In English?

Estimados padres de estudiantes de escuela intermedia:

Este hermoso clima primaveral, que trae consigo días maravillosamente cálidos, sirven de recordatorio para muchas cosas, incluyendo picnics en el bosque, viajes a la playa o paseos en bicicleta por el parque. Para nuestros estudiantes de escuela intermedia, tales días cálidos brindan otro recordatorio: la necesidad de la higiene personal.

Reconozco que el asunto no es poético, sin embargo, su importancia es innegable. Por favor, habla con tu hijo para recordarle que es nuestra responsabilidad ser higiénicos y toma en cuenta las siguientes recomendaciones que benefician tanto a tu hijo como al salón de clases.

El más básico de todos los rituales de higiene es ducharse o bañarse. Tu hijo debe ducharse todos los días, y debe asegurarse de siempre hacerlo después de una práctica deportiva rigurosa o jugar al aire libre. Por favor, asegúrate de que tu hijo cuente con toallas y jabón, y pídele que las use. Cerciórate también de que tu hijo posea algún gel de baño o cuidado facial para su tipo específico de piel.

Con la llegada de la pubertad, el olor corporal se hace evidente. Ayuda a tu hijo a entender la diferencia entre un desodorante, el cual controla las bacterias y suele añadir una fragancia, y un antitranspirante, el cual se supone que detenga o reduzca la sudoración. Resulta importante hacerle saber a tu hijo que las personas no suelen ser capaces de detectar su propio olor corporal y, por lo tanto, es posible que posean una auténtica necesidad de usar desodorante, incluso si no detectan olor alguno en su persona. Por favor, ayuda a tu hijo a elegir un desodorante apropiado y saludable.

Muchos niños de escuela intermedia descubren que su cabello se vuelve cada vez más grasoso, así que incentívalos a lavarlo con champú cada uno o dos días. Mantener el cabello limpio y alejado de su rostro también reducirá los brotes de acné causados por aceite y productos capilares grasosos.

Cepillarse los dientes es importante, así que asegúrate de que tu hijo dedique tiempo para ello. Puede que tanto a ti como a mí nos perturbe pensar en la desagradable sensación que producen los dientes sucios, ¡pero hay niños que sencillamente odian cepillarse! Por favor, sé persistente con tu hijo y háblale sobre la gingivitis, caries y mal aliento. Como se mencionó anteriormente, no solemos detectar dicha clase de problemas cuando ocurren en nuestra persona.

Recuérdale a tu hijo que es importante usar ropa limpia. La ropa sucia puede resultar poco saludable y producir un olor desagradable (una vez más, sin que nos percatemos de ello) debido a que las personas suelen ser incapaces de detectar su propio olor corporal. ¡Los calcetines y ropa interior limpia resultan especialmente importantes!

Nuestros maestros hablarán con los estudiantes. Sin embargo, la experiencia nos ha demostrado que los maestros de higiene más eficaces son los padres. Por favor, actúa con diligencia y ayuda a tu hijo a comprender y adoptar buenas prácticas de higiene. ¡Ayúdale a lucir, sentirse y oler tan lindo como es!

Agradeciendo su atención,

Pete Lavaroni

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest