In English?

¿Cuál es la mejor forma de ayudar a tu hijo a entender las matemáticas? ¡Haz fracciones con la comida! Esa porción de pizza es 1⁄8 del pastel. Compare 1⁄2 rosquilla grande con 1⁄2 galleta pequeña, ¿por qué no tienen el mismo tamaño? En lugar de cortar ese sándwich por la mitad, experimente con tercios, cuartas partes y octavas partes. Habla de estas fracciones de comida con tu hijo, así le ayudarás a entender el concepto matemático más importante de este año.

Para el final de tercer grado hay 10 destrezas matemáticas que tu hijo debería aprender (cuatro de ellas tienen que ver con fracciones):

  • Saber de memoria las tablas de multiplicación del 1 al 10.
  • Multiplicar y dividir con números hasta 100.
  • Entender las fracciones como números que representan parte de un todo.
  • Colocar fracciones en una línea de números.
  • Hallar fracciones equivalentes.
  • Comparar dos fracciones con el mismo numerador o denominador.
  • Redondear números con el 10 y el 100 más cercanos.
  • Decir la hora con minutos.
  • Crear gráficas para entender y resolver problemas de palabras.
  • Hallar el perímetro y el área de un rectángulo.

Multiplicar, dividir y conquistar las matemáticas

Hay algunas cosas que deben saberse de memoria: nombre, dirección, fecha de nacimiento… y las tablas de multiplicar del 1 al 10. Gran parte de las matemáticas implica que tu hijo recuerde instantáneamente esos productos, desde 1 x 1 = 1 hasta 10 x 10 = 100.

Más allá de la memorización, los estudiantes de tercer grado deben entender la multiplicación como una forma de hallar el número total de objetos sin contar cada uno por separado. Que piensen en ello como una forma más rápida y eficaz de sumar.

Por ejemplo, si Jessica tiene 4 cajas y cada una de ellas contiene 7 ositos de peluche, ¿cuántos ositos de peluche tiene ella en total? Jessica podría tirarlos sobre el piso y contarlos uno por uno, o bien ella podría sumar 7 + 7 + 7 + 7, o podría multiplicar el número de cajas por el número de ositos de peluche en cada caja y llegar con rapidez a la respuesta, 4 x 7 = 28 ositos de peluche, en segundos. Poder obtener esa respuesta rápidamente es muy bueno, pero es más importante que tu hijo entienda cómo y por qué los tres métodos funcionan para obtener la misma respuesta.

Al igual que tu estudiante de primer grado aprendió a pensar en la resta como lo inverso de la suma, o la forma de “deshacerla”, tu estudiante de tercer grado debe entender que la división es como lo inverso a la multiplicación. Si la multiplicación es combinar cosas, entonces la división es separarlas en grupos de igual tamaño. Las matemáticas tendrán mucho más sentido si tu hijo entiende la relación entre estas dos operaciones importantes.

Por ejemplo: Si 9 x 8 = 72, entonces 72 ÷ 8 = 9

Los estudiantes de tercer grado comienzan a aprender los aspectos básicos del álgebra a través de la multiplicación y la división sustituyendo una X por un número desconocido e invirtiendo la operación para encontrar la solución de X.

Por ejemplo: Para resolver 6 x X = 24, tu hijo dividiría ­24 ÷ 6 = X. (Y, si tu hijo ha memorizado las tablas de multiplicar, entonces sabrá de inmediato que X = 4).

Los problemas de palabras en dos pasos

Los estudiantes de tercer grado ahora resuelven principalmente problemas de palabras en dos pasos que requieren usar cualquiera de las cuatro operaciones: suma, resta, multiplicación y división, para resolverlos.

Por ejemplo: Si 3 niños toman 4 manzanas cada uno, y luego el grupo se come un total de 6, ¿cuántas manzanas quedan? Paso 1: 3 niños x 4 manzanas = 12 manzanas. Paso 2: 12 manzanas – 6 manzanas = 6 manzanas restantes.

Redondear

Los estudiantes de tercer grado aprenden a redondear números enteros hacia arriba o hacia abajo hasta las decenas o centenas más cercanas.

Por ejemplo: Redondear 62 hasta la decena más cercana. (Es 60). Redondear 287 hasta la centena más cercana. (Es 300).

Tu hijo también sumará y restará hasta 1.000 y aprenderá el patrón para multiplicar números por 10: añadir un cero.

Por ejemplo: Si 6 x 6 = 36, entonces 6 x 60 = 360. Fíjate, ahora no es tan intimidante.

Las fracciones importan

Estas son las cuatro principales cosas que tu hijo aprenderá en tercer grado sobre las fracciones.

  • Las fracciones son números y pueden mostrarse en una línea de números:
  • Line-with-fractions
     

  • Las fracciones representan partes iguales de una forma u objeto entero:
  • Fractions-half-three-fourths
     

  • 3. Los números enteros se pueden expresar como fracciones:
    Por ejemplo: 4 = 4⁄1 y 1 = 4⁄4 .
  • 4. Las fracciones con numeradores (el número de arriba) y denominadores (el número de abajo) diferentes pueden ser iguales:
    Por ejemplo: 1⁄2 = 2⁄4, 6⁄8 = 3⁄4
  • Darle al botón de repetición

    Tu estudiante de tercer grado se vuelve más preciso en el conocimiento de las horas, en resolver problemas de palabras de suma y resta sobre las horas, y en decir la hora contando los minutos.

    Por ejemplo: La alarma del reloj de Jane sonó a las 7:00 de la mañana, pero ella se levantó de la cama a las 8:25 de la mañana. ¿Cuánto tiempo más durmió Jane?

    Una imagen vale muchos números

    Los estudiantes de tercer grado aprenden a dibujar gráficas y diagramas de barras para comparar números en problemas de palabras que preguntan cuántos objetos más o cuántos objetos menos hay en una categoría respecto a otra.

    Los estudiantes de tercer grado miden la longitud de los objetos hasta media pulgada y un cuarto de pulgada y muestran las diferentes longitudes en un diagrama lineal.

    Huevos frescos de la granja en un cuadrilátero

    Los estudiantes de tercer grado comienzan a usar la multiplicación para hallar el área de una forma multiplicando la longitud por el ancho. Los niños amplían su comprensión de las formas basadas en propiedades compartidas. Por ejemplo, no todas las formas de cuatro lados, llamadas cuadriláteros, son cuadrados y rectángulos: algunas tienen forma de cometa y otras, como los trapezoides, tienen cuatro lados con diferentes longitudes. A tu hijo se le pedirá resolver problemas del mundo real para hallar el perímetro de estas formas diferentes, sumando las longitudes de los cuatro lados.

    Por ejemplo: El gallinero que está construyendo el papá de Gabriela necesita una cerca. Los cuatro lados miden 20 pies, 8 pies, 14 pies y 16 pies. ¿Cuánto alambre necesita comprar el papá de Gabriela?

    Parallelogram-final
     

    Entre fracciones con la comida — y tal vez hallando el área de una porción de pan de vez en cuando — tú puedes hacer mucho en casa para reforzar las destrezas matemáticas que tu hijo necesita aprender este año. Es posible que tu hijo no le dé las gracias hasta pasados 20 años, pero, con el tiempo, tu hijo le agradecerá esta ayuda crucial.

    ¿Puede tu hijo multiplicar y dividir igual que los estudiantes de tercer grado deben hacerlo?

    Share on Pinterest