Usa estos consejos para ayudar a tu hijo con las habilidades de lectura de cuarto grado en casa.

  1. ¿Se expresa tu hijo en la clase?

    Muchos niños a esta edad se preocupan tanto por lo que sus compañeros de clase piensan de ellos que no hacen preguntas en clase cuando no entienden, y no responden cuando saben las respuestas. Anima a tu hijo a hablar contigo sobre las cosas que no entiende. Y habla con el maestro de tu hijo acerca de cómo puedes ayudar a que tu hijo se sienta más cómodo participando en la clase. Lee nuestro artículo sobre cómo ayudarle a tu hijo a aprender a expresarse en clase.

  2. ¡Concéntrate en lo positivo!

    ¿Te da tu hijo una mirada en blanco cuando usas un cierto tono o lo reprendes? Un estudio muestra que cuando los estudiantes de cuarto grado reciben comentarios negativos, las áreas del control cognitivo de sus cerebros apenas responden. Ellos no saben qué hacer con la crítica, incluso si es constructiva. Con comentarios positivos, sus cerebros se iluminan y están preparados para aprender y actuar. Para tener una mejor comunicación con tu estudiante de cuarto grado, concéntrate en lo positivo y usa un tono neutral o amigable.

  3. ¿Qué significa “scaffolding”?

    Cuando los maestros hablan de las habilidades de lectura de un niño, a veces hablan de una variedad de técnicas de aprendizaje que en inglés se llama “scaffolding”. Al igual que las estructuras de metal y madera que los pintores usan para acceder a los pisos superiores de una casa, los maestros crean pequeños apoyos para ayudar a los niños a aprender el material difícil de lectura. Por ejemplo, podrían hablar sobre los personajes de una historia difícil antes de permitir que los niños la lean por su cuenta. O podrían hacer que los niños respondan preguntas mientras leen para mejorar su comprensión. ¿Quieres probarlo en casa? Elige un libro desafiante para tu estudiante de cuarto grado, léanlo juntos y ayuda a tu hijo a abordarlo paso a paso.

  4. ¿Qué significa “aprender del contexto”?

    Cuando el maestro de tu hijo habla sobre aprender del contexto, significa usar las palabras y las imágenes que tu hijo entiende para comprender las palabras que aún no sabe. ¿Quieres ver un ejemplo de esto con niños reales? Mira a estos estudiantes de cuarto grado entender palabras nuevas mientras leen.

  5. “¡Eso no es justo!”

    Tu estudiante de cuarto grado puede estar muy preocupado por la justicia en este momento. Es posible que escuches con mucha frecuencia “¡eso no es justo!”, a medida que tu hijo se da cuenta de las desigualdades e injusticias por primera vez. Los niños a esta edad comienzan a reconocer la diferencia entre lo que es justo e igual. Aprovecha la pasión de tu hijo y ayúdalo a encontrar una manera de poner su indignación en acción. Aquí hay algunas ideas sobre cómo involucrar a tu hijo para hacer del mundo un lugar mejor.

  6. Nunca será demasiado grande para que le leas

    Aunque tu hijo puede leer solo, incluso a los niños mayores les encanta que les lean. Elige lecturas ligeramente por encima del nivel de lectura de tu hijo para que escuche nuevas palabras e ideas. No escojas la ficción moderna y explora clásicos históricos, periódicos y revistas para mejorar el conocimiento global de tu hijo.

  7. Contar historias es importante

    Muchos niños cuentan historias todo el tiempo; los adultos a veces les llaman mentiras. Pero contar historias es una de las habilidades que necesita tu hijo de cuarto grado, así que no descuides la imaginación activa de tu hijo. Este año, tu hijo trabajará en tres tipos diferentes de escritura: escritura de opinión, escritura informativa y escritura narrativa (también conocida como narración de cuentos). Fortalece la creatividad de tu hijo esta noche animándolo a contar una historia fantástica sobre su día (a la hora de la cena).

  8. ¿Cuál es la cura para el bloqueo de tu escritor? ¡Hablar!

    Muchos niños tienen dificultades con la escritura y a muchos padres se les dificulta ayudar a sus hijos a escribir. ¿El problema? No puedes hacerlo por ellos y esperar que mejoren. Tú puedes ayudar, pero simplemente hablando. Haz que tu hijo converse sobre su tema. Pregúntale: “¿Qué sabes? ¿Qué necesitas aprender?”. Discutan los pequeños detalles así como las ideas generales. Ayúdalo a identificar puntos específicos, por ejemplo dile: “Asegúrate de incluir ese punto; eso es interesante”. Luego, pídele a tu hijo que tome notas sobre estas ideas y organice esas notas. Mira a estos estudiantes de cuarto grado pasar por el proceso de escritura.

  9. Haz que el primer ensayo de tu hijo sea increíble

    ¿Es tu hijo bueno con Legos? ¡Genial! ¡Entonces disfrutará escribiendo este año! Este año se trata de construir y enfocarse. Se espera que los estudiantes mantengan su idea principal y que cada párrafo esté basado en el párrafo anterior. Si lo hacen, crearán el ensayo organizado que buscan los maestros. ¿Cómo puedes ayudarlo? Haz que aborde el proyecto como un castillo de Lego: un bloque a la vez.

  10. El ejercicio y la música estimulan el aprendizaje

    ¿Quieres ayudar a tu hijo a sobresalir académicamente? Los niños que hacen ejercicio y los que se involucran en la música obtienen mejores resultados en los exámenes, según diferentes estudios. El ejercicio desarrolla el cerebro y la música ayuda a que el cerebro funcione mejor. Así que haz que tu hijo haga al menos 30 minutos de actividad vigorosa diariamente y participe en algún tipo de creación musical. ¡Esto le ayudará en su lectura!

Share on Pinterest