In English?

¡Oh, el fin de la escuela primaria! Tras un año de desarrollo social y académico, tu hijo se ha hecho más independiente y ha mejorado su capacidad de concentración y resolución de problemas. ¡Además, es probable que tenga ideas de sobra con respecto a cómo pasar su tiempo libre durante este verano!

Resulta conveniente considerar todo lo anterior al pensar en métodos para lograr que tu hijo siga aprendiendo durante el verano. Diversas investigaciones demuestran que un niño que no se involucra en experiencias de aprendizaje durante el verano pierde una gran cantidad de conocimiento y habilidades que adquirió durante el año escolar. Dicha pérdida podría atrasarlo con respecto a sus compañeros cuando comience el nuevo año escolar. A continuación, conocerás algunas maneras divertidas de fomentar el aprendizaje de tu hijo durante este verano.

  1. ¡Preparados, listos, fuera!

    Este verano, incentiva a tu niño de quinto grado a mantenerse en forma acompañándolo a correr o andar en bicicleta (por el vecindario, en una pista cercana o en algún sendero). Últimamente, puede que la atención de tu hijo esté centrada en sus amigos, pero aun así desea pasar tiempo contigo. Por lo tanto, conviértete en un modelo saludable a seguir y a la vez estarás ayudándolo en el ámbito académico. Los niños con buena condición física exhiben un mejor desempeño en pruebas cognitivas en comparación a los niños sedentarios. Pruebas de resonancia magnética demuestran que el hipocampo (una región cerebral que contribuye al razonamiento espacial y la memoria) es, en promedio, 12 por ciento más grande en niños que se ejercitan de forma regular.

  2. Sácale provecho al tiempo que pasa frente a la pantalla

    Si te resulta difícil lograr que tu hijo se aparte de los videojuegos, podría resultar útil saber que algunos juegos proporcionan al niño la oportunidad de poner en práctica habilidades importantes que le ayudan a tener éxito en el ámbito académico. Los expertos aseguran que juegos como Fortnite involucran trabajo en equipo, colaboración, pensamiento estratégico, comprensión espacial e imaginación. Si tu hijo prefiere jugar videojuegos en lugar de leer, oriéntalo hacia juegos que desarrollen habilidades de aprendizaje y libros con temáticas relacionadas a los videojuegos, tales como Ready Player One de Ernest Cline y Warcross de Marie Lu. Permite que sus videojuegos favoritos sirvan de inspiración para sus proyectos de arte, habilidades culinarias y ejercicios (¿quién se anima a una competencia de baile al estilo “floss”?). Además, cuando tu hijo no esté jugando, incentívalo a probar Scratch, un programa gratuito que enseña cómo programar tus propios juegos e historias interactivas.

  3. Inicia un negocio

    ¡Atención, jóvenes empresarios! Iniciar un pequeño negocio es una excelente forma de que el niño ponga en práctica distintas habilidades, desde contabilidad y resolución de problemas hasta comunicación y arte. Puede que tu hijo quiera preparar y vender slime, cupcakes o limonada. O iniciar un negocio de cuidado de mascotas o alimentar al gato de un vecino. O recolectar objetos reciclables para ganar dinero. Tal vez quiera realizar una serie de videos explicando algún tema que conozca y publicarlo en Youtube o Instagram. La actividad que tu hijo elija no es tan importante como el hecho de establecer un objetivo, planificar cómo alcanzarlo y seguir dicho plan hasta el final.

  4. ¿Problemas matemáticos? ¡Ya no serán un problema!

    Este año, tu estudiante de quinto grado tuvo mucha práctica con problemas matemáticos de múltiples pasos. Conserva frescas dichas habilidades al presentar un problema matemático cada día del verano. De ser necesario, ofrece un pequeño incentivo para lograr que tu hijo se anime a participar. Dale un vistazo a las siguientes hojas de trabajo para obtener problemas matemáticos que ayudarán a tu hijo a llegar al final del verano con sus habilidades matemáticas intactas.

  5. Hablar sobre lo que ha leído

    Hablar acerca de lo que ha leído es una buena forma de que tu hijo ponga en práctica la lectura, comprensión, análisis, escritura y habilidades de exposición. En Newsela, tu hijo puede seleccionar un artículo de matemáticas o eventos actuales relacionados al área de ciencias para leer cada semana, en inglés o en español, y contarle a la familia lo que ha aprendido. Hazle preguntas a tu hijo sobre lo que leyó y lo que opina sobre ello, con el propósito de fomentar discusiones más profundas.

  6. Escuchar un buen libro

    Los audiolibros representan una forma espléndida de incrementar el vocabulario y habilidades de comprensión de los niños. Algunas páginas web, incluyendo audible.com y allyoucanbooks.com, ofrecen períodos gratuitos de prueba, durante los cuales puedes descargar suficientes libros para todo el verano. Elige algo de un nivel ligeramente más avanzado al que tu hijo puede leer por sí solo. Las biografías y otro tipo de literatura de no ficción, con temáticas que resulten interesantes para tu hijo, son excelentes opciones. De ser posible, investiga cuáles serán los libros que tu hijo leerá en sexto grado y descárgalos también. Tras haber escuchado la historia durante el verano, tu hijo tendrá cierta ventaja cuando llegue el momento de leer y analizar el texto en clase.

  7. Ampliar el vocabulario

    ¡Nunca se saben demasiadas palabras! Ayuda a tu hijo a obtener ventaja con el vocabulario de 6.° grado mediante el uso de tarjetas y estableciendo el objetivo de aprender cierta cantidad de palabras cada semana del verano. Una página web gratuita de vocabulario como vocabulary.com puede lograr incluso que los exámenes de vocabulario resulten divertidos.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest