In English?

Cuando mi hija más pequeña tenía 5 años, suplicaba por escobas y rastrillos de tamaño infantil en una juguetería local. Una vez que se acabó la novedad, la escoba tuvo menos uso de lo esperado, pero Lila continuaba disfrutando rastrillar nuestro jardín de fresas con su pequeño rastrillo.

Independencia, autoconfianza y curiosidad son sellos distintivos en kindergarten, así que es una muy buena edad para animarlos a que ayuden haciendo tareas del hogar. A ellos les encanta ayudar a sus padres. Y muchas de las tareas del hogar que uno ve como deberes son interesantes para los niños de 5 y 6 años, dice Rona Renner, una consejera para padres que están criando, localizada en Berkeley, California, y autora de Is That Me Yelling? (¿Esa soy yo gritando?) Una Guía para padres para que los niños colaboren sin que usted pierda la calma. “A mis hijos les encantaba subirse sobre una silla a mi lado y lavar los platos en el fregadero”, dice ella. “En esta edad, a los niños les gusta hacer cualquier cosa con agua; puedes darles una manguera para regar las plantas, una botella rociadora con agua para que limpien la mesa juntos. Pueden sentirse capaces, y esto les enseña que el trabajo puede ser divertido”.

Otra forma sin mucha presión de enseñarle a los niños pequeños a participar en las tareas de la casa es a través de suaves recordatorios continuos. Renner recuerda: “Continuaba recordándole a mi nieto que llevase su plato a la cocina cuando terminase, y aunque no ocurrió de inmediato, eventualmente se convirtió en algo natural para él”.

Incluir a tu hijo de 5 años en las tareas del hogar toma más tiempo que si lo hicieras tu mismo. Puede ser difícil para los padres sacar tiempo adicional. Pero recuerda que no solo le estás enseñando a tu hijo a volverse un miembro responsable de la casa, también están pasando tiempo juntos.

Barbara Greenberg, psicóloga clínica para niños y adolescentes en el Condado de Fairfield, CT, dice: “Cada niño desea sentirse necesario, sentirse útil”. “Las tareas del hogar le dan a los niños práctica en formar parte de un equipo, una comunidad. Es algo que les servirá mucho en el futuro”.

Greenberg aconseja a los padres a estar atentos acerca de cuáles tareas sugerir a los niños para que ayuden. Los niños del kínder son buenos para separar la ropa que se va a lavar, pero quizá no lo sean para bajar la cesta de la ropa sucia por las escaleras, al menos por ahora. Eso también se aplica a llevar bolsas de basura.

“No debes darle a tu hijo una tarea que sea más grande de lo que él es”, dice Greenberg. “Con las tareas del hogar, como cualquier otra cosa, deseas que ellos tengan éxito”.

Tareas del hogar para niños de kínder apropiadas para la edad

 

  1. Limpiar el polvo

    Los niños de kindergarten pueden ponerse calcetines en las manos y limpiar superficies inferiores que ellos puedan alcanzar. ¡Permíteles que te muestren lo sucio que se ponen sus calcetines!

  2. Retirar juguetes y libros

    Cuando tu hijo sabe que sus juguetes y libros tienen un lugar (y pueden alcanzarlo), entonces pueden habituarse a recoger sus pertenencias. Esta es una gran manera de ayudar a tu hijo a que también aprenda a ser organizado, lo que le ayudará en la escuela y en la vida.

  3. Colgar las chaquetas

    Tu hijo puede poner en su lugar su chaqueta, sudadera, mochila y caja de almuerzo si puede alcanzar el gancho o estante. Además, es una gran forma de practicar instrucciones en tres pasos, que es una destreza clave en kindergarten.

  4. Ayudar a lavar vegetales para las comidas

    Subiéndose sobre un taburete cerca de mamá o papá en el fregadero, tu niño de kindergarten puede ayudar con la preparación de la comida lavando frutas y vegetales. Habla acerca de si cada producto tiene semillas (frutas) o no (vegetales), y de este modo acabas de producir también una excelente conversación sobre ciencia apropiada para kindergarten.

  5. Colocar las servilletas para las comidas

    Contar el número de servilletas es una buena práctica de matemáticas. Pregúntale a tu hijo cuántas servilletas más necesitarás si la abuela viniese a cenar. ¿Y qué pasaría si también viniesen los primos?

  6. Ordenar su cuarto

    A tu hijo le encanta pasar tiempo contigo y hacerte feliz. ¡Muestra una actitud positiva mientras ambos ordenan y se divierten! Las almohadas esponjosas pueden servir para tener una rápida pelea de almohadas. Dale una palmada en la espalda después de que coloque cada artículo. O canta una canción tonta que les haga reír a ambos.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest