In English?

A los estudiantes de quinto grado se les pide hacer investigaciones desde múltiples fuentes, analizar temas, y leer obras de ficción y no ficción. Puede ser un viaje desafiante — y puede que las habilidades de tu hijo te sorprendan.

Habilidades clave de la lectura en 5.° grado

Decodificación y fluidez

Ahora, en quinto grado, las habilidades de decodificación y fluidez de tu hijo crecen de manera drástica. Decodificar es la capacidad de utilizar patrones para averiguar palabras y descifrar sus sonidos por separado. Fluidez es la capacidad de leer deprisa y con exactitud. Este año tu niño de quinto grado dependerá de las habilidades de decodificación y fluidez avanzadas para hacer frente a textos más difíciles, desde novelas del nivel de su grado y libros de no ficción, hasta artículos de revista e investigación en línea.

Tu hijo recurrirá con frecuencia a su capacidad para descifrar palabras para leer con exactitud. Una buena manera de pensar en fonética, es ser capaz de ver los “trozos” de las palabras para comprender el significado de las mismas. Por ejemplo, tu hijo usará una palabra raíz para descifrar una palabra más larga (p.e. struc es la palabra raíz para construcción, destrucción). Tu estudiante de quinto grado también aprenderá prefijos (p.e. ex- en excavar, extraer, exhalar) y sufijos más avanzados (p.e. -ible en audible, plausible, legible) y debe también ser capaz de descifrar docenas de palabras multisilábicas, como peatón y exasperar.

Tu hijo debe comprender lo que lee, y ser capaz de leerlo en voz alta con exactitud, fluidamente, y con entonación. Consejo: Participa y mejora la fluidez de tu hijo leyendo las líneas de un libro como si fuesen los personajes… tu hijo puede ser el heróico Harry Potter, y tú puedes ser el vil Snape.

Explorar la ficción y la no ficción

Después de esforzarse con libros más complicados el año pasado, muchos estudiantes de quinto grado leen sin problema los textos de este año. Los niños continúan dividiendo el tiempo de lectura entre literatura (incluyendo novelas cortas, obras de teatro y poesía) y obras de no ficción (incluyendo de historia, estudios sociales y ciencias). Bajo los Estándares Comunes, los textos que se abarcan en cuarto y quinto grado son los mismos; la diferencia es que los estudiantes de quinto grado deben afrontar los textos más complicados con confianza — y sin mucha ayuda.

Los estudiantes de quinto grado continúan aprendiendo sobre la estructura y prestan atención a cómo está organizado lo que están leyendo. Por ejemplo, este año no solo se trata de que los libros tienen capítulos y las obras tienen escenas, se trata de que tu hijo comprenda cómo cada capítulo encaja con otro en la estructura general de una novela para ayudar a que la historia se desarrolle y fluya.

¿Está tu niño “ahorrando” conocimientos?

Tiene que ver con tu hijo ganando y ahorrando conocimiento. Por cada poema, párrafo o libro leído, se espera que los estudiantes de quinto grado entiendan el punto principal, el mensaje, y algunos hechos clave, que lo relacionen a lo que ya saben y “ahorren” el conocimiento para usarlo en el futuro.

Y, ¿cómo es un banco de conocimiento? Es lo que resulta cuando tu estudiante de quinto grado se imagina cómo Mary Lennox, protagonista de The Secret Garden, se describiría a sí misma, en comparación a cómo el narrador la describe — y cómo podría cambiar la historia si Mary misma la contase. Cuando se aborda una novela gráfica como Super Amoeba: Squish #1, tu estudiante de quinto grado debería poder hablar sobre cómo los elementos visuales y las palabras contribuyen al tono y al significado de la historia. Y, después de leer Alice’s Adventures in Wonderland y Tuck Everlasting, tu hijo deberá poder comparar y contrastar los elementos de estas dos fantasías.

Un gran objetivo para los estudiantes de quinto grado es aprender a analizar múltiples puntos de vista. Esto puede significar leer un libro, un pasaje histórico, una biografía, ver una película, estudiando una línea de tiempo interactiva, o hacer una investigación en Internet sobre la Guerra Civil Americana. El propósito es hacer que tu hijo pueda internalizar y digerir la información de manera adecuada. La capacidad de tu hijo para aprender sobre un tema desde diferentes fuentes — y comprender cómo varía la información según la fuente — es clave para que tu hijo “ahorre” hechos con destreza y de manera inteligente.

¡Muéstrame la evidencia!

Buscar evidencia significa que tu hijo encuentra respuestas a preguntas en el texto y en las imágenes y las hace referencia explícita. Los estudiantes de quinto grado usan la evidencia para comparar y contrastar personajes, para resumir lo que han leído y para determinar el tema de una historia. Este año, también usan la evidencia para citar de manera apropiada. Puede significar que tu hijo encuentre lo primero que Mary dice cuando descubre que su Ayah ha muerto.

El maestro de tu hijo resaltará la evidencia de diferentes formas este año, pero las principales destrezas que tu hijo debe tener incluyen:

  • Resumir los puntos principales de un texto y explicar cómo están respaldados por detalles específicos.
  • Señalar cómo un autor está utilizando la evidencia para explicar y respaldar el tema en general y los puntos de ese tema.
  • Describir detalladamente personajes, contexto y eventos de una historia.
  • Explicar las relaciones o interacciones entre dos o más individuos, eventos o ideas basándose en información específica de uno o más textos.

En quinto grado, buscar evidencias se complica porque se espera que tu hijo investigue en varias fuentes y no todas las respuestas son explícitas. Tu estudiante de quinto grado deberá prestar atención y buscar evidencias, cual detective intentando resolver un caso.

El gran, gran mundo de las palabras

El mejor forma de ampliar el vocabulario de un niño de quinto grado es simple: leer más. Hacer que tu hijo lea por su cuenta una variedad de textos de ficción y no ficción. Y, lo crea o no, incluso a los niños de 10 o 11 años, se benefician (y disfrutan) cuando los adultos les leen en voz alta.

Tu niño de quinto grado deberá adquirir una comprensión del lenguaje y sus convenciones básicas. También deberá descifrar de manera intuitiva más palabras complicadas desconocidas, apoyándose en habilidades como tomar el contexto de la palabra como pista y reconocer afijos y palabras raíz comunes para descifrar el significado de una palabra (p.e. fotógrafo, fotosíntesis). Además, deberá usar el diccionario regular y de sinónimos de manera habitual y referirse a glosarios para buscar palabras y frases.

Finalmente, los estudiantes de quinto grado aprenden a usar el lenguaje figurado como símiles (p.e. ocupado como una hormiga), metáforas (p.e. somos lo que comemos), aliteración (p.e. mi mamá me mima), y la favorita de un estudiante de quinto grado, la hipérbole (o también exageración). Los niños deben reconocer expresiones idiomáticas comunes (p.e. seguir la corriente) y refranes (p.e. al que madruga, Dios le ayuda). También pueden apoyarse en las relaciones entre los vocablos — usando sinónimos, antónimos, homógrafos — para entender mejor una nueva palabra.

Recursos relacionados a la lectura en 5.° grado

Palabras de vocabulario de 5.° grado
¿Está tu niño de 5.° grado aprendiendo algo de lo que lee?
¿Puede tu hjio de 5.° grado demostrar que comprende lo que lee?

Share on Pinterest