A quién pedírsela

2 maestros que conozcan bien a tu hijo y el orientador de la escuela secundaria

“Las recomendaciones de los maestros y del orientador desempeñan papeles distintos”, explica Swami Venkates, fundador de LifeLaunchr (enlace en inglés), una plataforma que ayuda a los estudiantes a prepararse para la universidad. “La recomendación de un maestro no gira en torno a tu desempeño académico. El maestro no puede monitorear todas tus asignaturas”.

En lugar de ello, señala Venkates, los estudiantes deberían pensar con cuáles maestros han establecido una relación, quizá al acudir a ellos en busca de consejo o para discutir sus metas.

Generalmente, los estudiantes escogen a un maestro de su penúltimo o último año de escuela secundaria, pero si los estudiantes establecieron una buena conexión con un maestro de primer año, entonces puede que ese maestro sea la mejor opción.

La carta del orientador de la escuela secundaria ofrece una imagen más estadística de los logros del estudiante. Pueden evaluar a tu hijo en comparación a otros estudiantes de la escuela y escribir sobre sus asignaturas cursadas, calificaciones y participación en las actividades escolares.

Puede que el maestro que conozca mejor a tu hijo no sea el que le otorgó la mejor calificación

“No escojas al maestro de quien obtuviste la mejor calificación, sino al que te conozca mejor”, indica Jody Weverka, quién ha estado enseñando inglés en la escuela secundaria por más de 30 años. “No es necesario obtener una A en clase. El objetivo de la recomendación del maestro es proporcionar una imagen del estudiante, no hacer una lista de sus calificaciones”.

Weverka afirma que se esfuerza en capturar la esencia de cada chico: ¿Cómo participaron en las discusiones? ¿Qué tan responsables son? ¿Cuáles son sus fortalezas? ¿Qué les importa? “Sé que la carta no logra que el chico ingrese a la universidad, pero le permite ganar notoriedad, ser tomado en cuenta. Es una oportunidad de demostrar quién es el individuo en cuestión”.

Los maestros que imparten la asignatura que tu hijo quiere estudiar en la universidad

Si tu hijo quiere exhibir la amplitud de su rango académico, podrían pedírselo a su maestro de inglés de honores y a su maestro de economía. Si tu hijo está solicitando su ingreso a una universidad de arte, entonces no dudes en elegir a un buen maestro de arte. En ocasiones, las universidades tienen requisitos específicos, así que, asegúrate de revisar las instrucciones de cada una. Por ejemplo, el MIT requiere una recomendación de un maestro de humanidades al igual que de un maestro de matemáticas o ciencias.

Cuándo pedirla

Tu hijo debería realizar la petición inicial al final de su penúltimo año de escuela secundaria.

Los maestros varían en términos de cuándo escriben las recomendaciones. Sin embargo, debido a que los estudiantes cada vez solicitan ingresar a más universidades (y con más frecuencia toman la decisión de solicitar el ingreso de forma anticipada) el proceso de las cartas de recomendación se ha vuelto arduo para los maestros. Pedírselas durante la primavera del penúltimo año de escuela secundaria, les brinda la oportunidad de planificar su tiempo y evita que un maestro se niegue debido a que muchos estudiantes ya se lo han pedido.

Proporciónale al maestro todo lo que necesita con un mes de anticipación

Parte de solicitar cortésmente las cartas de recomendación consiste en proporcionarle al maestro los materiales que necesita para escribirlas (ver la parte inferior) al menos un mes antes del plazo de entrega de las cartas. Entregarlos después no sería justo para maestros con empleos de tiempo completo que probablemente trabajan durante la noche y los fines de semana para escribir dichas cartas.

Cómo pedirla

Pídelo en persona y de forma respetuosa

“Nos encanta hacerlo, y nos emociona ver avanzar a los chicos, pero es importante que estos reconozcan que es mucho lo que se le pide a un maestro”, señala Weverka. Por ello, la forma en que los estudiantes lo piden hace la diferencia. “Por favor, pídanlo en persona”, aconseja, “y mírenlos a los ojos”.

Weverka señala que esto no siempre ocurre. Recuerda a un estudiante que se limitó a insertar documentos en su buzón; otro que comentó de forma casual: “Necesito una carta”. Y quizás el peor: padres que le han enviado notas sin participación alguna de los chicos.

¿Qué ocurre si el maestro se niega?

Es poco probable, afirma Weverka. “Lo más probable es que aceptemos”. En ocasiones, un maestro puede sugerir que uno de sus colegas podría tener una mejor perspectiva del estudiante o puede que el maestro no tenga tiempo debido a las otras recomendaciones que ya se ha comprometido a escribir. Weverka recuerda la vez que se vio obligada a advertirle a un chico que había sido atrapado varias veces haciendo trampa que su recomendación sería honesta. “Le dije que me encantaría escribir la carta, pero que diría algo como: ‘este estudiante ha mostrado problemas para asumir su responsabilidad y aprender de sus errores'”. El estudiante terminó pidiéndole la recomendación a otro maestro.

Qué proporcionarle a los maestros

Una lista de universidades, fechas límite e instrucciones claras sobre la entrega de las cartas.

Idealmente, tu adolescente seguirá el formato de la Common Application para todas las universidades a las que solicitará ingresar, lo cual agiliza el proceso también para los maestros. Sin embargo, si existe algo en la solicitud de ingreso de tu hijo que se salga de lo común, asegúrate de indicárselo a los maestros. Proporciónales una lista de las universidades a las que tu hijo está solicitando ingresar, enlaces a todas las solicitudes relevantes y todos los plazos de entrega.

Proporciónale al maestro la información que le ayudará a escribir la mejor carta posible.

Venkates indica que resulta importante proporcionarles a los maestros todo lo que necesitarán para escribir y presentar las cartas de recomendación sin necesidad de solicitar más información al estudiante. Los estudiantes podrían compartir un portafolio de arte, algunos de sus mejores textos, información sobre las dificultades en su vida personal, compromisos con el servicio comunitario y otros logros. Algunos estudiantes crean un currículum. Venkates recomienda que los adolescentes creen un perfil en línea mediante una herramienta como LifeLaunchr o LinkedIn para proporcionarles a los maestros un resumen de fácil acceso sobre sus pasiones y metas profesionales.

“Te conviene encontrar la manera de hacerle saber a esa persona quién eres en realidad”, señala Venkates. “Les ayuda a escribir una mejor carta”.

¡Agradece!

Por último, recuérdale a tu hijo que les agradezca a sus maestros. Una nota escrita a mano agradeciéndole por haberse tomado el tiempo para ayudar a tu hijo a avanzar será muy apreciada por el maestro, y le recordará a tu hijo que existe una red de apoyo que le ayudará a alcanzar el éxito.

Traducido por: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: marzo 5, 2020