In English?

¿Te recuerdas de los rompecabezas con formas con los que tu hijo jugaba, usando ángulos para hacer cuadrados y rectángulos? Resulta que era una buena práctica para las matemáticas de primer grado.

Al final del primer grado, estas son las 11 habilidades matemáticas que tu hijo debería aprender:

  • Contar hasta 120, empezando por donde sea, da igual que sea desde el 3 que desde el 72.
  • Sumar y restar números hasta 20.
  • Saber que el símbolo “=” significa igual.
  • Resolver problemas con tres números de una cifra (p. ej. 2 + 3 + 9) que sumen en total 20 o menos.
  • Entender por qué la suma y la resta son operaciones opuestas la una a la otra.
  • Sumar hasta 100, incluido sumar un número de dos cifras y un número de una cifra (p. ej. 82 + 7).
  • Saber sumar números de dos cifras basándose en el valor posicional.
  • Sumar y restar 10 utilizando cálculos mentales (p. ej. 31 más 10 es 41).
  • Empezar a medir cosas, como calcular cuántas huellas de sus propios pies caben en la huella de su padre.
  • Nombrar y escribir la hora en las horas en punto y las medias horas ( p. ej. 1:00 pm y 1:30 pm).
  • Colocar dos formas juntas para crear una nueva forma y dividir formas en dos o cuatro partes.

Las matemáticas para 120, por favor

Contar hasta 100, eso es para niños de kínder. Los estudiantes de primer grado cuentan hasta 120, pero el truco es que pueden empezar desde cualquier número, como el 72, y contar hasta 73, 74, 75, y así sucesivamente. Los estudiantes también aprenden a restar números hasta el 20, como 19 – 7 = 12. Los estudiantes aprenden a resolver problemas usando objetos, dibujos y, sí, incluso ecuaciones. Por ejemplo, si Ted tiene 4 lápices, Danielle tiene 6 lápices y Vicki tiene 9 lápices, ¿cuántos lápices tienen todos juntos?

Lápices de Ted, lápices de Danielle, lápices de Vicki

Pencils
 

Tu estudiante de primer grado puede primero dibujar este problema y contar los lápices, pero hacia el final del año sabrá cómo formular la ecuación, y cómo resolverla.

Los estudiantes de primer grado también aprenden la relación entre contar, sumar y restar. Por ejemplo, contar del 1 al 2 es lo mismo que sumar 1 + 1. Sumar un número más significa contar un número más, y sumar dos números más es lo mismo que contar dos números, y así sucesivamente. Del mismo modo, se puede pensar en la resta como contar hacia abajo o hacia atrás. Si llevamos esto un poco más lejos, los niños aprenden a pensar en la resta como lo contrario de la suma, o cómo “deshacer” una suma. Así, por ejemplo, si 15 + 4 = 19, entonces 19 – 4 = 15.

Cada cosa en su lugar

En el kínder, tu hijo empezó a aprender sobre el valor posicional usando decenas y unidades. En un número de dos cifras como 19, el 1 representa las decenas y el 9 representa las unidades. Así, tu estudiante de primer grado se basará en esto para aprender a sumar un número de dos cifras como el 54 y un número de una cifra, como el 5, o un número de dos cifras que sea múltiplo de 10, como 10, 20, 30, 40, etc.

Una estrategia que tu hijo aprenderá es sumar decenas y unidades separadamente.

Por ejemplo: 54 + 5 = 50 + 0 = 50 y 4 + 5 = 9 dan un total de 59.

Y a veces es necesario crear decenas a partir de las unidades.

Por ejemplo: 54 + 7 = 50 + 0 = 50 y 4 + 7 = 10 + 1. Mueva el 10 a las decenas, para que sea 50 + 10 = 60 y 1 para que dé un total de 61.

También se espera que tu hijo calcule mentalmente — sin contar — cómo hallar un número si se le suma o se le resta 10. Si Jemma tiene 68 paletas y regala 10, debería saber que es lo mismo que restar una decena, dejándole 58 paletas.

¿Cómo se mide esto?

Los estudiantes de primer grado deberían ser capaces de explicar que tan largos son dos objetos comparándolos con un tercer objeto. Por ejemplo, la primera hoja de papel es más corta que la segunda hoja, pero más larga que la tercera.

Los niños empiezan a aplicar el concepto de la suma para medir cosas. Digamos que tu hijo usa la cola de su perro para medir la longitud de una frazada; puede descubrir que la frazada es como 5 colas y media. Esta es una buena práctica para cuando los niños empiezan a usar las reglas.

Los estudiantes de primer grado también aprenden a decir la hora, (y escribirla correctamente, como 1:30 pm) también la hora o media hora más cercana, mediante la lectura de relojes digitales y relojes antiguos con agujas de horas y minuteros.

Adentrándose en las formas

Los estudiantes de primer grado se sumergen en las propiedades de las formas combinando dos formas para crear una forma nueva, como por ejemplo pegar dos triángulos para crear un cuadrado o un rectángulo. Lo harán en un papel (dos dimensiones) y con objetos (tridimensional).

Adding-triangles-final
 

Los estudiantes también aprenden a dividir formas entre dos o cuatro partes iguales, y aprenden las palabras de dichas partes: mitades o cuartos.

Square-fractions-final
 

Así que saque los bloques y los Legos y diviértase mientras practica en casa las habilidades matemáticas de tu hijo, jugando en el suelo.

Share on Pinterest