1. ¡Tu gran imitador!

    ¿Tu niño de primer grado te hace reír cuando imita a alguien? Esto puede ayudarle a convertirse en un mejor lector. La próxima vez que le leas a tu hijo en español, lee en voz alta un breve pasaje con suavidad y expresión. Luego, invita a tu hijo a que te imite lo más que pueda. Al jugar a este divertido juego mientras lees, estás modelando cómo leer las frases apropiadamente y reforzando la confianza de tu hijo. Pídele a tu hijo que intente leer libros en inglés también.

  2. La verdad sobre las discusiones en clase

    Cuando se trata de entender realmente un tema, escuchar y leer son un buen comienzo. Pero la comprensión de un niño se profundiza a través de hablar. Al hacer y responder preguntas sobre lo que han aprendido, los niños van más allá del aprendizaje pasivo. Este video muestra lo que se espera de los alumnos de primer grado (para finales de año) en las discusiones en clase.

  3. La importancia de la fluidez

    Si tu hijo puede pronunciar palabras cortas y reconocer “palabras visuales” comunes en inglés, está listo para comenzar a enfocarse en la fluidez, lo que significa leer sin problemas, con entonación y a una velocidad de conversación. Leer con fluidez le permite a los niños cambiar su enfoque para comprender lo que leen. Aprende a reconocer los signos de un estudiante de primer grado que tiene fluidez.

  4. ¿Qué pasó al día siguiente?

    Recordar eventos en orden es una habilidad básica de comprensión de lectura que tu estudiante de primer grado necesita dominar. También ayuda a fortalecer sus habilidades de resolución de problemas y de organización porque necesita considerar un evento en relación con otro. Ayúdalo alentándolo a usar palabras y frases como: primero, por la mañana y al día siguiente al hablar de su vida. Usa esta hoja de trabajo (en inglés) para que tu niño de primer grado practique poniendo en orden los eventos.

  5. Esos pequeños molestos signos

    ¿Omite tu hijo comas, comillas y otros signos de puntuación mientras lee? Una vez que aprenden el propósito de estos signos, los estudiantes de primer grado pueden entender mejor lo que leen. Después de todo, hay una gran diferencia entre “¡no tengo tarea!” y “no, tengo tarea”. Dele a tu niño de primer grado algo de práctica adicional (en inglés) sobre la puntuación con esta hoja de trabajo.

  6. ¿Por qué deberías pasar por alto los errores de ortografía?

    Cuando escriben, ahora los niños pequeños pueden deletrear (o no) las palabras a medida que las escuchan. Esta flexibilidad les ayuda a construir su aprecio por la escritura. Los niños pueden centrarse en compartir ideas en lugar de una ortografía perfecta. ¡Pero no te preocupes! Aprenderán patrones de ortografía estándar en segundo y tercer grado.

  7. ¡Libera los músculos de lectura de tu niño de primer grado a través de la memorización!

    ¿Cómo se supone que tu hijo debe pronunciar una palabra en inglés como the (el, la)? Buenas noticias, tu hijo no debe pronunciarla! Es una de cientos de palabras visuales (el conjunto de aproximadamente 100 palabras que reaparecen en casi cualquier página de un texto y que los expertos dicen que los niños deben aprender a reconocer y memorizar. Estas son palabras como: after (después), any (cualquier), think (pensar) etc. Estas palabras no siguen las reglas básicas o aparecen con tanta frecuencia que es mejor memorizarlas. Cuando un joven lector reconoce estas palabras cuando las ve, puede poner sus músculos de lectura a trabajar en palabras fonéticas que tienen sonidos. Aquí hay una lista de palabras visuales del primer grado que puedes practicar con tu hijo.

  8. ¡Muéstrame la evidencia!

    ¡Incluso los estudiantes de primer grado necesitan respaldar sus afirmaciones! Al seleccionar palabras e ilustraciones específicas para explicar sus pensamientos sobre una historia, los jóvenes lectores aprenden a concentrarse en la información relevante para explicar sus ideas. ¡Piensa en ello como una preparación temprana para la universidad! ¿Cómo debe ser la “evidencia” en primer grado? Mira un video de este niño para descubrirlo.

  9. Cuanto más sabe, más entiende

    ¿Estás notando algunas palabras desafiantes en los libros de ciencias de tu estudiante de primer grado? En promedio, los estudiantes aprenden de seis a ocho palabras nuevas por día. ¡Y cada palabra hace una diferencia! Tener un vocabulario amplio aumenta la comprensión de lectura. Pero para que se mantenga, los estudiantes necesitan una explicación del significado de la palabra y múltiples oportunidades para usarla. Ayuda a tu estudiante de primer grado enseñándole cada semana algunas palabras de esta lista del vocabulario académico de primer grado.

  10. Ayuda a tu estudiante de primer grado a detectar sus propios errores de escritura

    ¿Alguna vez has notado palabras que faltan o se repiten en la escritura de tu estudiante de primer grado? No le señales estos errores, solo pídele a tu hijo que te lea su trabajo en voz alta o lo lea para él mismo. Lo más probable es que tu hijo se dé cuenta de su propio error cuando lo escuche en voz alta y desarrolle el buen hábito de releer su propio trabajo.

Share on Pinterest