Tu adolescente y tú están en busca de becas universitarias. Desafortunadamente, los estafadores estarán buscándolos a ustedes. Es posible que quieran engañarte con correos electrónicos, cartas, llamadas y sitios web que promocionan su negocio falso. Cada año, miles de padres son estafados por más de $100 millones anualmente (enlace en inglés). No dejes que te engañen. A continuación, te presentamos 13 señales de alerta que pueden advertirte de estafas con becas fraudulentas.

  1. Piden anticipos

    Un truco común es garantizar la beca de tu hijo con un “anticipo” de normalmente $10 a $25. Te prometen que, si no pueden conseguirle la beca a tu hijo, te devolverán el dinero. No caigas en esta trampa. No le asignarán fondos a tu hijo y no podrás pedir que te regresen tu anticipo.

  2. Solicitan acceder a tus fondos

    En esta estafa, te piden tu información personal (tarjeta de crédito, cuenta corriente, número de seguro social) a través de una llamada telefónica o por el sitio web. Nunca proporciones esta información. Es posible que digan que la necesitan para “confirmar tu elegibilidad” o para “apartar la beca”, pero lo que realmente quieren es cargar dinero a tu cuenta, una vez, mensualmente o incluso semanalmente.

  3. Dicen poseer información exclusiva

    El estafador puede decir cosas como: “Tenemos una lista de becas que no podrás conseguir en ningún otro lado”, para lo que te pedirá una tarifa de “acceso”. Eso es falso. No existen bases de datos secretas y exclusivas. La información sobre becas está disponible de forma gratuita en innumerables sitios, como Scholarships.com, Fastweb.com y CollegeBoard.org (enlace en inglés). Aún mejor, puedes ir a la oficina del consejero y a la biblioteca local para obtener información sobre becas locales que tendrán menos solicitantes y es menos probable que sean estafas en línea.

  4. Dicen poseer información exclusiva

    El estafador puede decir cosas como: “Tenemos una lista de becas que no podrás conseguir en ningún otro lado”, para lo que te pedirá una tarifa de “acceso”. Eso es falso. No existen bases de datos secretas y exclusivas. La información sobre becas está disponible de forma gratuita en innumerables sitios, como Scholarships.com, Fastweb.com y CollegeBoard.org. Aún mejor, puedes ir a la oficina del consejero y a la biblioteca local para obtener información sobre becas locales que tendrán menos solicitantes y es menos probable que sean estafas en línea.

  5. Se ofrecen a completar los formularios, por una tarifa

    El estafador te puede decir: “Nosotros hacemos todo el trabajo: buscamos las becas para tu estudiante y hacemos todo el papeleo. Solo necesitamos una ‘tarifa de procesamiento’”. Esto es ridículo. Ellos no pueden escribir ensayos por ustedes ni conseguir cartas de recomendación significativas y tampoco lo harán. Cobrarán tu “tarifa de procesamiento” y te enviarán algo que copiaron de internet.

  6. Felicitaciones falsas

    Los ladrones pueden decirte: “¡Ya ganaste!”, “¡Eres finalista!” o “¡Has sido seleccionado!”. Te pedirán una comisión de “desembolso”, de “redención” o por “gastos administrativos” para entregarte el premio de una beca de un concurso al cual tu adolescente nunca se inscribió. En algunas ocasiones incluso te enviarán un cheque grande, diciendo que solo lo puedes cobrar una vez que pagues el precio requerido para liberar los fondos. Arroja correspondencia como esta a la basura.

  7. Nombres que parecen ser oficiales

    Las estafas suelen usar nombres para hacerse pasar por programas gubernamentales (enlace en inglés), organizaciones de becas y fundaciones educativas sin fines de lucro, usando inclusive palabras como “Nacional”, “Federal” y “Administración”. Además, es posible que utilicen una dirección de Washington, DC. No dejes que te engañen. Busca en Google el nombre de las organizaciones para certificar su legitimidad antes de siquiera hablar con ellos, especialmente si ellos se dirigen a ti primero.

  8. Becas falsas

    Este truco muestra lo que parece ser una beca real, pero lo que delata que es una estafa es la pequeña tarifa de admisión (enlace en inglés). ¡Ten cuidado! Es poco común que un estudiante sea elegible para una beca real sin tener ningún tipo de restricción. Como regla general, evita cualquier beca que diga que requiere una “tarifa de admisión” a menos que la hayas verificado con cuidado.

  9. Ofrecen un préstamo académico con bajos intereses

    Esta estafa le ofrece a tu familia un préstamo académico con una tasa de interés muy baja, pero requiere que pagues una comisión antes de poder recibirlo. Sugerencia: lleva la oferta al gerente de tu banco y solicita su opinión; es muy probable que te diga que es una estafa.

  10. Seminarios gratuitos

    Quizás recibas una invitación para asistir a un evento gratuito que promete darte información útil sobre becas. Si al llegar allí, te encuentras con representantes de ventas agresivos obligándote a pagar por servicios demasiado costosos, préstamos y creación de currículums estudiantiles, vete de inmediato, no habrá nada que valga la pena allí.

  11. Frases que parecen ser demasiado buenas para ser ciertas

    Los estafadores usan frases como: “Todos son elegibles para esta beca” o “Todos los años, hay miles de millones de dólares en fondos para becas que nadie reclama”. Falso y falso. La verdad es que todas las becas tienen restricciones aplicables y muy pocas becas quedan sin reclamar.

  12. Te presionan a contestar rápido

    Los estafadores de becas suelen presionarte a responder inmediatamente (o rápidamente) usando tonterías sobre la importancia del tiempo como: “Se entregan por orden de llegada”, “para los postulantes que afortunadamente contesten primero” o “actúa ahora para reclamar adiciones recientes a nuestro archivo”. No caigas en esta trampa.

  13. No poseen información legítima de contacto

    Las becas reconocidas proporcionan un número telefónico y una dirección comercial. Los fraudes no hacen eso porque no quieren que los rastreen. Sospecha de operaciones que usen un apartado de correos o una dirección residencial, sobre todo si es en Florida (enlace en inglés). Cuélgales a las personas que no quieran darte su número de teléfono porque insisten en que ellos te llamarán.

  14. Patrocinio del gobierno

    El gobierno de los EE. UU., el Departamento de Educación de los EE. UU., la Cámara de Comercio de los EE. UU. ni la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales patrocinan comercios privados. Si el servicio de becas dice que está patrocinado por estas agencias, están mintiendo.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: diciembre 18, 2019