Rocío Guerrero admite que no sabía qué hacer para ayudar a su hijo a entrar en la universidad, hasta que casi fue demasiado tarde. Pensaba que todo estaba bien hasta que la llamaron de la escuela y le dijeron que a Danny lo habían suspendido en atletismo y corría peligro de no graduarse de la escuela secundaria el siguiente año. Ella tuvo que aprender rápidamente y recopiló información sobre cómo ayudar a los hijos a entrar a la universidad.

  1. Comienza en noveno grado (¡o antes!) a hacer un seguimiento de las clases de tu hijo cada semestre. No todas las clases son evaluadas del mismo modo, pero cada clase cuenta para la graduación de secundaria y la universidad. Asegúrate de que las asignaturas le lleven a un curso desafiante el siguiente año y que este también cumpla esos mismos requisitos.
  2. Preocúpate por conocer al orientador académico y dile que tu ves a tu hijo asistiendo a la universidad en el futuro. Hazle preguntas. Pídele al orientador que diseñe un plan de asignaturas de cuatro años para tu hijo para prepararlo en su camino a la universidad. Mantente en contacto con el orientador.
  3. Aprende sobre las diferentes universidades. Comienza a hablar con tu hijo sobre los requisitos de las universidades. Ve a ferias universitarias. Haz muchas preguntas.
  4. Visiten por lo menos un campus universitario, puede ser cualquiera que esté cerca. El objetivo es reducir la ansiedad que le pueda producir la universidad a tu hijo simplemente porque no está familiarizado con ella. A continuación, visiten universidades en las que tu hijo esté interesado. Busca oportunidades de patrocinio para visitarlas gratis. Utiliza los tours o recorridos virtuales.
  5. Asegúrate de que tu hijo esté preparado para tomar el SAT o ACT. Cada vez que algo tenga un costo, pregunta cómo puedes evitarlo.
  6. Consigue solicitudes de admisión universitaria con antelación, conoce lo que piden y envía la solicitud a tiempo. Recuerda, las solicitudes de admisión incluyen ensayos y referencias, y no se pueden completar en una hora, o incluso en un día. Sé precavido y ten en cuenta que completar las solicitudes de admisión puede tomar aproximadamente un mes.
  7. Solicita ayuda financiera. Investiga y solicita becas en tu comunidad y en las universidades en las que tu hijo está solicitando ingresar. Lleva al día un calendario de fechas límite y no las dejes pasar.

Lee el relato de Guerrero.
Más recursos para estudiantes universitarios de primera generación y sus padres.

Share on Pinterest
Updated: marzo 4, 2020