In English?

  1. Escoge el área dependiendo de cómo trabaja tu hijo

    ¿Trabaja mejor cuando está rodeado de personas o necesita recordatorios y alientos constantes? Dale un espacio en el comedor, la cocina o la sala de estar. Para los chicos que prefieren estudiar o leer acostados, el sofá puede ser un espacio de tarea. Si tu hijo se distrae fácilmente con el desorden, movimiento y ruido, debería trabajar en un lugar tranquilo y retirado.

  2. Considera una opción móvil

    Si no tienes espacio para un área permanente donde hacer la tarea, crea un área de trabajo móvil con lo que tu hijo necesitará y designa dónde se colocará todos los días, ya sea en la mesa de la cocina o en la mesa de café de la sala de estar. Coloca todo lo que necesitará para hacer la tarea (agendas, marcadores, notas adhesivas, calendarios) en un contenedor o caja que se pueda transportar con facilidad y que pueda guardarse bajo una cama o en un clóset cuando haya terminado la tarea y se tenga que limpiar la mesa para la cena.

  3. Haz que tu hijo esté cómodo

    Ahora que has escogido el lugar o el método, piensa en la edad y tamaño de tu hijo. Sentarse sobre una silla gigante en un escritorio demasiado alto para alzar la mirada hacia la computadora es una receta para dolores de espalda, hombro y cuello. La superficie de trabajo completa debería estar a la altura de la cintura de tu hijo. Cuando tu hijo se siente, idealmente sobre una silla con soportes para la espalda y los brazos, sus codos deberían descansar sobre la mesa sin tener que encorvarse, doblados en un ángulo de alrededor de 90 grados o más. Si no está a la altura suficiente, añade una almohada o toalla doblada para elevar el asiento. Sus pies deberían estar completamente apoyados sobre el suelo y no al aire. De ser así, coloca un soporte para los pies o una caja debajo. Finalmente, asegúrate de que el área de trabajo esté bien iluminada.

  4. Reduce las distracciones

    ¿La TV está encendida? ¿Un hermano mayor está escuchando música o los más chicos están peleando? ¿El perro está ladrando? Muchos niños requieren de un lugar pacífico y tranquilo para concentrarse. Si notas que tu hijo se distrae con facilidad o que constantemente les pide a los demás miembros de la familia que guarden silencio, piensa en mover su espacio de tarea o, en todo caso, las distracciones. Apaga la TV. Apaga o ignora los teléfonos. Algunos chicos trabajan mejor con música. Pero intenta escoger algo que no tenga letras puesto que pueden distraerle.

  5. Mantente cerca

    Intenta estar disponible para preguntas o consultas. Si no estás en casa, ¿tu hijo te puede llamar o enviar mensajes para que le ayudes? Si no, considera utilizar un diario o cuaderno donde tu hijo puede anotar sus preguntas para que puedas atenderlas cuando llegues a casa o antes de clases la mañana siguiente. Esto le hace saber a tu hijo que valoras y que te importa su trabajo académico.

  6. Mantén una reserva de suministros

    “¡Dios! ¡No puedo encontrar el diccionario!”. “¿Quién tomó la barra de pegamento?”. Para evitar estos momentos de estrés, mantén suministros escolares en casa. (Esto es lo que necesitarás para chicos en escuela primaria, intermedia y secundaria (enlaces en inglés)).

    Guarda todo en un área central. Las cajas de zapatos son útiles para guardar lápices, bolígrafos, reglas y tijeras. Piensa en etiquetar los artículos caros como engrapadoras, tijeras y reglas con una nota que diga “Regresarla a la caja de tareas”. De esta forma, todo podrá encontrarse con facilidad y nada se perderá cuando tu hijo más lo necesite.

  7. Coloca un calendario

    Si hay espacio, haz que tu hijo se acostumbre a anotar las tareas en un calendario. Si no quieres colgar uno en la pared, un calendario grande de escritorio funcionará. Esto es especialmente útil para los chicos más jóvenes que todavía están aprendiendo a darle seguimiento a su tarea.

  8. La organización es fundamental

    Alienta a tu hijo a guardar las cosas luego de terminar su tarea y a dejar el área limpia. Así es menos probable que las cosas se pierdan. También facilitará el comienzo de la tarea en la siguiente ocasión.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest