Advertisement

HomeSpanish

Qué significan las leyes y derechos relacionados con la educación especial

Una guía para padres acerca de las múltiples facetas de la ley de educación especial.

Por Jan Baumel, M.S.

Usted ha leído su copia de los derechos y responsabilidades relacionados con la educación especial, ha hablado con otros padres, e incluso ha buscado más información en Internet. Usted cree que comprende bien los derechos de su niño, pero cuando habla con el administrador de servicios de educación especial, le dice algo diferente.

Usted cree que la escuela pública no está haciendo suficientes esfuerzos para ayudar a su niño. ¿Cómo puede usted saber realmente qué expectativas tener? ¿Cómo puede obtener lo que quiere para su niño?

Leyes y reglamentos

Parte de lo que hace que todo sea confuso es la manera en que funciona el procedimiento legal. Primero, el congreso de Estados Unidos aprueba una ley. Por ejemplo, la más reciente reautorización de la Ley de Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, siglas en inglés) fue en 2004. En ese momento, se realizaron varios cambios sustanciales en la ley.

Luego, el Departamento de Educación de Estados Unidos escribe reglamentos que ayudan a explicar la ley. Se le pidió al público que proporcionara sus opiniones y luego a eso le siguió un proceso muy largo. Se esperaba que los reglamentos para la ley IDEA de 2004 fueran parte del código federal y que se dieran a conocer hacia fines de 2006 – dos años después de que se aprobó la ley.

Mientras tanto, cada estado debe asegurarse de que sus leyes cumplan con la ley federal. Esto significa que las nuevas leyes debieron ser aprobadas por los legisladores estatales para cumplir con la ley IDEA. Si bien los estados deben ofrecer como mínimo lo que las leyes federales exigen, pueden ofrecer más servicios.
Una vez que cada estado pasa las leyes, los respectivos Departamentos de Educación desarrollan sus propios reglamentos para proporcionar más información sobre las leyes. Por lo tanto, ahora también contamos con reglamentos estatales.

La lista de derechos y responsabilidades que usted recibe se refieren específicamente a los de su estado. En ocasiones, incluyen más que lo que el gobierno federal exige, pero nunca menos. Es posible incluso, que su estado proporcione más servicios para su niño que un estado limítrofe o que el gobierno federal.

Por ejemplo, las leyes federales exigen proveer servicios hasta los 21 años de edad para los adultos que cumplen con los requisitos – aquellos que no se hayan graduado o completado la escuela secundaria. La mayoría de los estados explican lo que significa 21 años de edad y cuándo culminan los servicios. Pero el estado de Michigan ha decidido proveer servicios a los estudiantes que cumplen con los requisitos hasta los 26 años de edad.

Por lo tanto, si se muda de un estado a otro, quizás encuentre que los servicios son diferentes. Pero paciencia –aún debe saber más.

Las Cortes

Si existe un desacuerdo acerca de los resultados de una audiencia justa, como parte del procedimiento debido, usted o la escuela pueden apelar a las cortes estatales o federales. Cuando la corte interpreta la ley y toma una decisión, sienta precedentes para casos futuros.

Y a menudo, es en estos casos cuando las cosas se complican. También debe saber acerca de las decisiones de la corte que afectan su estado o los estados incluidos en su circuito de cortes federales. En ocasiones, los casos han llegado hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos y esas decisiones se aplican a todos los estados.

Qué significan

Puede haber una falta de comunicación entre usted y la escuela porque tienen información diferente en cuanto a las leyes, reglamentos y casos legales relevantes que afectan la educación especial. En algunos casos, usted puede tener más conocimiento que los educadores, pero también es posible que sólo cuente con parte de la información.

Por ejemplo, usted pudo haber oído acerca de un cierto método de enseñanza que puede llegar a ser muy bueno para su niño. Y cuando fue a la escuela y pidió que usaran dicho método, la escuela le dijo que no. Lo que quizás no sepa es que la corte suprema decidió que las escuelas deciden si quieren emplear o no, ese tipo de metodología de enseñanza. Para seguir insistiendo, quizás tenga que pasar por un procedimiento legal, en el que se consideren todos los datos relacionados con su caso individual, para probar que los métodos de enseñanza de la escuela resultan en un progreso mínimo o nulo para su niño. Entonces luego podrá elegir un método específico de enseñanza.

No existe una “cura" para las discapacidades de aprendizaje, por lo que los niños tienen dificultades en la escuela y progresan a un ritmo diferente al de sus compañeros. Los efectos de una discapacidad de aprendizaje en el grado de aprendizaje del niño, sumado a las expectativas de los padres, pueden causar tensiones en la relación entre la escuela y su hogar. Como padre, usted querrá lo mejor para su niño, y esto puede llevar a un desacuerdo acerca de qué significan la educación pública gratis apropiada (FAPE, siglas en inglés). Las cortes dicen que un niño debe recibir “algún beneficio” de su educación, pero las escuelas no tienen que maximizar el potencial de su niño. (Eso es lo que significa cuando usted oye que las escuelas tienen que proporcionar “una educación Chevrolet y no una educación Cadillac”).

La comunicación con las escuelas

Es muy importante mantener abiertas las líneas de comunicación. Debido a que su niño quizás tenga que pasar unos cuantos años más dentro del sistema, o que usted tenga otros niños que van a la misma escuela, es fundamental mantener una relación positiva con el personal de la escuela. Comuníquele al personal de la escuela que usted quiere formar un equipo con ellos. Recuerde que usted tiene responsabilidades, además de derechos.

  • No tenga miedo de hacer preguntas. Cómo saben ellos que su niño está progresando? ¿Qué significan los resultados de las pruebas estándar? ¿Qué funciona para su niño? ¿Qué puede hacer usted en su casa para ayudarlo?
  • Comparta información con la escuela.
  • Cuando hable con el personal de la escuela acerca de sus derechos, asegúrese de no estar estresado por otros problemas y de tener tiempo suficiente para compartir y obtener información.
  • Escriba sus problemas con anticipación para que pueda cubrir todas sus preocupaciones y no sentirse frustrado al finalizar la reunión.
  • Para comenzar, utilice frases como "Según como yo lo entiendo....” o “Qué me puede decir acerca de...” o “Yo creo que....”
  • Pídale a alguien que lo acompañe así cuenta con un par de orejas más.
  • Tome notas cuando otros hablen y clarifique cualquier cosa que no haya quedado clara.

Cuando su niño llegue a los 18 años de edad, los derechos son transferidos a él. Por lo tanto, él debe estar incluido en las discusiones lo más posible para que entienda sus derechos y responsabilidades antes de cumplir los 18.

Apoyo y asistencia

Para comprender en su totalidad sus derechos, quizás necesite obtener más información.

  • Participe en actividades escolares trabajando como voluntario en el aula, para que pueda ver cuáles son las expectativas para los compañeros de su niño.
  • Asista a las reuniones de la asociación de padres y maestros (PTA, siglas en inglés), a las reuniones de los comités de padres asesores y de los comités de asesores de la comunidad.
  • Identifique a personas y lugares confiables – educadores que conocen a su niño, otros padres con experiencias similares, la biblioteca local, sitios de Internet - a los que pueda dirigirse si necesita ayuda.
  • Comuníquese con su departamento estatal de educación, o consulte con organizaciones profesionales que se especialicen en educación especial.
  • Si habla con activistas o abogados, asegúrese de que tengan conocimiento acerca de las leyes de educación especial, y no sobre cualquier otra especialidad. Después de todo, usted no iría a un especialista en garganta y oído, si su adolescente está padeciendo acné.

Procedimientos o de garantías procesales

Si usted cree que no llega a nada con la escuela, trate de obtener mediación como estrategia para que todos ganen. Tanto usted como la escuela quizás tengan que ceder en algo, pero usted se mantendrá en control de lo que se decida. En una audiencia justa, usted y el distrito escolar presentan su lado de la historia, pero la decisión final es tomada por el oficial de la audiencia basándose en las leyes.

Más acerca de los derechos y responsabilidades

Para más información sobre los procedimientos de mediación, vea lo siguiente: Mediación de la Educación Especial: Una guía para los padres (Inglés y Español)

Jan Baumel, M.S., Licensed Educational Psychologist, spent 35 years in education as a teacher, school psychologist, and special education administrator before joining Schwab Learning. Today she is a consultant to local school districts and university field supervisor for student teachers.

Comments from GreatSchools.org readers

06/10/2008:
"M e gusto mucho como se manejo esta informacion, bastante clara, mi hija tiene autismo y yo he sugerido otras estrategias o programas para mi hija y no ha sido posible implementarlas por falta de informacion . Gracias."
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT