dos artículos sobre un tema y elegir la información que será más útil para su escrito. Los niños deben tener la capacidad de explicar por qué la fuente que eligen tiene la mejor información.

Vea cómo estudiantes de tercer grado hacen la investigación para un proyecto de escritura.

¿Desea saber más?

La capacidad de investigación de los estudiantes se evalúa de dos formas: con preguntas de opción múltiple y con preguntas que se llaman tareas de desempeño. Para preparar a los estudiantes para la tarea de escritura, se les da varias fuentes de información sobre el tema que se les haya asignado; por ejemplo, a los estudiantes de tercer grado se les podría dar un artículo de una revista y una selección de un libro de texto para que revisen. Como parte de su tarea de desempeño en escritura, los estudiantes deberán determinar cuál de las fuentes de información es más probable que contenga información útil sobre el tema del que escriben.


Si su hijo no alcanzó el estándar de investigación...

  • Es posible que su hijo tenga dificultad para darse cuenta cuál información es más útil y cuál información es menos importante. ¡Al fin y al cabo, todo está relacionado con el tema!
  • Es posible que su hijo elija correctamente la fuente más útil, pero que su argumento para defender el “porqué” sea débil (o que no dé ningún argumento).
  • Es posible que su hijo encuentre la información correcta, pero que la coloque en la sección equivocada del escrito.
Cómo ayudar

Las mejores maneras de ayudar a su hijo

  • Siga los intereses de su hijo — ¿A su hijo le gustan los deportes? Pídale que averigüe la historia de su equipo local o de su jugador preferido. ¿Le gustan los animales salvajes o las plantas? Haga que investigue estrategias de supervivencia y ciclos de vida. Cuando los estudiantes investigan un tema, deben leer acerca del tema, hablar sobre lo que leyeron y tomar notas en un cuaderno o en una computadora.

Hable con el maestro de su hijo

¿Cómo está la capacidad de investigación? ¡Pregunte! El maestro de su hijo podrá decirle cuáles son las fortalezas y las debilidades de su hijo respecto de su capacidad para encontrar, elegir y citar fuentes.

3.° grado
Matemáticas

¿Qué se hace en tercer grado? Multiplicación y división hasta 100. El significado básico de las fracciones y cómo trabajar con fracciones, y cómo calcular el área de un rectángulo.

Conceptos y proceso

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo qué están aprendiendo

Piense que los conceptos responden al porqué, y el proceso al cómo. Por ejemplo, los estudiantes necesitan entender cómo multiplicar 3 x 4 (un proceso), pero también deben tener la capacidad de explicar por qué la respuesta es 12. O sea, que 3 x 4 es una forma corta de calcular el total de 3 grupos con 4 elementos cada uno (un concepto). Su hijo necesita entender los conceptos detrás de la multiplicación y la división para saber cómo enfrentar un problema y poder explicar por qué funciona su manera de calcular la respuesta correcta.

Vea cómo estos niños de tercer grado explican la división.

Para el final de tercer grado, los niños necesitan tener la capacidad de multiplicar y dividir números de hasta 100 con exactitud y facilidad. Eso significa que los niños de tercer grado deben tener memorizadas las tablas de multiplicación del 1 al 10. Deben tener la capacidad de multiplicar mentalmente de 1 x 1 = 1 a 10 x 10 = 100 y luego hacer este proceso al revés, o sea, dividir números de hasta 100 (por ejemplo, 100/10 = 10, 81/9 = 9, 32/8 = 4, y así en adelante).

Vea a estos estudiantes de tercer grado multiplicar y dividir dentro de 100.

A medida que los estudiantes trabajan con fracciones en tercer grado, necesitan entender que un número entero dividido entre 2, 3, 4, 6 u 8 partes iguales crea mitades, tercios, cuartos, sextos y octavos. Su hijo también necesita tener la capacidad de calcular fracciones equivalentes (fracciones diferentes con el mismo valor), como por ejemplo, 12 , 24 , 36 , 4, y poder comparar fracciones diferentes con el mismo denominador (el número de abajo), como por ejemplo, 16 es menor que 56 o con el mismo numerador (el número de arriba), como, 13 es mayor que 16 .

Los niños de tercer grado necesitan entender cómo calcular el perímetro de un rectángulo (el largo total del borde de afuera) y su área (el espacio total dentro del rectángulo). Desde un punto de vista conceptual, los niños deben entender que las figuras tienen un límite externo y un espacio interno, y que los dos se pueden medir.

Por último, su hijo de tercer grado debe entender el significado de las unidades de medida estándar como minutos, gramos, kilogramos y litros, y tener la capacidad de usar sus capacidades de multiplicación y división para calcular y resolver problemas que incluyen estas unidades.

Si su hijo no alcanzó el estándar para conceptos y procesos...

  • Quizás necesite practicar cómo sumar y restar correctamente números grandes como 492 + 99 y 1,000 – 876.
  • Es posible que le esté costando manejar las tablas de multiplicación del 1 al 10. (Vea el problema 1 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo no entienda la diferencia entre la multiplicación y la división o cómo decidir qué operación usar para resolver un problema. (Vea los problemas 2 y 3 de ejemplo).
  • Es posible que su hijo no entienda que una fracción es parte de un entero, que algo que se corta en tres partes significa que hay tres partes iguales y que esos tercios juntos forman un entero. (Vea el problema 4 de ejemplo).
  • Quizás su hijo necesite trabajar en cómo comparar fracciones: poner las fracciones en una recta numérica, encontrar fracciones equivalentes o usar los símbolos mayor que (>) o menor que (<) para comparar dos fracciones. (Vea los problemas 5 y 6 de ejemplo).
  • Su hijo podría necesitar practicar cómo calcular el área de un rectángulo. (Vea los problemas 7 y 8 de ejemplo).

Problemas de ejemplo

Suma y resta

Con frecuencia, la clave de sumar y restar números grandes está en entender en valor relativo. En el número 1,592, los estudiantes deben saber que el 1 ocupa el lugar de millar, el 5 ocupa el lugar de centena, el 9 ocupa el lugar de decena y el 2 el de unidad. Cuando suman números grandes como 457 + 86, los niños de tercer grado deben separar los números en partes más pequeñas para que el problema les resulte más fácil de resolver. Por ejemplo, 457 es en realidad 400 + 50 + 7 y 86 es en realidad 80 + 6. Su hijo debería tener la capacidad de sumar juntos los números de un dígito, luego los de dos dígitos, y así en adelante, hasta que los haya sumado todos. En este ejemplo es… 6 + 7 = 13 y 50 + 80 = 130. Y todo junto es 400 + 130 + 13 = 543.

Multiplicación y división

Para el final de tercer grado, su hijo se debe saber de memoria las tablas de multiplicación del 1 al 10 y debe tener la capacidad de revertir fácilmente las operaciones y dividir esos números. Cuando los maestros hablan de esta capacidad, frecuentemente dicen que los niños deben multiplicar y dividir dentro de 100 con fluidez, lo que significa que su hijo hace estas operaciones correctamente y con facilidad.

Problema 1 de ejemplo: Multiplicar y dividir dentro de 100

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_1_090915

La multiplicación es una forma corta de sumar grupos formados por cantidades iguales de algo. La división es lo opuesto: significa dividir un entero en partes iguales. El objetivo es que los estudiantes puedan resolver problemas que demuestren que entienden el concepto detrás de la división y la multiplicación.

Problema 2 de ejemplo: Cómo entender la división

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_2_090915

Los estudiantes de tercer grado necesitan tener la capacidad de leer un problema en forma de palabras, determinar qué operación requiere (+, -, x, ÷), escribir una ecuación y calcular la respuesta. Las preguntas como el problema de ejemplo que se muestra abajo le piden a su hijo que escriba ecuaciones o que haga un dibujo para mostrar cómo piensa. Estas ecuaciones y dibujos ayudan a los padres y maestros a ver dónde se confundieron los niños, o sea, al leer el problema, al escribir la ecuación o al calcular la respuesta.

Problema de ejemplo 3: Multiplicar y dividir para resolver problemas

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_3_090915

Fracciones

Los estudiantes de tercer grado necesitan entender el concepto de fracciones y saber que un entero que se divide en 2, 3, 4, 6 u 8 partes iguales crea mitades, tercios, cuartos, sextos y octavos.

Problema 4 de ejemplo: Cómo entender el concepto de fracciones

GK_SBAC_MathSamples_4Grade_Spanish_4_090915

Los estudiantes de tercer grado también necesitan saber que dos fracciones diferentes pueden expresar el mismo valor. Estas se llaman fracciones equivalentes. Su hijo debe tener la capacidad de encontrar fracciones equivalentes, como 14 = 28 y comparar fracciones diferentes con el mismo denominador (el número de abajo) o el mismo numerador (el número de arriba).

Problema 5 de ejemplo: Cómo comparar fracciones

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_5_090915

Los estudiantes de tercer grado deben ser capaces de dibujar representaciones de fracciones usando figuras y rectas numéricas. Por ejemplo, los estudiantes deben ser capaces de ubicar con precisión 14 , 12 y 34 en la misma recta numérica.

Problema 6 de ejemplo: Cómo ubicar fracciones en una recta numérica

GK_SBAC_MathSamples_4Grade_Spanish_7_090915

Área y perímetro

Los estudiantes de tercer grado deben entender, y calcular, tanto el perímetro como el área de un rectángulo. El perímetro es el largo total del borde exterior del rectángulo, así que los estudiantes tienen que sumar los largos de los cuatro lados. El área es la totalidad del espacio que está dentro de la figura, así que los estudiantes tienen que multiplicar el largo de la figura por su ancho. Al principio, a los estudiantes se les enseña a calcular el área contando los “cuadrados” que ven dentro de la figura para que puedan ver el área que están calculando. Luego, aprenden a multiplicar los números que representan el largo y el ancho para calcular el área de un rectángulo. Por último, se les pide que usen lo que saben sobre superficie para calcular el área de figuras compuestas por varios rectángulos.

Problema 7 de ejemplo: Cómo calcular el área de un rectángulo

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_7_090915

A los estudiantes de tercer grado se les pide que resuelvan problemas de área más complicados que tienen más de un rectángulo dentro de la figura. Se espera que calculen el área de cada rectángulo y luego sumen todas esas áreas. En el problema de ejemplo verá que el área de la parte de abajo de la figura es de 3 cm x 3 cm = 9 cm2; el área de la parte de arriba de la figura es de 2 cm x 5 cm = 10 cm2. Cuando se suman, 9 cm2 + 10 cm2 = 19 cm2, el área total de la figura. Observe cómo los estudiantes tienen que sumar los largos 2 cm + 3 cm para calcular el largo de 5 cm de la parte de arriba de la figura. Esto es común en problemas como estos.

Problema 8 de ejemplo: Cómo calcular la superficie de figuras compuestas de varios rectángulos

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_8_090915


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

Ya sea usted un genio de las matemáticas o les tenga fobia a los números, las investigaciones demuestran que la actitud de los padres es un factor importante para predecir qué tan bien le irá a su hijo con las matemáticas. Si ama las matemáticas, ¡demuéstrelo! De lo contrario, actúe como si así fuera. Decir, por ejemplo, “Odio las matemáticas” o, peor, “No tengo el gen de las matemáticas” es contagioso. Haga lo mejor posible para tener una actitud positiva y entusiasta frente a las matemáticas que le sirva de ejemplo a su hijo. Realmente hará la diferencia.

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • ¡Practiquen las tablas de multiplicar! Si las practican juntos, puede ser divertido de verdad. Cuando a su hijo le cueste resolver una, pregúntele: ¿Qué respuesta sería razonable? Escuche el razonamiento de su hijo, y comparta el suyo. Por ejemplo, si 4 por 6 le resulta difícil, piense en 4 por 5: ¿cuánto da? 4 por 6, ¿sería más o menos? ¿Por qué? Durante las comidas, pídale a su hijo que corte algo (por ejemplo, un tamal) en dos, tres o cuatro trozos iguales. Eso le ayudará a entender que las fracciones son partes iguales de un entero.
  • En las tiendas, pregúntele a su hijo cuánto costará comprar seis cajas de cereal si cada una cuesta $3. O pregúntele cuántas barras de pan puede comprar con $16 si cada una cuesta $4.
  • Tome la cinta métrica e invite a su hijo a calcular el área de algunas de las cosas de la casa: la pantalla del televisor, una mesa, el piso. ¿Qué cama tiene el área más grande: la suya o la de su hijo?

Mejore esas capacidades

Hable con el maestro de su hijo

Ocúpese de preguntarle al maestro sobre las capacidades matemáticas de su hijo. Con respecto a los conceptos (el porqué) y los procesos (cómo), ¿en qué le va bien a su hijo? ¿Y qué le cuesta? Pregúntele al maestro cómo puede ayudar usted en su casa.

Resolver problemas usando modelos/análisis de datos

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Durante este año, su hijo se enfrentará a preguntas que requieren adquirir nuevas capacidades para resolver problemas. (Probablemente el maestro de su hijo hable de esto como pensamiento matemático). Para comenzar a resolver estos problemas, su hijo tiene que entender primero qué le están pidiendo calcular y, luego, si debe sumar, restar, multiplicar o dividir. Estos problemas generalmente implican dos pasos, por ejemplo, sumar dos elementos y luego usar el resultado de esa suma en un problema de división. Su hijo debe ser capaz de entender un problema y no rendirse hasta resolverlo aun cuando sea desafiante.

Usar modelos significa tomar un problema de la vida real y usar las matemáticas para resolverlo, ya sea por medio de un gráfico, una ecuación, una tabla u otra representación visual. Por ejemplo, para responder la pregunta Si un corredor ha corrido dos millas de una carrera de un total de 10 millas, ¿cuántas millas le falta correr?, se espera que un estudiante de tercer grado dibuje la situación, piense qué pasos tiene que dar para responder la pregunta, plantee la ecuación y luego la resuelva.

Análisis de datos significa pensar en los números que representan personas, objetos o hechos y descubrir qué nos dicen esos datos. Por ejemplo, es posible que su hijo tenga que observar una tabla de inscripción de tres escuelas distintas y ordenarlas de mayor a menor según la cantidad de estudiantes inscritos en cada una.

Si su hijo no alcanzó el estándar de resolver problemas usando modelos / análisis de datos...

  • Es posible que su hijo sea capaz de resolver un problema si le dicen qué operación usar (+, -, x, ÷), pero podría tener dificultades para darse cuenta por sí mismo qué operación usar.
  • (Vea el problema 1 de ejemplo).

  • También le podría resultar difícil entender información presentada en un cuadro o en un gráfico; o tal vez no entienda cómo crear su propio cuadro o gráfico.
  • (Vea el problema 2 de ejemplo).

  • Es posible que su hijo necesite ayuda para encontrar modos nuevos, distintos o más efectivos de resolver problemas; o tal vez tenga la tendencia de rendirse cuando se traba.

Problemas de ejemplo

Resolución de problemas

Los estudiantes de tercer grado tienen que saber cómo analizar problemas. Su hijo debe ser capaz de entender qué le está preguntando el problema, qué números son importantes y cuál de las cuatro operaciones matemáticas (multiplicación, división, resta o suma; es decir, x, ÷, -, +) debe usar, y en qué orden.

Problema 1 de ejemplo: Cómo analizar problemas y elegir la operación adecuada

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_9_090915

Por ejemplo, en el problema de ejemplo, se pregunta cuánto más dinero necesitará la clase para pagar su viaje de estudio después de administrar la tienda de la escuela durante seis semanas. Los números importantes son el costo del viaje de estudio: $245; semanas de administración de la tienda: 6 y $15 por semana por administrar la tienda. Para resolver este problema, es necesario seguir dos pasos (dos ecuaciones) para obtener la respuesta. En primer lugar, los estudiantes deben calcular cuánto ganará la clase por administrar la tienda durante 6 semanas: $15/semana x 6 semanas = $90 de ganancia (expresado como ecuación: 15 x 6 = 90). En segundo lugar, tienen que restar la cantidad ganada del total que necesitan: $245 necesarios – $90 ganados = $155 que todavía necesitan para el viaje (expresado en una ecuación: 245 – 90 = 155).

Análisis de datos

Para el final de tercer grado, su hijo debería ser capaz de interpretar cuadros, gráficos, tablas y diagramas sencillos. Los niños tienen que usar esta información para decidir cómo responder preguntas y resolver problemas. Su hijo también debería ser capaz de crear sus propios cuadros y tablas con la información de un problema.

Problema 2 de ejemplo: Cómo analizar datos

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_10_090915


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

Las matemáticas pueden ser divertidas cuando se las encuentra en los lugares adecuados. Hable con su hijo sobre la matemática que está escondida en sus pasatiempos e intereses. Deportes, cocina, videojuegos, artesanías: ¡las matemáticas están en casi cualquier actividad si mira de cerca!

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • Si a su hijo le gustan los deportes, en sitios web de deportes busquen juntos información que será excelente para modelar y analizar datos.
  • Si la lectura es el pasatiempo preferido de su hijo, ayúdele a crear una tabla que muestre cuántas páginas lee por día, y luego analicen juntos los datos. ¿En qué día lee más su hijo? ¿Puede calcular cuántas páginas leerá la semana que viene?
  • Cuando su hijo se encuentre con un problema (en sus tareas escolares o en la vida), resista la tentación de intervenir y resolverlo. En cambio, pregúntele: ¿Qué te parece que deberías intentar primero? Enfrentar y resolver los desafíos por sí mismo es una forma de fortalecer su capacidad de resolver problemas.

Mejore esas capacidades

  • Invente un problema parecido al de la tarea de su hijo — pero dele una respuesta incorrecta. Pídale a su hijo que explique porqué la respuesta no está correcta.
  • Diversión con rompecabezas mentales — Estos le pueden ayudar a su hijo a encontrar maneras creativas de resolver problemas y no rendirse cuando se pone difícil. Preséntele algunas de estas rompecabezas con figuras y patrones. ¿Cuál no va?
  • Pruebe algunas de nuestras hojas de trabajo de tercer grado: Problemas, Problemas de la vida real, Leer gráficas, Leer gráficas de barras.

Hable con el maestro de su hijo

Hacer preguntas específicas facilita hablar sobre matemáticas. Por ejemplo, pregúntele: ¿Qué tipo de problemas que requieren modelos matemáticas está haciendo mi hijo en este momento? Por favor, muéstreme uno. Por favor, comparta dos problemas de matemáticas que pongan a prueba la capacidad de mi hijo de razonar un problema difícil sin rendirse. Ver ejemplos específicos puede ayudarles a usted y al maestro a concentrarse en los aspectos que su hijo necesita trabajar.

Comunicar el razonamiento

¿Qué significa?
Cómo ayudar

Lo que están aprendiendo

Se espera que los estudiantes de tercer grado hagan más que simplemente encontrar la respuesta. El objetivo es que expliquen cómo llegaron a la respuesta y por qué su solución funciona. Esto significa que su hijo debe ser capaz de describir los pasos necesarios para resolver el problema, mostrar su trabajo y explicar por qué su forma de resolverlo es correcta. El proceso de explicar su trabajo muestra si los estudiantes comprenden la lógica que requiere resolver un problema de matemáticas. Por ejemplo, si un problema le pide a su hijo que calcule la altura de un edificio de cinco pisos, y cada uno de estos tiene 9 pies de altura, su hijo debería ser capaz de explicar por qué multiplicar 5 x 9 para obtener la altura del edificio es más rápido (pero lo mismo) que sumar 9 + 9 + 9 + 9 + 9.

Si su hijo no alcanzó el estándar de comunicar el razonamiento...

  • Es posible que necesite practicar la explicación de por qué eligió enfrentar un problema de un modo particular o justificar por qué su respuesta es correcta.
  • Es posible que a su hijo le resulte difícil revisar el trabajo de otra persona e identificar los puntos débiles del razonamiento.

Problemas de ejemplo

En el aula, se espera que los estudiantes de tercer grado critiquen el razonamiento de sus compañeros de clase. Deben poder explicar por qué están de acuerdo o en desacuerdo. En el problema de ejemplo de más abajo, se pide a los estudiantes que justifiquen por qué están de acuerdo o no.

Problema 1 de ejemplo: Cómo criticar la respuesta de otro estudiante

GK_SBAC_MathSamples_3Grade_Spanish_11_090915

Es posible que también se pida a los estudiantes que expliquen su respuesta por escrito, como en el ejemplo que está más abajo.

Problema 2 de ejemplo: Cómo explicar el razonamiento


Cómo ayudar

Comience con una actitud muy positiva

Piense en las matemáticas como si fueran un idioma. Al igual que usamos palabras para hablar sobre personas o lugares, usamos las matemáticas para comunicar sobre números, figuras, medidas y las relaciones que existen entre ellos. Y como cualquier lengua, cuanto más la hable con su hijo, más fluidez tendrá el niño para hablarla.

Dé un toque de matemáticas a las actividades cotidianas

  • A los niños les gusta preguntar “¿Por qué?” ¡Usted puede hacer lo mismo! Pídale a su hijo que explique su razonamiento sobre las cosas de todos los días: ¿Por qué hiciste esa movida (en un juego)? ¿Por qué construiste así la torre de Lego? ¿Por qué ese es el cambio correcto? Esto ayudará a su hijo a hacerse el hábito de explicar su proceso de pensamiento.
  • Cocine con su hijo y hágale medir los ingredientes. Pregúntele sobre las medidas: ¿Por qué una taza para medir a veces es mejor que una cucharadita? Si las instrucciones piden 1 taza de agua, hágale medir 1/3 de la taza tres veces y explíquele por qué es igual a una taza entera.
  • Diga una tontería y luego pídale a su hijo que la critique. Por ejemplo, diga: Un cuadrado siempre es más grande que un triángulo porque tiene más lados. ¿Te parece que es correcto? Dame un ejemplo de por qué eso no es correcto.

¡Mejore esas capacidades!

  • Cuando hace su tarea, pídale a su hijo que explique su razonamiento. Anímelo a resolver problemas usando una variedad de estrategias. Algunas estrategias para resolver problemas son: usar recta numérica, hacer un dibujo o escribir su razonamiento.
  • Revise la tarea de su hijo regularmente. Pídale que le explique porque eligió la estrategia que usó en lugar de otra. Pregúntele qué otra estrategia podría usar para llegar a la misma respuesta.
  • Conozca nuevas ideas para hacerle preguntas matemáticas a su hijo.

Hable con el maestro de su hijo

Pregúntele al maestro de su hijo cómo los estudiantes practican en la clase la manera de explicar sus razonamientos. ¿Hay alguna actividad que usted pueda hacer en casa con su hijo?


Sobre la Guía del Examen Estatal para las Familias

Para ayudarle a entender los resultados de su examen estatal para saber cómo ayudar a su hijo, GreatSchools trabajó con SBAC y educadores de todos los grados para ayudarle a entender lo que necesita saber y darle sugerencias prácticas.

Share on Pinterest
There are no images.