In English?

Pregunta de un padre: ¿Cómo puedo ayudar a mi hija con el estrés por los exámenes?

Mi hija es inteligente, extrovertida y graciosa, pero en ocasiones puede ser un poco seria. Aun cuando le va bien en la escuela, está por encima del nivel de grado en lectura, artes lingüísticas y matemáticas, se pone nerviosa y ansiosa cuando se trata de hacer exámenes.

Aunque se desempeña bien con el trabajo en clase y la tarea, entra en pánico con los exámenes y comete errores absurdos . No lee las instrucciones correctamente, hace el examen con prisa para no ser la última en entregarlo o no puede concentrarse porque está demasiado nerviosa y se equivoca dando respuestas a preguntas que ella ya conoce. ¿Cómo podemos ayudarle?

Respuesta del experto:

Los niños que sufren de ansiedad al pensar en los exámenes suelen sentir que van a reprobar. La ansiedad ante los exámenes aparece por muchos motivos como no haberse preparado, temor a decepcionar a los padres o maestros o por tener poca seguridad en sí mismo.

Habla con el maestro de tu hija. Pregúntale cuáles habilidades para tomar exámenes se enseñan en el aula de clases. Una vez que sepas qué aprende tu hija en la escuela, puedes realizar las mismas estrategias con ella en casa.

Ayuda a tu hija a sentirse preparada para los exámenes. Con al menos una semana de antelación a un examen, ayuda a tu hija a estudiar un poco todos los días, utilizando métodos diferentes. Estos pueden incluir hacer tarjetas educativas, escribir y reescribir palabras clave, hacer un examen “simulado”, incluso hacer que ella te enseñe el material. Las investigaciones han demostrado que la autoenseñanza, detenerse para responder preguntas como verificación del propio aprendizaje, puede ser uno de los métodos más efectivos para que los niños aprendan conceptos nuevos.

Enséñale a tu hija las siguientes reglas para contestar los exámenes:

  • Acuérdate de leer las instrucciones dos veces.
  • Inhala y exhala 5 veces para relajarte.
  • Cuando leas las preguntas, hazlo con atención y responde las más sencillas primero.
  • Debes verificar tus respuestas dos veces antes de entregar el examen.

Asegúrate de que tu hija esté descansada y coma un desayuno saludable el día del examen. Asegúrate de que sus lápices tengan punta y de que tenga todos los materiales que necesita.

Luego del examen, elogia a tu hija por su esfuerzo y ayúdala a celebrar con una actividad especial como ir de paseo o jugar un juego juntos. No pongas demasiado énfasis en su calificación. Por el contrario, cuando regrese a casa con el examen, toma una postura despreocupada y revisen los errores para discutir cómo puede mejorar la próxima vez.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest